Francisco J. Tapiador, físico: “Me preocupan las megasequías porque no estamos preparados”

Sequía

“Seamos sensatos: ¿a quién le gusta respirar aire contaminado, sufrir un golpe de calor o beber agua sucia?”. Con esta demoledora pregunta comienza el libro ‘El clima de tus hijos’ (Next Door Ediciones, 2021) que acaba de publicar Francisco J. Tapiador, profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Este catedrático de Física de la Tierra, geógrafo, novelista y poeta al que le interesa también la Astronomía explica que era el momento de poner sobre el papel años de investigación y de docencia “teniendo en cuenta el interés social que suscita el cambio climático y escribir algo que pueda leer todo el mundo, sin ecuaciones ni gráficas para que la gente pueda formarse una opinión”.

Un ensayo divulgativo con lenguaje dirigido también a los más pequeños y que ofrece un enfoque integrador sobre el cambio climático y sus consecuencias. Y es que solo se aborda desde el campo de las Ciencias Naturales, sino desde el punto de vista de las Ciencias Sociales y las Humanidades.

¿Qué le está pasando al planeta? Es una de las cuestiones que plantea este libro que recorre en 12 capítulos las evidencias científicas sobre el cambio climático, el futuro del clima, que habla de las posibles catástrofes que se nos pueden venir encima y que aporta soluciones, también a escala doméstica.

Que el cambio climático está aquí y que está causado por el hombre, no se puede discutir. Es como afirmar que la Tierra no es redonda, aunque siempre haya iluminados que digan que la Tierra es plana”

Asumir que existe una verdadera emergencia planetaria (que ya era “urgente” en 2005) y que hay que atajarla no es la única cuestión, defiende el autor. “También puede ser beneficioso para la economía y la felicidad de las personas”, asegura, y cree que “la lucha contra el cambio climático y la mejora de las condiciones de vida de la humanidad son dos caras de la misma moneda”.

Y es que el libro deja mensajes muy claros. “Los que tengan menos recursos sufrirán mucho más los cambios en el clima. Eso incluye a todo el que gane menos de un millón de euros al año” y por eso sostiene que “no hay que escandalizarse de que los países más avanzados tengan que contribuir económicamente a que los más pobres puedan cambiar sus economías”.

El científico también cree que “es muy fácil preocuparse por lo que vendrá el mes que viene: la Economía, la COVID…pero hay otras que se nos vienen encima en 20 o 30 años y que hay que tener en cuenta” y afea que los políticos no suelan hacerlo “más allá de los cuatro años de legislatura” porque “lo que hagamos ahora afectará enormemente a las próximas generaciones y eso no se había dicho de manera tan clara en la literatura de divulgación sobre el cambio climático”.

También huye de las ideologías políticas sobre la emergencia climática. “Ni la izquierda debería utilizarlo como arma arrojadiza y arrogarse la exclusividad de la causa ni la derecha debería utilizarlo para burlarse de esos urbanitas que en su vida han visto una granja”.

Un libro “con argumentos” para docentes de Primaria y Secundaria

Otro de los aspectos es la necesidad de divulgar más y de hacerlo “con sencillez”, afirma Tapiador.

Por eso uno de los objetivos de libro es que los docentes de Primaria y Secundaria puedan utilizarlo “para dotarse de argumentos y explicar las cosas de manera simplificada, pero científica y precisa, sin perder la esencia y que nadie pueda cuestionar”.

El científico recuerda “que el cambio climático está aquí y que está causado por el hombre, no se puede discutir. Es como afirmar que la Tierra no es redonda, aunque siempre haya iluminados que digan que la Tierra es plana”. Otra cuestión, aclara, son los debates entre especialistas.

El profesor recuerda que Naciones Unidas habla ya de “emergencia climática” e incide en que “hay que hacer algo porque si no, la vida se va a volver muy incómoda en los próximos años”.

“Si no llueve durante o cuatro cinco años, tendremos un problema muy serio”

En el libro también recuerda que hay que diferenciar entre Climatología y Meteorología. “El clima va a ser más variable y tendremos agua por exceso o defecto”, asegura.

Advierte que “lo que va a suceder en el futuro es que nos vamos a encontrar con más ‘Filomenas’. Quizá no tengamos que esperar 30 años para que llegue otra para fenómenos extremos. Me preocupa especialmente las ‘super sequías’, sobre todo en Castilla-La Mancha. No estamos preparados”.

Tapiador cree “soportables” las sequías de uno o dos años “como las que ocurrían en los años 80” pero alerta de que “podemos encontrarnos con sequías muy largas a corto plazo”. Y cuando dice ‘corto plazo’ se refiere a los próximos 30 años.

 “Podemos enfrentarnos a una sequía larguísima que afecte a la agricultura, a nuestra forma de vida y a las plantas. No puede estar sin llover cuatro o cinco años y si sucede tendremos un problema muy serio”, apunta, mientras sugiere que la adaptación que está llevando a cabo el sector agrícola de la región (por ejemplo, apostando con cultivos como el pistacho que requieren menos agua) “quizá no sea suficiente en los próximos años. No sabemos lo que va a pasar”.

Los que tengan menos recursos sufrirán mucho más los cambios en el clima. Eso incluye a todo el que gane menos de un millón de euros al año”

Hoy Las Tablas de Daimiel, en Ciudad Real, solo tienen un 8% de superficie encharcada, el Tajo se asfixia por los altos niveles de contaminación, falta depuración y las reservas de aguas subterráneas no son la panacea si no llueve.

El científico cree que “ya vamos tarde porque se tendría que haber aprobado un Plan Hidrológico nacional y prever que podemos tener megasequías. No son ninguna broma. En el lado opuesto podemos encontrarnos con series de inundaciones que serían catastróficas”.

En España la apuesta por crear un Ministerio para la Transición Ecológica es loable, dice, pero “no es suficiente porque hay que hacer políticas a todos los niveles y aprovechar que hay que hacer un cambio económico para potenciar cosas que nos ayuden a atajar el cambio climático, como las renovables, pero planificando y haciendo las cosas bien”.

Quizá una de las conclusiones claras del texto sea esta: “El cambio climático es el desafío al que le toca enfrentarse a nuestra civilización. Podemos superarlo y hacernos mejores o caer, como les sucedió a civilizaciones pasadas que no superaron su reto”. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats