La portada de mañana
Acceder
PP y Vox alientan la batalla contra el aborto tras la sentencia en EEUU
La hora de los jóvenes que quiebran las fronteras del género binario
Opinión – Los porno libros del PP, por Elisa Beni
Sobre este blog

Espacio de divulgación científica y tecnológica patrocinado por la Universidad de Alcalá (UAH), con el objetivo de acercar el conocimiento y la investigación a la ciudadanía y generar cultura de ciencia

Francisco J. de la Mata: “Estamos diseñando un edificio para los investigadores en el campus de Guadalajara”

Francisco Javier de la Mata. Vicerrector de Investigación y Transferencia de la UAH

1

Francisco Javier de la Mata (Madrid, 1965) continuará durante cuatro años más al frente del Vicerrectorado de Investigación y Transferencia de la Universidad de Alcalá (UAH), en el equipo de José Vicente Saz. Y lo hará con nuevos proyectos que auguran un impulso importante a la labor investigadora en el nuevo campus de Guadalajara, actualmente en obras.

Fue vicedecano de la Facultad de Ciencias Ambientales de la UAH (2002-2010) y director del Centro de Apoyo a la Investigación en Química entre 2010 y 2018. Ahora, en su segunda etapa de al frente del Vicerrectorado “la idea es potenciar nuestra relación con el Parque Científico y Tecnológico de Guadalajara y estamos diseñando un edificio de investigación que se ubicará en el nuevo campus”.

Reconoce que se parte de “un escenario pobre por la falta de instalaciones específicas para investigación que limita los proyectos”. Eso, explica, se solventará con el nuevo edificio que no solo alojará a los investigadores sino “proyectos tractores para nuevas líneas de investigación, de atracción de talento y de desarrollo de iniciativas que redundarán en el beneficio de Guadalajara y su provincia y también de la región”.

“La Universidad de Alcalá está implicada con Castilla-La Mancha y con Guadalajara en particular, en materia de investigación”, asevera. De hecho, ya hay algunos proyectos en marcha que cuentan con la colaboración de la Junta de Comunidades para los que se seguirán buscando socios.

“Queremos desarrollar un centro de atención a la vida dependiente en Guadalajara” en el que participen los grupos de investigación de los ámbitos de la Ingeniería, la Arquitectura, Medicina… Alude también a la cátedra de Turismo Inteligente recientemente creada en colaboración con el Ayuntamiento de Guadalajara, junto a proyectos relacionados con la llamada ‘España Vaciada’, entre otros.

En cuando a la Transferencia, explica, “nos hemos puesto a disposición del Parque Científico y Tecnológico de Guadalajara”. La colaboración seguirá vigente a través de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) “de forma aún más intensa”. En este sentido recuerda que “ya ha habido empresas de base tecnológica allí alojadas”. 

Lo prioritario ahora es resolver los problemas de contratación de personal investigador ocasionados por la reforma laboral y la modificación de la Ley de Ciencia

El vicerrector afronta la nueva etapa con retos muy a corto plazo. “Lo prioritario es resolver los problemas en la contratación de personal investigador ocasionados por la reforma laboral y la modificación de la Ley de Ciencia. Nos está haciendo cambiar por completo la forma de contratar investigadores. Necesitamos resolverlo de forma urgente para volver a una cierta normalidad”.  

Y es que si tradicionalmente hay algo que preocupa a los investigadores e investigadoras es la financiación y la estabilización de los contratos. De la Mata recuerda que ahora “la normativa nos obliga, salvo en proyectos financiados por fondos europeos, a la contratación indefinida de investigadores. Eso está muy bien. Apoyo, avalo y agradezco la estabilidad y la mejora de las condiciones económicas de los investigadores, pero a veces no es fácil”.

Y no lo es, explica, porque “los proyectos que consiguen financiación tienen duración determinada, con labores acotadas en el tiempo. La realidad de conjugar la ejecución de un proyecto de investigación con las figuras contractuales que tenemos ahora mismo no siempre es fácil. Requiere un cambio en nuestra organización y de trabajo. En eso estamos”.

En este aspecto confía en que el tiempo y la modificación formal de la propia Ley de Ciencia arroje más luz. “Quizá cuando lo veamos con más claridad, avancemos. El cambio está siendo profundo y hay cosas que no tenemos claras”. Aun así, recalca, “caminamos hacia lo que nos marca la normativa actual”.

Entre las cuestiones prioritarias está también la idea de “potenciar” los grupos de investigadores, así como “facilitar la obtención de proyectos en convocatorias públicas o en colaboración con empresas” además de “mejorar la participación de los investigadores de la Universidad de Alcalá en proyectos europeos”.

La Institución académica ve “nuevas posibilidades” en los nuevos recursos económicos a través de los fondos europeos de recuperación, los Next Generation-EU. “Desde el Vicerrectorado vamos a ver los caminos que podemos explorar para aprovechar esos fondos e impulsar la investigación”.

También se modificará el baremo para valorar la actividad investigadora de las convocatorias de ayudas del Programa Propio del Vicerrectorado de Investigación. El objetivo es ajustarlo a la realidad de las diferentes ramas de conocimiento.

“El baremo fue aprobado hace tiempo por el Consejo de Gobierno. Algunos investigadores nos han hecho ver con buen criterio que la investigación cambia. Hay puntos obsoletos y hemos comenzado con un debate interno. La propuesta se elevará a los distintos órganos de gobierno”, explica.

“Nos hemos adherido a una iniciativa europea para explorar nuevas posibilidades a la hora de valorar la actividad investigadora”, abunda el también catedrático de Química Inorgánica. “Queremos participar y observar porque la evaluación de la actividad preocupa mucho a los investigadores. Se trata de una iniciativa incipiente a la que se han sumado muchas universidades y centros de investigación en Europa”.

“La Ley de Universidades debe reconocer la singularidad de la investigación”

Sobre la mesa del debate nacional está también la nueva Ley de Universidades. Cuando le preguntamos, recuerda que “ya ha pasado por distintos borradores y nos genera cierta intranquilidad. Estamos en una época de cambios normativos, pero los afrontaremos con serenidad”.

En todo caso, personalmente confía en que “se reconozca la singularidad de la investigación y la problemática real que tenemos los investigadores”. Reclama “flexibilidad” porque la investigación “puede cambiar a lo largo del tiempo y eso requiere una flexibilidad que la normativa no nos proporciona. Después, sinceramente necesitamos una disminución de la carga burocrática asociada a la ejecución y justificación de los proyectos de investigación. El tiempo se debería dedicar a investigar, no a tareas administrativas que nos terminan saturando”.

De hecho, la Universidad de Alcalá apuesta por crear la figura de ‘personal técnico en gestión de investigación’. “Ya hay una bolsa de gestores de proyectos de investigación. Se ha contratado a tres personas para ayudar a gestionar los proyectos y a su justificación económica. Es algo que nos preocupa porque cada vez es más complejo. Se trata de aliviar el trabajo”.

 En el futuro, explica, la intención es “potenciar” este tipo de perfil profesional “que ayuden a buscar fórmulas de financiación, a elaborar las propuestas… Es una figura necesaria”. 

El Instituto de Investigación Sanitaria de Castilla-La Mancha, con el que colaborará la Universidad de Alcalá, me parece absolutamente necesario y muy útil para coordinar esfuerzos

El Gobierno de Castilla-La Mancha acaba de presentar el Plan regional de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación (PRINCET) hasta 2024 que movilizará más de 1.100 millones. “Creo que la idea es muy buena para incentivar la investigación. Creo que van a hacer un esfuerzo importante con acciones que son particularmente atractivas: proyectos de investigación, convocatorias para retención y atracción del talento investigador de la región o para transferencia que fomente la relación entre universidades, centros de investigación y empresas…”.

En particular, el vicerrector destaca la creación de un Instituto de Investigación Sanitaria, con el que colaborará la Universidad de Alcalá. “Me parece absolutamente necesario y muy útil para coordinar esfuerzos de investigación entre hospitales, universidades y centros de investigación”. Un proyecto “ambicioso” del que, dice, “me gustaría verlo hecho realidad en un futuro cercano”. 

La crisis sanitaria como oportunidad para la investigación

Más de la mitad del anterior mandato como vicerrector estuvo marcada por la pandemia. “Supuso un golpe muy duro a la actividad investigadora al restringirse la presencialidad, pero quiero agradecer la labor de los investigadores de la UAH porque fueron capaces de sacar adelante todos los proyectos. No hubo que suspender ninguno y con el lógico retraso todos salieron adelante e incluso abordaron otros nuevos. Su trabajo fue modélico”, asegura.

Además, dice el responsable de Investigación y Transferencia “la pandemia nos ha permitido ver que tenemos que colaborar de forma multidisciplinar y conectados digitalmente para avanzar más rápido y desarrollar soluciones”.

Francisco Javier de la Mata resalta que “muchos de nuestros grupos se volcaron en la investigación relacionada con la pandemia”. La crisis sanitaria, dice, ha “acelerado” proyectos e incluso ha abierto vías “quizá no tan exploradas” en el ámbito de las ingenierías o las tecnologías de la información o “la inteligencia artificial a la hora de recopilar datos relacionadas con la pandemia que han permitido llegar a conclusiones o vislumbrar nuevos estudios”. 

Entre las propuestas de la futura Ley de Universidades, las instituciones académicas deberán dedicar a la I+D+i al menos el 5% de su presupuesto global. “El porcentaje debería ser incluso mayor. La pandemia nos ha dejado claro que la investigación no debe considerarse un gasto sino una inversión sobre todo a medio plazo. El beneficio que retorna es siempre mayor que la propia inversión”, remarca el vicerrector.

“Entiendo que elaborar un presupuesto es difícil, que no siempre se puede dotar todo lo necesario, pero cualquier esfuerzo para aumentar fondos de investigación es una buena idea productiva y beneficiosa para el futuro”.

La nueva etapa en el Vicerrectorado servirá también para “alinear” los proyectos de investigación con el Plan de Igualdad. “Es un objetivo que tenemos presente. El Plan de Igualdad que se presentó en la universidad indica que se ha avanzado porque el número de investigadoras principales se ha incrementado, pero sigue siendo inferior al número de hombres”. Confía en las nuevas generaciones. “Las mujeres se están incorporando con fuerza al liderazgo investigador y lo estamos viendo en los proyectos de jóvenes investigadores”. 

Cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) es otra de las líneas de trabajo de su departamento. “Es necesario, nuestros proyectos deben alinearse en esos objetivos”. 

Sobre este blog

Espacio de divulgación científica y tecnológica patrocinado por la Universidad de Alcalá (UAH), con el objetivo de acercar el conocimiento y la investigación a la ciudadanía y generar cultura de ciencia

    Autores

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats