La portada de mañana
Acceder
España sigue a la cabeza de Europa en infracciones ambientales
¿Cuándo vacunar a niños? Claves sobre el grupo que se queda fuera de la estrategia
Opinión -El aviso, por Antón Losada

Catalunya pide que solo tres de sus nueve regiones sanitarias pasen a la fase 1: Alt Pirineu, Tarragona y Terres de l'Ebre

Catalunya afronta la desescalada con dudas sobre Barcelona y con tensión política

El Govern de Catalunya ha decidido que sólo tres de sus nueve regiones sanitarias están preparadas para avanzar a la fase 1 de desconfinamiento a partir del 11 de mayo. Son Terres de l’Ebre, Camp de Tarragona y Alt Pirineu i Aran, que según el Ejecutivo catalán cumplen con los criterios epidemiológicos para ser considerados de bajo riesgo. La propuesta ha sido trasladada ya al Ministerio de Sanidad, que deberá darle el visto bueno para que sea efectiva.

Díaz Ayuso pide al Gobierno central que Madrid pase a la fase 1 este lunes tras expresar sus dudas horas antes

Díaz Ayuso pide al Gobierno central que Madrid pase a la fase 1 este lunes tras expresar sus dudas horas antes

Aunque la consellera de Salud, Alba Vergés, dio a entender este lunes que estaba claro que hasta cuatro regiones podrían aflojar ya las restricciones, al final Lleida ha caído de la selección. Esta se considera por ahora de riesgo medio, junto con Catalunya Central, Girona, Metropolitana Sur y Metropolitana Norte. La única que se queda rezagada es la región de Barcelona ciudad, que por su elevado impacto del virus se mantiene en riesgo moderado-alto.

Las tres regiones sanitarias propuestas abarcan una población de 850.000 personas, en torno al 11% del total de Catalunya. Si el Ministerio de Sanidad acepta la propuesta del Departamento de Salud, en estos territorios los ciudadanos ya podrán reunirse con sus familiares en grupos pequeños. De acuerdo con las directrices del Gobierno, también se podrán abrir comercios, terrazas de bares –con aforo del 30%– y se permitirán velatorios con grupos reducidos, entre otras medidas.

El secretario de Salud Pública de la Generalitat, Joan Guix, ha detallado que ha tenido en cuenta sobre todo dos macrocriterios a la hora de establecer la clasificación de las regiones. El primero, llamado índice EPG, tiene que ver con la evolución del virus y el crecimiento potencial del brote, y consiste en multiplicar la incidencia acumulada en los últimos 14 días –por cada 100.000 habitantes– con la media de reproducción de la enfermedad en los últimos siete días. El segundo contempla variables de capacidad asistencial –número de camas de UCI o de residencias geriátricas– y de diagnóstico, rastreo y seguimiento de casos desde la Atención Primaria. Ambos se le añaden además variables de densidad y movilidad de población.



La fotografía resultante de aplicar el índice EPG de riesgo de rebrote es distinta de la que se ha observado a lo largo de la epidemia en cuanto a incidencia del virus. Esto se aprecia muy claramente en las regiones Metropolitana Sur y Norte, que rodean la capital catalana. Si se tuviesen en cuenta sólo el número de contagios por cada 100.000 habitantes, estas dos zonas tendrían 765 y 747 y quedarían muy por encima de otras regiones como Lleida y Girona. Pero con el índice EPG las sitúan por debajo (38 y 58 las dos primeras por 60 y 65 las dos siguientes). Estos significa en esencia que el volumen de infecciones ha sido más elevado en Girona y Lleida en los últimos días, con lo que es también más alto en ellas el riesgo de rebrotes.

Vergés ha calificado la propuesta de "prudente" y "avalada" por sus asesores científicos de acuerdo con los criterios que ha planteado el Gobierno central, con lo que se ha mostrado convencida de que Sanidad le dará luz verde. También ha asegurado que harán un seguimiento periódico de la evolución y que se replantearán la situación de las zonas de riesgo moderado la semana que viene.

En este sentido, ha insistido en que las cifras de riesgo de rebrote y los demás indicadores serán una guía para la toma de decisiones, pero no serán determinantes. Por eso ha asegurado que la actual clasificación no conllevará necesariamente que Barcelona, la única en riesgo moderado-alto, tenga que esperar más que las que la rodean para pasar a la fase 1 de desconfinamiento.

La región sanitaria de Terres de l'Ebre incluye las comarcas de Baix Ebre, Montsià, Ribera d'Ebre y Terra Alta; la de Camp de Tarragona, las de Alt Camp, Baix Camp, Baix Penedès, Conca de Barberà, Priorat y Tarragonès, y la de Alt Pirineu i Aran, las de Alt Urgell, Alta Ribargorça, la Cerdanya, Pallars Jussà, Pallars Sobirà. Estas son las que podrían avanzar de fase el día 11.

Entre las que no, están Girona (Alt Empordà, Baix Empordà, Garrotxa, Gironès, Pla de l'Estany, Ripollès i Selva y algunos municipios del Maresme), Lleida (Garrigues, Noguera, Pla de l'Urgell, Segarra, Segrià y Urgell), Catalunya Central (Anoia, Bages, Berguedà, Moianès, Osona y Solsonès), Metropolitana Norte (Barcelonès Nord, el Maresme, el Vallès Occidental y el Vallès Oriental), Metropolitana Sur (Alt Penedès, el Baix Llobregat, el Garraf y el Barcelonès Sud) y Barcelona ciudad.

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2020 - 18:01 h

Descubre nuestras apps

stats