Castilla-La Mancha rompe su silencio institucional respecto a la memoria democrática al impulsar un Consejo Asesor

Foto: Óscar Rodríguez (ARMH)

El silencio que ha mantenido la Junta de Comunidades acerca de la memoria histórica se ha roto esta semana al iniciarse el proceso de participación ciudadana del Decreto con el que se regulará el Consejo Asesor de Memoria Democrática. "No quieren hablar de ello, no les interesa", afirman fuentes de asociaciones memorialistas. 

El Consejo Asesor de Memoria Democrática de Castilla-La Mancha se creará en base a normativas como el Estatuto de Autonomía y la Ley de Memoria Histórica de 2007. De este modo, consideran que es "necesaria" la creación de este Consejo, que funcionará como un órgano colegiado permanente y con carácter técnico de la Administración de la Comunidad Autónoma.

Su propósito será el estudio de las medidas para el reconocimiento público y la "rehabilitación moral" de las personas que sufrieron la represión como consecuencia de su "compromiso democrático" durante la Guerra Civil y la dictadura franquista. Estará adscrito a la Vicepresidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. 

El borrador del decreto que regulará la creación de esta figura señala que su finalidad será el impulso y la promoción de los derechos humanos, en torno a la recuperación de la memoria democrática. De este modo, se busca el reconocimiento "institucional y social" de las personas desaparecidas o represaliadas durante la dictadura. Igualmente, busca "mejorar el conocimiento de nuestra reciente historia regional" en la "lucha" por las libertades democráticas. 

Aplicación de la Ley de Memoria Histórica

Entre las funciones que se contemplan, se encuentra la de "asesorar", tal y como dice su nombre, a la administración regional, en cuanto a la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, de 2007. Esta normativa, recuerda el borrador, establece medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la dictadura. También se deberán promover investigación científica y educativa, así como la divulgación y publicación de los resultados de los distintos Planes y Programas que ejecuten las Administraciones Públicas en materia de Memoria Democrática.

Por otra parte, el Consejo se ocupará de facilitar la colaboración entre distintas instituciones públicas o privadas, para así fomentar la cooperación en la materia que le concierne. De este modo, se pretende promover la celebración de convenios y acuerdos en beneficio del "patrimonio cultural castellanomanchego".

¿Quiénes podrán conformar dicho Consejo?

La presidencia la ostentará quien ostente también la Vicepresidencia de Castilla-La Mancha. Es decir, José Luis Martínez Guijarro, en la actualidad. De las 14 vocalías, sólo dos serán de miembros de asociaciones, fundaciones u organizaciones sin ánimo de lucro, que trabajen en materia de actividades de Memoria Democrática. Por otro lado, habrá también dos representantes de la Universidad de Castilla-La Mancha, así como de las cinco diputaciones, de Cultura y Universidades e Investigación de la Junta. También podrán acudir a las reuniones personas que sean especialistas en la materia, aunque no tendrán voto. 

Finalmente, también se podrá constituir una ponencia técnicas para el estudio de la Memoria Democrática, en el caso de que la complejidad de la materia así lo precise. De este modo, también podrán intervenir representantes de asociaciones o colectivos, según la necesidad. 

La ciudadanía castellanomanchega puede participar en la elaboración de este decreto, desde este marte 3 de agosto hasta el 30 de agosto de 2021. A partir de entonces, comenzará la siguiente fase de participación, la de retorno, que estará abierta hasta el 30 de septiembre de este año. Ambas se pueden consultar en el portal de Participación Ciudadana o en el tablón de la Junta de Comunidades.

síguenos en Telegram

Etiquetas
Publicado el
3 de agosto de 2021 - 19:44 h

Descubre nuestras apps