Castilla-La Mancha priorizará a los alumnos transportados, con problemas de conciliación y a los becados en los comedores escolares

Comedor escolar

La Consejería de Educación hace pública este lunes una resolución en la que dicta instrucciones sobre las medidas educativas y organizativas para el inicio y el desarrollo del curso 2020-2021 en Castilla-La Mancha teniendo en cuenta tres posibles escenarios en función de la evolución de la pandemia.

Castilla-La Mancha iniciará el próximo curso escolar un Plan de Digitalización de casi 28 millones de euros

Castilla-La Mancha iniciará el próximo curso escolar un Plan de Digitalización de casi 28 millones de euros

En el escenario 1 se contempla la actual situación de “nueva normalidad”, en un supuesto escenario 2 (cuando haya sospecha o se detecte algún caso positivo) será necesaria la adaptación ante una situación de control sanitario y el escenario 3 sería el de la no presencialidad ante la aparición de un brote.

Por un lado, se considera como “principio general” que la actividad lectiva sea presencial, aunque para ello será “imprescindible” el seguimiento de los protocolos de actuación necesarios de higiene, limpieza y control sanitario.

Cada centro deberá elaborar su Plan de Contingencia

Cada uno de los centros educativos deberá elaborar un Plan de Contingencia para hacer frente a las eventualidades que puedan producirse en el curso 2020-2021. Estos planes deberán estar aprobados antes de que se inicie el curso. En ellos se identificarán los escenarios que se puedan prever y dividiendo el centro (por edificios, zonas, áreas) para facilitar la detección y rastreo de casos, así como el impacto que cada uno de ellos pueda tener sobre la actividad lectiva presencial.

Estos planes de contingencia deberán estar además adaptados para adecuar la actividad lectiva a los diferentes modelos de formación (presencial, semipresencial y no presencial).

Deberá reflejar con detalle las medidas para limitar los contactos, las medidas de prevención personal, la limpieza y ventilación del centro, la gestión de los casos e incluso la coordinación con Atención Primaria, Salud Pública, Servicios Sociales y entidades locales, además de las vías de comunicación e información a los trabajadores y a las familias, las acciones de Educación para la Salud y la identificación/ establecimiento de sectores del centro que permitan el rastreo.

Ratios solo predeterminadas en Infantil y Primaria

Uno de los aspectos destacados en la limitación de contactos serán las ratios por aula. Para Educación Infantil y Primaria los llamados ‘grupos de convivencia estables’ estarán compuestos por el alumnado del grupo (hasta un máximo de 25). De hecho, se da la potestad al centro de reducir “al máximo” las personas que trabajen con el grupo de convivencia estable, flexibilizar el currículo o introducir “innovación curricular” para reducir el número de personas que imparten docencia en estos grupos de convivencia estable.

Para el resto de etapas educativas y enseñanzas, los grupos se determinarán respetando la distancia mínima interpersonal y, en los agrupamientos en los que no se pueda, se hará obligatorio el uso de mascarilla para todas las personas que conforman el grupo. Cada centro determinará en su Plan de Inicio la fracción de alumnado y profesorado que conforman los diferentes sectores.

Si no hay clases presenciales habrá dispositivos electrónicos para familias sin recursos

En el caso de la actividad no presencial, ante un brote, Educación contempla que los centros deben tener previsto en este escenario las orientaciones didácticas y metodológicas precisas. Y para esta modalidad o la semipresencial los centros entregarán, en régimen de préstamo, los dispositivos tecnológicos de los que ya disponen, así como de los que van a recibir por parte de la Administración, para alumnado beneficiario de las ayudas de uso de libros de texto del 100% que no disponga de este dispositivo tecnológico.

La actividad lectiva no presencial se desarrollará, preferentemente, a través de las plataformas educativas que la Consejería ha preparado a tal fin para las que el profesorado, el alumnado y las familias, dispondrán de la formación e información necesarias.

De hecho, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes ya anunció la implementación en el inicio del curso 2020-2021 de un plan de digitalización para su uso y gestión en los distintos escenarios.

Se prioriza a cierto perfil de alumnos en los comedores escolares

La resolución regula también el funcionamiento de los comedores escolares. Allí donde exista un único turno de comidas, se podrá ampliar a dos turnos para facilitar la distancia social entre los usuarios.

Cada turno estará siempre integrado por los mismos usuarios que ocuparán “siempre” las mismas mesas y sillas, con zonas específicas para los grupos estables de convivencia, garantizándose que entre cada uno de estos grupos haya una distancia de 1,5 metros.

Los centros podrán establecer distintos horarios de entrada y salida para evitar aglomeraciones e interacciones entre los componentes de diferentes turnos y diferentes grupos. Si no hay suficiente con dos turnos, podrán habilitarse otros espacios del centro para comedor. También se permitirá la modalidad de recogida de menús para consumo en domicilio para las familias que lo soliciten. Este punto requerirá de la autorización expresa de la Delegación Provincial correspondiente.

·En el caso de que no sea posible dar el servicio presencial a todos los alumnos se priorizará al alumnado transportado, al que acredite problemas para la conciliación familiar y a los beneficiarios de ayudas de comedor (este alumnado siempre tendrá garantizada la prestación del servicio, pero, en caso de que no pueda ser de forma presencial, se asegurará la entrega de la comida a un familiar para que pueda ser consumida de forma segura en su domicilio).

La admisión de nuevos usuarios a lo largo del curso, quedará a expensas de la existencia de plazas vacantes suficientes y no se permitirá la figura del usuario no habitual de comedor en el curso 2020-2021, salvo en aquellos centros en los que exista un número suficiente de plazas y de personal que controle su asistencia.

¿Cómo funcionará el servicio de transporte escolar?

Educación también explica las normas de uso del transporte escolar para el próximo curso. Será obligatoria la mascarilla para mayores de seis años (para estos pequeños su uso es recomendable). Las familias deberán precisar en la solicitud la parada exacta para recoger y dejar al alumno que tendrá un asiento permanente para el todo el curso en el autobús. Y además, si los usuarios son convivientes, se sentarán juntos.

Para evitar aglomeraciones en los centros donde confluya más de una ruta escolar, el escalonamiento de entrada y salida del centro tendrá en cuenta las rutas de transporte escolar. Los alumnos deberán esperar en la parada del autobús, manteniendo las distancias, y en el orden necesario para acceder al mismo en fila.

 A la entrada del autobús, habrá un dispensador de gel higienizante para la desinfección de manos de los alumnos al subir y bajar del vehículo. Su uso es obligatorio. Además, los vehículos se deberán limpiar y desinfectar antes de cada recorrido de ruta escolar.

Las residencias escolares

En las residencias escolares será también obligatorio el uso de mascarillas para mayores de seis años y se procurará que los usuarios que compartan habitación sean del mismo núcleo familiar, centro educativo o localidad de residencia, en ese orden.

En el desayuno, comida y cena, se seguirán las medidas implementadas para los comedores escolares: lugar asignado, compañeros de dormitorio, de centros educativos y de localidad.

En las salas de estudio, se asignará un puesto fijo a cada alumno o alumna y se extremará la limpieza en zonas comunes, como duchas, lavabos, mesas de estudio, etc.

Etiquetas
Publicado el
27 de julio de 2020 - 11:28 h

Descubre nuestras apps

stats