El incendio forestal de Toledo sigue avanzando a 30 kilómetros de la ciudad

El fuego llegó a rozar las viviendas de una urbanización de Toledo

El incendio forestal que este viernes se ha registrado en las urbanizaciones toledanas de Montesión y San Bernardo ha quedado "controlado" en la ciudad pasadas las 23:00 horas, según el Ayuntamiento de Toledo, gracias a la intervención dirigida desde el centro de mando en la que han participado más de 120 técnicos divididos en 15 unidades terrestres a las que se ha sumado la Unidad Militar de Emergencias (UME) y un total de 11 medios aéreos hasta entrada la noche, así como Bomberos tanto del Ayuntamiento como del Consorcio Provincial, Policía Local, Cuerpo Nacional de Policía, Protección Civil y personal sanitario, entre otros.

Sin embargo el fuego continúa activo, según han matizado fuentes del Plan INFOCAM dependientes del Gobierno regional y sigue avanzando en dirección al municipio de Albarreal de Tajo, en esta provincia, manteniendo el nivel 1. Algo que corroboraba el Consistorio después aclarando que el fuego había quedado "asegurado" y "perimetrado" en la zona de las urbanizaciones afectadas.

Según ha podido confirmar eldiarioclm.es los vecinos desalojados tienen autorización para volver a sus viviendas, aunque no hay luz y por este motivo muchos han optado por alojarse en casas de familiares.

La causa del incendio, según las fuente consultadas por este diario, apuntan a un motor de riego en la urbanización Montesión, a falta de confirmación oficial de este extremo.

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha estado en la zona del siniestro pendiente de la evolución de las llamas, donde ha destacado el trabajo en coordinación con la Delegación del Gobierno de España y de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para sofocar el incendio declarado en la zona de Montesión y San Bernardo en el que han trabajado medios aéreos y terrestres.

El propio presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page canceló su presencia en un acto en Albacete para volver a Toledo junto al consejero de Agricultura en funciones, Francisco Martínez Arroyo.

El Ayuntamiento de Toledo ha puesto a disposición de la UME las instalaciones deportivas de Santa María de Benquerencia, como centro base para los efectivos que participan en la extinción del incendio que tal y como han señalado desde la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha avanza ya a más de 30 kilómetros del foco de origen.

Debido a las llamas, que se han declarado sobre las 17:00 horas, la Guardia Civil de Toledo ha procedido al corte de la CM-40, en el punto kilométrico 12, en el cruce con la CM-4000, en ambos sentidos; mientras que los residentes en Montesión y San Bernardo han podido acceder a sus parcelas y viviendas en torno a las 23:15 horas.

Durante la noche, seguirán trabajando en la zona más de una docena de medios terrestres tras la retirada de los medios aéreos en el ocaso; así, a los más de 100 componentes se unen esta noche 60 profesionales de la Unidad Militar de Emergencia (UME).

El incendio se encuentra en nivel 1 de emergencia en incendios forestales por la proximidad a las viviendas cercanas de las urbanizaciones de Montesión y San Bernardo, donde los vecinos tuvieron que salir de sus casas, y tras evacuar dos residencias de la zona con 22 personas del Hogar 2000 y El Alba así como una perrera de la zona.

El incendio tiene unas dimensiones de 30 kilómetros y hasta que no se dé por extinguido no se conocerá realmente las hectáreas a las que ha podido afectar y serán los profesiones de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales de Castilla-La Mancha quienes sobre el terreno estudiarán las causas del mismo.

Las llamas, frente a la puerta de casa

Los vecinos de las urbanizaciones de Montesión y San Bernardo en Toledo han vivido una tarde-noche de viernes angustiosa en la que los nervios se han apoderado por momentos de una situación que tomaba tintes de catástrofe y de la que, afortunadamente, todos los vecinos han salido ilesos y prácticamente sin daños materiales que lamentar en sus viviendas, de las que sí ha ardido algún seto o zonas ajardinadas.

"Hemos visto las llamas muy cerca y cómo el viento se las iba llevando. Nos han ido desalojando y aquí estamos. Estaba en casa con mi familia, manguera en mano intentado refrescar lo que hemos podido. Frente a mi casa se ha cortado el fuego. Ha sido la última casa donde se ha parado. Gracias a Dios creo que no ha pasado nada tras el cambio de aire", relataba un vecino a este medio y al que, junto a su familia, han tenido que desalojar debido a la cercanía del fuego frente a su vivienda.

Como tantos otros, se ha congregado en la rotonda donde la Policía Nacional había cortado el paso que continúa hacia la carretera con dirección a La Puebla de Montalbán, que da acceso a la parte baja de San Bernardo y donde también bomberos y agentes medioambientales rellenaban sus camiones de agua para trabajar en la extinción de las llamas que acechaban a escasos metros de las viviendas de estas urbanizaciones.

Por su parte, una mujer que vivía en la parte baja de San Bernardo, relataba que había salido por la tarde a la piscina de casa cuando comenzó a visualizar la columna de humo que hizo que también se apoderaran por momentos los nervios de ver como el fuego "subía hacia Montesión como la pólvora".

No obstante, señala que ella y su familia ya estaban "más tranquilos" después de haber tenidos y que a pesar de "los malos momentos" que han vivido, mostraba su preocupación por cómo han podido vivirlo los vecinos de Montesión, más cercana al incendio arrastrado por los fuertes vientos.

Mientras los presentes preguntaban sobre la evolución y comentaban las situaciones o posibles causas del origen del fuego, otros decidían también ponerse manos a la obra a ayudar en lo que pudieran. Así, un vecino de San Bernardo y su hija se han situado en la sombra con unas cuantas garrafas de agua y vasos de plástico para calmar la sed a todos los que, por unas circunstancias u otras, han compartido una angustiosa y calurosa tarde de verano que aunque no ha producido daños personales ni materiales, sí ha afectado, y continúa haciéndolo al elaborar este artículo, a buena parte de una zona forestal.

Descubre nuestras apps

stats