Castilla-La Mancha necesitaría 540 profesionales de Enfermería más en el caso más pesimista de la segunda ola de la pandemia

Enfermeras atienden a un paciente. EFE/ Marcial Guillén/Archivo

Castilla-La Mancha no ha entrado a valorar el informe del Consejo General de la Enfermería en España que apunta a que la comunidad autónoma necesitaría 540 enfermeros o enfermeras más en las unidades de cuidados intensivos (UCI) para poder dar respuesta a una posible ocupación del cien por cien de las camas disponibles y cumplir la ratio recomendada de dos enfermeros por paciente COVID-19.

El director general de Salud Pública, Juan Camacho, no ha valorado la advertencia que apunta a la situación en el peor escenario de evolución de la pandemia, en caso de llegar a producirse, pero ha asegurado que "hay unas ratios que son movibles y distintas dependiendo del estudio" que pueda ponerse sobre la mesa.

Camacho asegura que "esta Consejería, y especialmente el SESCAM, ha hecho un esfuerzo descomunal y hablamos de más de 4.000 personas contratadas por encima de la plantilla habitual".

Además, sostiene que la incorporación de más personal "está sujeta a la demanda de cada momento y también de las posibilidades de contratación. En su momento no fue sencillo por la necesidad nacional que había" y ahora, añade, la diferencia "es importante" porque se ha pasado del pico en la ocupación de UCI que se produjo el 4 de abril en la región, con "entre 370 y 380 pacientes" a los "poco más de cien ahora".

Camas UCI: ¿son suficientes?

El estudio del Consejo General de la Enfermería apunta que la mayor escasez de camas de UCI se da en La Rioja, con 6,34 camas por cada 100.000 habitantes; Ceuta y Melilla, con 7,58 y, tras un salto cuantitativo, en otras comunidades autónomas como como Cantabria (10), País Vasco (10,05) o Castilla-La Mancha (10,07), aunque esta cifra no tiene en cuenta el incremento que se ha producido debido a la pandemia.

La región castellanomanchega tiene ocupadas, según la misma fuente, más del 34% de las camas de las Unidades de Cuidados Intensivos. Aunque en realidad ese dato corresponde al pasado 16 de noviembre, cuando el número de pacientes en UCI era de 130 y a fecha 18 de noviembre los ingresados eran 97, con necesidad de respirador.

En el caso de la provincia Toledo, la situación es peor, ya que la ocupación de camas por pacientes con COVID-19 supera el 52%, según los últimos datos disponibles y que ha ofrecido la Consejería de Sanidad. La cifra puede haberse visto reducida ligeramente por la mejora en la evolución de la presión hospitalaria de los últimos dos días.

375 camas UCI en Castilla-La Mancha: 171 más que antes de la pandemia

Según el informe del Ministerio de Sanidad de 2018 sobre centros sanitarios de Atención Especializa, hospitales y centros sin internamiento el número de camas UCI en la región asciende a 204, aunque la pandemia ha elevado esa cifra a las 375, es decir, se han aumentado en 171 (+83,8%).

En la región hay 10,07 camas de UCI por cada 100.000 habitantes (por debajo de la media nacional que es del 12,4% en un ranking que encabeza Madrid con casi 15 camas por cada 100.000 habitantes) y el 93,63% de ellas se encuentran en hospitales públicos.

Eso es algo que no detalla el último Catálogo de Hospitales y Alta Tecnología de Castilla-La Mancha publicado en 2019 por la Consejería de Sanidad, que recoge el número total de camas entre hospitales públicos y privados sin distinguir por servicios asistenciales.

En la misma estadística del colectivo de Enfermería, queda reflejado que en Castilla-La Mancha, y con datos del Ministerio de Sanidad entre el 10 de mayo y el 16 de noviembre de 2020, que el número acumulado de ingresos en UCI fue de 751 sobre un número total de casos COVID de 77.866 (hoy ya superan los 83.000 según los últimos datos). Además, según los datos del informe el porcentaje de pacientes ingresados en UCI respecto del total de casos no llega al 1% (0,96%).

El estudio del Consejo General de la Enfermería incluye el número de profesionales colegiados y colegiadas en activo, así como las ratios cada 100.000 habitantes.

En Castilla-La Mancha hay un total de 11.992 enfermeros y enfermeras con una ratio de algo más de cinco profesionales por cada 1.000 habitantes (la media nacional es de algo más de seis).

Por provincias, en Albacete hay 2.835 profesionales, eso supone 7,27 por cada 1.000 habitantes y es la provincia en mejor situación. Le sigue Ciudad Real con 3.535 profesionales y una ratio de 7,15 enfermeros por cada 1.000 habitantes.

En Toledo, el número de colegiados no jubilados es de 3.278 pero la ratio por cada 1.000 habitantes baja hasta los 4,6.

Ya en Cuenca hay 1.253 profesionales y la ratio es de 6,27 enfermeros o enfermeras por cada 1.000 habitantes. La peor situada es la provincia de Guadalajara. Hay 1.091 profesionales y para cada1.000 habitantes se dispone de 4,16 enfermeros o enfermeras.

Etiquetas
Publicado el
18 de noviembre de 2020 - 19:11 h

Descubre nuestras apps

stats