La portada de mañana
Acceder
El portazo de Junts empuja a Aragonès a buscar el apoyo de PSC y comuns
España inicia el otoño con los embalses más vacíos de este siglo
OPINIÓN | 'Viviendo sobre arenas movedizas', por Rosa María Artal

Los sindicatos acusan a la patronal de “dinamitar” el convenio de la limpieza de edificios y locales también en Ciudad Real

CCOO Convenio limpieza edificios y locales

elDiarioclm.es


0

La patronal estatal ASPEL y la Asociación Provincial de Empresarios de Limpieza de Ciudad Real (APEL), han vuelto a rechazar las propuestas de la representación de los trabajadores para la firma del convenio colectivo de la Limpieza de Edificios y Locales de Ciudad Real. De este modo, según informa CCOO, los sindicatos han dado por rotas las negociaciones y han anunciado que “a partir de este momento realizarán todas las acciones, sindicales o jurídicas, que estimen oportunas en defensa de un sector que lo ha dado todo en las malas y que, como pago, recibe este trato patronal”.

Ciudad Real es ya la tercera provincia de la región donde el sector de la Limpieza de Edificios y Locales afronta un “grave conflicto laboral”. CCOO y UGT coinciden en que el conflicto regional está “servido” y han recordado que en Guadalajara la mesa de negociación “saltó por los aires” la semana pasada y en Toledo la semana anterior. En Cuenca, ambas partes están citadas este martes a una nueva reunión, pero “todo apunta que también acabará en ruptura”.

Cláusula de revisión salarial

Los sindicatos lamentan que la patronal estatal ASPEL está “imponiendo” en todas las provincias su negativa a incluir en los convenios colectivos la cláusula de revisión salarial que exigen los sindicatos para preservar el poder adquisitivo de las/os trabajadoras/es (la inmensa mayoría son mujeres). Aunque admiten que esa revisión no se realice hasta terminar de la vigencia de los convenios y que empresas y trabajadoras asuman a partes iguales la posible diferencia entre los incrementos salariales pactados y el IPC final. Sin embargo, afirman que las patronales se niegan en redondo aduciendo que “el IPC es un elemento volátil externo, no medible”.

“Esto es una salida por la tangente que en la práctica significa que lo las empresas pretenden es que sean las trabajadoras las que carguen con cualquier tensión inflacionista. Las empresas preservan sus ganancias y los dividendos de sus accionistas a costa de devaluar los salarios”, afirman desde las organizaciones sindicales. Por otro lado, recalcan que las patronales se niegan a estudiar “siquiera” la reducción de la jornada laboral semanal que reclama la parte social, para pasar de las 39 horas actuales a 38 en 2023 y, en su caso, a 37 en 2025. “Son aspectos que no se pueden repercutir, supondría un acto de irresponsabilidad”, argumentan las patronales.

Asambleas

“La patronal de las grandes constructoras, que son las propietarias de las grandes empresas de la Limpieza, las que se quedan con las contratas más suculentas de las administraciones públicas, no considera que las necesidades de sus trabajadoras sean de su incumbencia. Si no llegan a fin de mes, no es problema de las empresas sino de un elemento volátil externo”, afirma.

“Si aspiran a reducir su jornada laboral, que llevan más de veinte años con la misma, son unas irresponsables. Y lo dicen así, se quedan tan anchos y mientras tanto, el coste de nuestra cesta de la compra sigue creciendo al mismo tiempo que crecen los beneficios empresariales, se están quedando con los que debían ser nuestros incrementos salariales”, replican los representantes de la parte social.

Por ello afirma que les abocan a la movilización, que tienen que planificar y organizar. “Vamos a iniciar un proceso de asambleas, primero con las delegadas de las trabajadoras, después en cada centro de trabajo con cada plantilla para explicar muy bien la situación, cómo ha sido el proceso de negociación y cuáles los motivos de la ruptura, a las cuatro mil trabajadoras de Ciudad Real”, concluyen.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats