Los Presupuestos de Castilla-La Mancha para 2021 consiguen un amplio apoyo tras el pacto PSOE-Ciudadanos

Un momento del Pleno en las Cortes de Castilla-La Mancha para debatir los Presupuestos regionales 2021

Pasadas las nueve y veinte de la noche el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, levantaba la sesión plenaria para debatir los Presupuestos regionales de la región que había comenzado poco después de las diez de la mañana.

La mayoría absoluta que ostenta el PSOE que dirige Emiliano García-Page a la que se ha sumado el apoyo de Ciudadanos permitía aprobar unas cuentas que no han contado con el respaldo del PP en un agrio debate en el que los 'populares', por boca de la diputada Lola Merino han afeado al presidente regional que no haya estado en el salón de pleno durante la larga sesión, a excepción del momento final de las votaciones.

El presupuesto de Castilla-La Mancha para 2021, que asciende a 12.102 millones de euros, ha sido aprobado con los votos de los 19 diputados del Grupo Socialista y los cuatro del Grupo Ciudadanos, consiguiendo 23 votos favorables de 33 posibles.

Este acuerdo ha sido posible tras el acuerdo alcanzado entre socialistas y diputados de la formación naranja en la recta final de la tramitación de estas cuentas antes de la celebración de esta sesión.

De este modo, gracias a esta negociación, Ciudadanos ha dado al final luz verde a estas cuentas, según recoge Europa Press, toda vez que se han incorporado al texto una partida de 21 millones de euros para un nuevo programa de ayudas a negocios afectados por la crisis de la COVID-19 de cara a reiniciar u orientar su actividad económica; ampliar programas de conciliación laboral y familiar al colectivo de autónomos mutualistas con dos millones de euros; y ampliar los fondos al Tercer Sector en 1,5 millones.

Garantizar que la Atención Primaria absorberá uno de cada cuatro euros del presupuesto sanitario con 40 millones más al año; dar transparencia a todos los gastos derivados de la gestión sanitaria con una inversión de 10.0000 euros; o crear un servicio integral de carácter regional de Cuidados Paliativos Pediátricos y promover la formación necesaria para ello figuran en la nueva propuesta.

Crear un banco de leche materna regional; o incorporar 100.000 euros para el estudio que proceda a la mejora de la estación de autobuses de Guadalajara para su contacto con el nuevo campus universitario de la Universidad de Alcalá, completan las sugerencias de Ciudadanos que han posibilitado conseguir que más de dos terceras partes del arco parlamentario dieran el visto bueno a este Proyecto de Ley. Algunos extremos ya venían acordados de la Comisión precedente.

La diputada de Ciudadanos (Cs), Úrsula López inauguraba pasadas las 17.30 horas el debate del bloque de enmiendas en materia sanitaria y de Bienestar Social, que conformaban los cinco últimos capítulos a debatir.

Según defendía desde la tribuna de oradores, ha reseñado el pacto de reconstrucción de Cs y PSOE para blindar los 640 millones de euros para infraestructuras sanitarias y para que los hospitales de Albacete, Cuenca, Guadalajara, Puertollano y Toledo "sean una realidad"; al tiempo que ha reparado en la Ley de Reserva Estratégica de material sanitario ante posibles pandemias, también avance recogido en el pacto.

Tras hablar de "un recorte en Sanidad de cien millones de euros al día y tres mil despidos" durante el Gobierno del PP, ha reparado en que además "se paralizaron" las obras de hospitales. "Hoy vemos que el hospital de Toledo empieza a ser una realidad tras nuestras demandas y peticiones", ha celebrado la diputada.

El 'popular' Juan Antonio Moreno Moya, de su lado, ha lamentado que el aumento presupuestario en materia de infraestructuras sanitarias sea ínfimo con respecto al pasado ejercicio.

En su opinión, la situación merece "ser mucho más serio", sobre todo refiriéndose a Cs, a quien afea que estén "haciendo la ola" al Gobierno y al PSOE.

Con todo, ha defendido las enmiendas en materia de inversión sanitaria presentadas por el PP, las cuales, ha dicho, incrementan en más de un 40% las inversiones previstas y además vienen "consensuadas" con el sector. Por contra, el Gobierno actual "lleva cinco años presupuestando obras sin ejecutarlas".

Ángel Tomás Godoy, por su parte, inauguraba las intervenciones socialistas en estos cinco bloques, acusando al PP de estar en "una contradicción permanente" en cuanto a las partidas presupuestarias que quieren alterar para sujetar sus enmiendas.

Así, ha lamentado que el PP haya urgido durante toda la pandemia a abrir el nuevo hospital de Toledo y sin embargo quieran ahora minorar las cuantías destinadas a su funcionamiento.

En este punto, ha reparado en las reiteradas críticas de la diputada del PP María Roldán, alcaldesa de Horcajo de Santiago, a cuenta del proyecto del centro de salud en su pueblo. "¿Cuántas veces le preguntó a Cospedal por este centro? Cero", le ha recordado.

En este último tramo del debate se han abordado un total de 32 enmiendas del PP y otras 10 de Ciudadanos en materia sanitaria como preludio a la discusión de otras 30 de sendos capítulos de Bienestar Social.

Dos últimos bloques sobre enmiendas relativas a Bienestar Social han cerrado las once horas de debate en el Convento de San Gil. A este respecto, Úrsula López ha vuelto a sacar a relucir el pacto por la reconstrucción en este apartado, si bien ha seguido defendiendo las enmiendas naranjas.

Vicente Aroca, del PP, ha recordado de su lado que sus propuestas para incorporar al texto van en caminadas a mejorar las prestaciones de la Ley de Dependencia o mejorar la financiación de ayuntamientos, así como igualar la cantidad presupuestaria de 2021 con la inicial de 2021 en lo referente a programas de atención a personas mayores.

El PSOE ha dado réplica para cerrar el debate de los bloques, argumentando ejemplos como que, si bien en el caso de Cs se comparten algunas ideas, no están de acuerdo de las partidas de dónde se extraen las cuantías. Sobre las enmiendas del PP, los socialistas se han limitado a dar gracias por el hecho de que sólo se dediquen a hacer enmiendas "y no presupuestos".

En este último apartado, Ciudadanos ha conseguido colar una enmienda por la cual los presupuestos del próximo año aumentan en 1,5 millones de euros la partida destinada al Tercer Sector; mientras que la enmienda del PP sobre este asunto, junto a las casi 200 más que mantenía vivas, también se ha quedado en el camino.

Ciudadanos: "Hemos peleado y trabajado con un Gobierno que no nos gusta pero que tiene legitimidad"

En el turno de cierre de posiciones, la portavoz de Ciudadanos, Carmen Picazo, ha parafraseado a Aristóteles, Maquiavelo o Churchill, "quienes hablaban de la política como el arte de lo posible". "Preferimos trabajar para ser útiles. Nos llamamos Ciudadanos y no es casualidad. Hemos peleado y trabajado con un Gobierno que no nos gusta pero que tiene legitimidad", ha apuntado, asegurando que hoy va a dormir con la conciencia "muy tranquila".

La portavoz del PP, Lola Merino, ha cerrado la postura del PP atacando al "supuesto" presidente regional, Emiliano García-Page, por haber estado "ausente" durante toda la sesión. "Falta de humildad que hace que no nos escuche en 10 horas", ha dicho, rematando su argumento haciendo alusión a la jornada de la Lotería Nacional, donde "El Gordo se lo ha llevado la arrogancia del rodillo de Page".

Fernando Mora ha sido el encargado de poner el cierre del Grupo Socialista, usando su tiempo para cargar contra el PP por "presentar enmiendas para hacer populismo y demagogia". "La política encabritada vale para el plano nacional, no para el regional, y ese ha sido el gran drama del PP desde que esta región es Comunidad Autónoma".

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, tomaba la palabra por su parte para pedir un mensaje "de unidad" para la ciudadanía. "No se trata de cuanto peor, mejor, que era el eslogan del PP. Yo apuesto más por otro: Cuanto más unidos, mejor", ha finiquitado el debate.

Publicado el
22 de diciembre de 2020 - 21:36 h

Descubre nuestras apps

stats