Catalunya Blogs y opinión

La portada de mañana
Acceder
Los expertos alertan de que situar la Navidad como horizonte es un error
Madrid y Extremadura optan por el toque de queda laxo a pesar de estar en riesgo alto
Opinión - Si esto es una guerra, España va perdiendo, por Esther Palomera

Sobre este blog

El Diari de la Cultura forma parte de un proyecto de periodismo independiente y crítico comprometido con las expresions más avanzadas del teatro, la música, la literatura y el cine. Si quieres participar ponte en contacto con nosotros en  fundacio@catalunyaplural.cat.

Llegir el Diari de la Cultura en català.

Fèlix Pons: “Para terminar con el turismo masivo hacen falta medidas drásticas"

Fèlix Pons i Paula Màlia, intérpretes de Souvenir

Lejos de un modelo de turismo controlado y sostenido en beneficio de las mayorías sociales, los diferentes consistorios barceloneses han apostado por un modelo de turismo sin límites ni escrúpulos que al servicio de una minoría oligárquica está desdibujando la fisonomía de los barrios y espacios públicos.

Desde una visión contemporánea, con un análisis de estos temas y leyendas, transversal y con sentido del humor, Souvenir, dirigido por Fèlix Pons e interpretado por Paula Màlia y el mismo Pons, conecta actualidad e historia, en una puesta en escena que utiliza el teatro de objetos y la tecnología audiovisual.

Souvenir propone, con tres tramas que se entrelazan, un trayecto que va desde el origen del turismo hasta una Barcelona futurista en guerra por culpa de este fenómeno. Es el sexto montaje de Arsènic Art Studio como compañía residente del Teatro Tantarantana.

¿Cómo surgió este grito teatral de rabia y dolor?

Souvenir nace tras vivir quince años en el centro de Barcelona, concretamente en Ciutat Vella, y ver cómo asistía al proceso de degradación imparable de esta ciudad provocado por el turismo. De ahí nace esta historia.

A pesar de todo, estamos hablando de una comedia...

Precisamente queríamos coger todo este tema de la masificación turística y el mobing inmobiliario que sufren muchos comercios, esta pérdida de la identidad de Barcelona, una ciudad que está perdiendo sus referentes, desde un punto de vista muy cómico. He querido utilizar el humor para reír de la situación. Ha salido una comedia negra, gore, muy alocada y bastante punky.

¿Cuáles son los aspectos que hacen de Barcelona una ciudad más pensada para ser visitada que habitada y que trates en la obra?

La Barcelona actual está concebida para el turismo. Toda esta apropiación que se ha hecho del centro histórico para uso del disfrute del turismo demuestra que el Ayuntamiento y las distintas administraciones no están protegiendo el patrimonio cultural y social de la ciudad. Es un hecho muy visible con toda la explotación de la Sagrada Familia, la Barceloneta, el Parque Güell... Como se está vendiendo Barcelona en el exterior y se está dejando de lado el barcelonés. Souvenir lo que hace es tratar el tema del mobbing y la especulación inmobiliaria en Ciutat Vella centrado en un videoclub, donde su propietario vive una situación que tendrá consecuencias nefastas. También nos centramos en la figura de un turista que ha venido a celebrar una despedida de soltero y cae en manos del propietario del videoclub. No puedo explicar más detalles, digamos que el encuentro acaba teniendo consecuencias trágicas.

¿De qué manera los diferentes lenguajes escénicos, con un peso importante del audiovisual, refuerzan las interpretaciones?

Souvenir son tres historias que se entrelazan gracias a tres formatos diferentes; una conferencia, una fotonovela doblada en escena y una serie hecha con teatro de objetos. En el transcurso de la obra tiene un peso específico el audiovisual. Paula y yo lo que hacemos es dialogar con los audiovisuales. Las escenas se combinan con imágenes en las que intervenimos. Considerando que el texto es un homenaje a los videoclubs y el cine, dialogamos constantemente con el mundo de la imagen.

En Souvenir hablas de terrorismo explícito para combatir el turismo. ¿Existe hoy en día algún tipo de terrorismo pacífico que luche contra el turismo de masas?Souvenir

Cuando vivía en la Plaza del Pi pensé seriamente de montar un comando terrorista para combatirlo de alguna manera. Finalmente hice un espectáculo que tiene un poco de terrorismo. Un terrorismo pacífico, con acciones, ideológico, le doy la bienvenida. Que la gente se anime a realizar acciones y movilizaciones para hacer entender que estamos dilapidando el patrimonio social y cultural de la ciudad de una manera que no somos conscientes.

¿Que Barcelona se haya convertido en un parque temático también es responsabilidad de los ciudadanos?

Este es uno de los puntos que pide una reflexión seria. Encuentro que se han hecho cosas muy mal desde las administraciones, los diferentes gobiernos no han blindado una cuestión fundamental que es mantener los referentes a nivel de negocio, a nivel social, a nivel de barrio... La introducción del turismo, que si quieres es imparable porque es una cuestión global, no ha blindado un modelo de ciudad donde el ciudadano no se vea violentado. Los ciudadanos debemos reflexionar sobre estos aspectos y rechazar prácticas de dudosa legalidad moral como el tema del alquiler de pisos que pertenecen a empresas que se dedican a especular. El comercio es otro de los puntos débiles. Deberíamos cuestionarnos a quien alquilamos los locales, qué tipo de comercios como propietarios estamos aceptando, si alquilamos los locales para que se haga una tienda de souvenirs o de helados.

¿El teatro ha cuestionado poco el modelo de ciudad?

El teatro de vez en cuando pone el dedo en la llaga. De hecho, hay toda una generación de dramaturgos y creadores que están haciendo teatro que conecta con la actualidad. No es tanto una responsabilidad del teatro sino global. Es una cuestión más social de los barceloneses que tenemos esta cultura de reflejarnos en la belleza de nuestra ciudad pero luego no defendemos todo este patrimonio, ser conscientes de que las cosas para que existan deben defenderse y eso tiene un precio. Hablo de cosas concretas como legislar que no hayan dos tiendas de souvenirs a diez metros de distancia.

Una Barcelona sin turismo es inimaginable actualmente. ¿El nuevo gobierno local liderado por Ada Colau será capaz de cambiar la situación?

En este sentido soy muy escéptico. De entrada, estoy muy contento de que se haya producido un cambio de gobierno, pienso que el anterior gobierno estaba potenciando aún más esta Barcelona vendida a los intereses del turismo y el negocio de la especulación inmobiliaria. Ojalá que el nuevo gobierno ponga freno a la situación. Ahora bien, soy escéptico porque pienso que es una cuestión estructural e imparable. Se ha escapado de las manos desde hace muchos años. Hacen falta medidas drásticas y no sé hasta qué punto Ada Colau tendrá la capacidad de moverse en este sentido.

¿La conclusión de Souvenir es que Barcelona está realmente extinguida?Souvenir

Es el punto de partida de la obra. Queremos hacer un llamamiento que todavía podemos hacer cosas. ¡Todo lo que esté en nuestras manos, cambiémoslo! Es un grito de rabia pero hecho desde el humor, es gamberro, y con un guiño. Que los barceloneses vengan a hacer un poco de terapia al teatro y pasen un buen rato. Que consideren que este tema es serio y, dentro de sus posibilidades, aporten su granito de arena.

Sobre este blog

El Diari de la Cultura forma parte de un proyecto de periodismo independiente y crítico comprometido con las expresions más avanzadas del teatro, la música, la literatura y el cine. Si quieres participar ponte en contacto con nosotros en  fundacio@catalunyaplural.cat.

Llegir el Diari de la Cultura en català.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
11 de junio de 2015 - 20:01 h

Descubre nuestras apps

stats