Castilla-La Mancha quiere poner en marcha los pozos de recarga de Tablas de Daimiel este mes para luchar contra la sequía

La sobreexplotación del agua subterránea condiciona el equilibrio de Las Tablas de Daimiel.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha anunciado que comenzarán a usar los pozos de recarga del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel "antes de fin de mes". "Si no llueve, el Parque de Daimiel tiene dos alternativas: un trasvase y la utilización de los pozos de recarga. Hay que ser contundentes", afirmó el consejero de Agricultura, Desarrollo Rural y Agua, Francisco Martínez Arroyo.

El responsable regional ha señalado que el período de sequía es el "más grave desde 1995" y que no sólo es una situación que afecta a Castilla-La Mancha, sino a todo el país. "Las perspectivas no son halagüeñas", lamentó Martínez Arroyo. Por eso, abogó por poner en marcha estas infraestructuras, creadas en los últimos incendios de las turberas en el Parque, en 2009.

"Hemos sido prudentes para no perjudicar la zona", aclaró el consejero. Con el uso de estos pozos, recalcó, se podrá conseguir un encharcamiento de hasta 800 hectáreas del Parque. "Es razonable", apeló. Además, ha descartado un trasvase desde la cabecera del Tajo hacia el Parque Nacional.

Desde la Confederación Hidrográfica del Guadiana ya planteaban el uso de estos pozos, tal como señalan medios como Lanza. Se trata de más de una veintena de pozos, que permitirían disponer al parque de hasta 12 hectómetros cúbicos de agua. "Esta batería la ejecutó la Administración General del Estado y nunca se han utilizado. En cuanto se nos solicite autorizaríamos su uso”, aseguraba al medio provincial, el presidente de la CHG, Samuel Moraleda.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats