La portada de mañana
Acceder
Los barones se enfrentan por la pandemia y evidencian la descoordinación del PP
Teresa Ribera: "La sociedad demanda la reducción de vehículos"
Opinión – El problema de la prescripción universal, por Elisa Beni

Cantabria confina Laredo, Colindres, Polanco y Santa María de Cayón por la alta incidencia de la COVID

Puebla Vieja de Laredo.

La alta incidencia de la COVID en Laredo, Colindres, Polanco y Santa María de Cayón ha llevado al Gobierno de Cantabria a decretar el confinamiento estricto de estos cuatro municipios, que presentan unas cifras muy preocupantes tras un crecimiento exponencial de los contagios por coronavirus a lo largo de las últimas semanas. Así, en las próximas horas se publicará un decreto firmado por el presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla (PRC), que impondrá el cierre perimetral de estas localidades entre las 00.00 horas del jueves y durante 14 días, en los que estará prohibido entrar o salir del límite del término municipal salvo por razones justificadas en un periodo en el que todas las actividades no esenciales permanecerán cerradas.

Según ha adelantado la Cadena SER y ha confirmado posteriormente el propio Revilla en una intervención ante los periodistas, los técnicos de la Dirección General de Salud Pública han establecido el cierre perimetral para estos cuatro municipios por presentar una incidencia acumulada a 14 días por encima de los 500 casos por cada 100.000 habitantes y una tasa de positividad de las pruebas que se realizan superior al 10%, además de otros indicadores como la incidencia entre la población de mayor edad, que justifican esta decisión cuyos detalles se van a concretar en el decreto que publicará el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) una vez sea oficial.

Tras su entrada en vigor, en los municipios de Laredo, Colindres, Polanco y Santa María de Cayón se producirá el cierre de la hostelería, el comercio y de toda la actividad no esencial a lo largo de dos semanas, aunque los centros educativos permanecerán abiertos con normalidad pese a que la Consejería de Sanidad había valorado la semana pasada tomar medidas en relación a la formación presencial en el caso de que la incidencia siguiera desbocada y se cumplieran una serie de parámetros para actuar.

Los últimos datos aportados por la Consejería de Sanidad indican que en la jornada del lunes se produjo otro fallecimiento en Cantabria a causa de la COVID, 171 nuevos contagios, y la tasa de ocupación de la UCI subió hasta el 33%, a siete puntos del límite establecido por Salud Pública, junto con una tasa de incidencia acumulada de 500 contagios por cada 100.000 habitantes, para determinar el confinamiento de los municipios de más de 5.000 habitantes. No obstante, pese a que la ocupación de la UCI sube, la incidencia comunitaria ha retrocedido hasta 388 casos por 100.000 habitantes, muy por debajo de la media nacional, que duplica esta cifra.

Sin embargo, en los municipios afectados por este nuevo confinamiento el dato es mucho peor. Laredo presenta en este momento una incidencia acumulada de 1.015 casos por cada 100.000 habitantes, Colindres tiene 907 casos, Polanco 678 y Santa María de Cayón suma una incidencia acumulada durante las dos últimas semanas de 589 casos por cada 100.000 habitantes, según las estadísticas recogidas en el portal del Gobierno de Cantabria.

Está previsto que el consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez (PSOE), junto al director general de Salud Pública Reinhard Wallman, y a los cuatro alcaldes de los municipios afectados, intervengan este miércoles en una rueda de prensa en la sede del Gobierno en la que explicarán las medidas adoptadas y profundizarán en la situación epidemiológica de la comunidad autonómica en plena tercera ola de la pandemia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats