Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Las dos facciones de la extrema derecha compiten por la hegemonía en Europa
ESPECIAL | Veneno en el grifo: ruta por la España sin derecho al agua potable
OPINIÓN | Hay un límite (por el momento), por Enric González

¿Más riesgo o más seguridad? Castilla-La Mancha aprueba su polémica medida para cazar en vías públicas

Archivo - Cazadores en Castilla-La Mancha

Alicia Avilés Pozo

1

Hace casi un mes que Ecologistas en Acción dio la voz de alarma sobre la aprobación “a escondidas” de una nueva medida del Gobierno de Castilla-La Mancha que permitiría cazar en vías pecuarias y caminos públicos. Tras hacerse público, esta organización y partidos políticos como Izquierda Unida iniciaron una campaña de iniciativas y protestas contra la nueva norma. Hoy se ha aprobado en el pleno de las Cortes regionales: se ha incluido en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos regionales de 2024, que ha recibido luz verde del pleno.

Concretamente, se modifica el artículo 18 de la Ley regional de Caza para otorgar a las personas titulares de aprovechamientos cinegéticos ejercer el derecho de caza en las vías y caminos de uso público, senderos de uso público señalizados y vías pecuarias, cuando estas atraviesen por el interior de un terreno cinegético.

Pero añade que este derecho se podrá ejercer únicamente durante las horas que dure la cacería y siempre que cuenten con la autorización de la persona titular de la infraestructura para cortar el acceso de personas y se encuentre debidamente señalizado, “garantizando el o la organizadora de la cacería que no hubiera peligro para personas, ganado, animales domésticos o especies de fauna silvestre no cinegética”.

Esta reforma de la Ley de Caza, a través de otra normativa, pero que deberá desarrollarse posteriormente en el Reglamento de Caza de Castilla-La Mancha, es lo que ha provocado, en primer término, el malestar de Ecologistas en Acción, en cuanto a las formas. En cuanto al fondo, considera que con ello, a efectos prácticos, esta modificación de la normativa cinegética supone “dejar sin sentido” la “esencia” de las zonas de seguridad en el uso público de caminos y vías pecuarias

Un “perjuicio para el desarrollo rural”

“El cambio de esta normativa permitiría cortar sin previo aviso ni publicidad rutas por las que transitan personas y ganadería y que a día de hoy constituyen una importante infraestructura verde para actividades pecuarias, deporte, ocio y turismo en la naturaleza, con todo lo que ello conlleva de perjuicio para el desarrollo rural”, añade.

Supone por tanto un “lamentable ejemplo” como lo sucedido en la ruta del Chorro que encauza un número muy importante de visitas al Parque Nacional de Cabañeros, y en la que la disposición de los puestos de caza de una montería “suponía un riesgo para quienes accedían a ella”.

“Con la nueva normativa los titulares de la actividad de la caza podrían ser autorizados para cortar la ruta. Todo ello en línea con lo que el lobby cinegético viene pidiendo desde hace años para dar prioridad a la caza frente al uso público principalmente en las comarcas con más actividad de caza mayor y de cuarteles de caza comercial”.

El Gobierno de Emiliano García-Page niega este extremo. En una entrevista con elDiarioclm.es, la consejera de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez, explicó que tanto en la legislación estatal como en la de la comunidad autónoma hay un apartado específico relacionado con la seguridad de las personas cuando se lleva a cabo una cacería.

“Se establecen medidas de distancia para lograr que las personas que discurren por caminos y vías pecuarias tengan protección. Pero cuando hay una montería, puede suceder que los animales atraviesen estos caminos y aunque se dispare desde lejos, puede haber algún tiro en la zona por donde pase algún viandante”.

Esto, afirmó la consejera, “preocupa mucho” al Gobierno regional, por lo que ha decidido “blindar” esos caminos con “medidas muy estrictas” que se desarrollarán posteriormente y se incorporarán al Reglamento de Caza. Con ello también se reformaría la normativa regional.

Entre esas medidas concretas que contempla el Ejecutivo castellanomanchego se encuentra la posibilidad de informar al titular de ese camino público o de esa vía pecuaria de que se quiere cortar un tramo concreto y “se tendrá que dar una autorización específica con medidas de seguridad” como señalética o un seguro de responsabilidad civil y penal para ese trazado. 

Respecto al hecho de que esta medida no haya sido consultada con los miembros del Consejo de Medio Ambiente, Mercedes Gómez recuerda que las enmiendas no conllevan ese procedimiento, pero que sí será así cuando se realice el decreto de modificación del Reglamento de Caza.  

“Ahí se convocará el Consejo y se atenderán las demandas que se quieran proponer. Además, ahí es donde tenemos que definir cómo lo vamos a hacer y para qué”, ha precisado. Y ha concluido: “Son medidas de seguridad. No estoy dispuesta a que le pase nada a nadie porque no hayamos tomado todas las medidas de seguridad necesarias para poderlo evitar estando en nuestra mano”.

Marchas senderistas de protesta

A principios de marzo, más de 5.000 firmas apoyaron la campaña lanzada por varias organizaciones ecologistas para paralizar esta propuesta. Se entregaron en la sede del Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia del Gobierno de Castilla-La Mancha y en las Cortes regionales tras haber agotado “hasta el máximo” el diálogo con la Junta de Comunidades, como una “petición expresa” para la retirada de la enmienda para paralizar un procedimiento que, en su opinión, “coarta” el uso del espacio público.

Además, el próximo domingo, día 17 de marzo, está convocada la cuarta edición del Día de las Vías Pecuarias y los Caminos Públicos con el objetivo de denunciar, a través de la organización de marchas senderistas de protesta, el “grave ataque” que sufrirán estos espacios con la aprobación de esta medida.

Las organizaciones convocantes consideran que esta modificación de la legislación de caza “atenta contra el dominio público y contra los derechos más elementales de libre tránsito de la ciudadanía”. Alegan que no solo es “injusta y privatizadora”, sino que “violaría derechos y principios constitucionales al ir contra de normativa estatal básica y al derecho de libre circulación”.

Por todo ello, el 17 de marzo se han convocado marchas senderistas, a las que se invita a participar a toda la ciudadanía en un día reivindicativo pero también de disfrute. En Castilla-La Mancha hay convocadas siete marchas en cuatro provincias (en Higueruela en Albacete, en las Lagunas de Ruidera entre Albacete y Ciudad Real, en Solana del Pino y Piedrabuena en Ciudad Real, en Cifuentes en Guadalajara y en Ventas con Peña Aguilera y Torrijos en Toledo). Aquí pueden consultarse todas.

Etiquetas
stats