Embalse de Cazalegas, la única zona de Castilla-La Mancha en la que está prohibido el baño por los altos niveles de bacterias

Embalse de Cazalegas / Ayuntamiento de Cazalegas

El baño queda temporalmente prohibido en el embalse de Cazalegas por la posible contaminación microbiológica de su agua, en la que se ha detectado la presencia de cianobacteria -algas microscópicas que son capaces de producir diversos tipos de toxinas-.

Durante este mes de agosto la Consejería de Sanidad, en el informe periódico que publica sobre la calidad de las aguas de las zonas de baño de Castilla-La Mancha, exponía la recomendación de no bañarse, hasta que el pasado jueves trasladó al Ayuntamiento de este municipio la prohibición de hacerlo tras el último análisis que se realizó. Ahora, el Consistorio está a la espera de conocer los resultados de los análisis que se hagan esta semana para saber si la inhabilitación continúa o si por el contrario vuelve a declararse el pantano como zona hábil para el baño.

De esta manera, las única zonas de baño natural que quedan habilitadas actualmente en la provincia de Toledo son las de las Lagunas de Villafranca de los Caballeros, pues este verano no ha sido incluida en el listado la zona del río Alberche a su paso por la localidad de Escalona, que también ha sufrido en los últimos años estos episodios de contaminación.

El embalse de Cazalegas, que se ubica a poco más de un cuarto de hora de Talavera de la Reina, es la única zona de baño natural en la región inhabilitada actualmente para el baño, aunque también hay otras de baja temporal en el río Júcar -en Cuenca-, el río Bullaque -El Robledo (Ciudad Real)-, el río Guadiela -Albendea (Cuenca)- y en la Laguna El Tobar -Beteta (Cuenca)-.

"Había gente bañándose"

A pesar de la prohibición del baño, de la que el Ayuntamiento de Cazalegas informa a través de cartelería y diversos expositores en todo el entorno del embalse, este pasado fin de semana “había gente bañándose”, según señala a este medio Ana Belén Martín, concejala del Gobierno local. De la misma manera, indica, también hay personas que siguen saltando al agua desde el nuevo embarcadero que se he instalado este año a pesar de que también está prohibido.

“Tenemos la información a la vista desde los parquin y en las zonas de baño, el que no se entera es porque no quiere”, asevera Martín, quien explica que todas las semanas se realizan inspecciones de la calidad del agua y que, hasta ahora, todos habían sido satisfactorios.

Sin embargo, dice la edil, este episodio “no ha afectado” a la presencia de los turistas que se acercan cada fin de semana al embalse para practicar también deportes acuáticos o para disfrutar del camping o del complejo habilitado junto al embalse. “Hay muchas más actividades que el baño y cada vez más viene un público enfocado al deportes. No notamos que haya habido menos afluencia turística”, recalca.

síguenos en Telegram

Etiquetas
Publicado el
24 de agosto de 2021 - 14:22 h

Descubre nuestras apps

stats