Castilla-La Mancha pone en marcha un Bono Social de Conectividad para familias vulnerables

Un niño juega en un ordenador

Carmen Bachiller


0

Este miércoles se han oficializado las ayudas a garantizar que las familias en riesgo de exclusión social puedan tener acceso a las nuevas tecnologías en igualdad de condiciones. Se trata del llamado Bono Social de Conectividad que el Gobierno regional había anunciado el pasado mes de abril y se enmarca dentro del Plan “Castilla-La Mancha Avanza” para abordar el cambio de modelo productivo de la región así como en la Estrategia '¡Conéctate en Castilla-La Mancha!', de carácter transversal, con el objetivo de “poner fin a las carencias en materia de conectividad que afectan a áreas rurales, así como impulsar la cohesión territorial y social, la innovación, una digitalización inteligente y los mecanismos de gobernanza adecuados”. 

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha recoge hoy la orden de la Consejería de Desarrollo Sostenible con las bases reguladoras para las ayudas que tendrán un presupuesto de 1,3 millones de euros procedentes de los fondos Next Generation-EU transferidos por la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales.

¿Para qué servirá este bono digital?

El bono digital financiará la contratación de nuevos servicios de conexión a banda ancha o el incremento de la velocidad de los ya contratados, desde una ubicación fija con una velocidad mínima de 30 Mbits por segundo en sentido descendente en condiciones de hora punta ('under peak time conditions'), con la tecnología más adecuada en cada caso, para personas o unidades familiares identificadas como vulnerables.

La 'velocidad en condiciones de hora punta' es la que se espera que alcancen las personas usuarias finales en el momento del día -con una duración típica de una hora- en la que la carga de red suele ser máxima.

Serán titulares del bono digital aquellas personas consumidoras de Castilla-La Mancha vulnerables severas, que sean beneficiarias del Bono Social de Electricidad, y que, en consecuencia, puedan serlo también del Bono Social Térmico. Sólo se podrá conceder un bono digital por persona física y por unidad familiar y vivienda y la condición es que lo mantengan durante un mínimo de un año.

Del Bono Social de Conectividad se van a beneficiar unas 6.000 familias castellanomanchegas. El vicepresidente regional José Luis Martínez Guijarro ha explicado que su diseño se ha realizado “pensando en los más pequeños de esas familias, para que puedan cursar sus estudios en condiciones de igualdad con el resto de los alumnos de Castilla-La Mancha”.

Se crea un Registro de operadores-colaboradores

Ahora, una vez publicada la convocatoria, se inicia el plazo de 20 días hábiles a partir del 11 de agosto para que las empresas operadoras de comunicaciones puedan adherirse a este programa.

La orden incluye la creación de un Registro de operadores-colaboradores para regular la inscripción de aquellos operadores que deseen colaborar con el programa del bono digital para colectivos vulnerables y se convoca el procedimiento a través del cual pueden inscribirse. Será después del verano cuando las familias puedan solicitar el bono a través de los operadores asociados.

La vigencia de la colaboración de los operadores de telecomunicaciones se extenderá desde el día siguiente al de su inscripción en el Registro y hasta el día 31 de diciembre de 2023, aunque con posibilidad de extender los servicios subvencionados al ejercicio 2024, hasta completar las doce mensualidades bonificadas.

Las personas solicitantes de las ayudas se dirigirán directamente a los operadores inscritos en el Registro de operadores-colaboradores del programa del bono digital de Castilla-La Mancha para la presentación de su solicitud, seleccionando el que fuera de su interés.

Deberán identificarse ante el operador con el DNI o equivalente y rellenar un formulario cumplimentado que se refiera a este Bono de Conectividad y que les entregará el propio operador.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats