eldiario.es

9

CATALUNYA

Los montadores de escenarios de la Fira de Barcelona van a la huelga y amenazan la celebración del Sónar

Los trabajadores protestan porque la nueva licitación de este espacio de eventos no asegura su continuidad

La Fira de Barcelona garantiza que el festival "se celebrará con normalidad" a pesar del paro convocado

La huelga se iniciará el jueves, a falta de una semana para el inicio del evento de música electrónica más importante de España

Sonar, día 1

Imagen del festival Sónar en 2015

A falta de una semana para su comienzo, el festival de música electrónica más importante de España pende de un hilo. Los montadores de escenarios de la Fira de Barcelona -lugar en el que se celebra el Sónar- empiezan este jueves una huelga indefinida que podría alargarse hasta el sábado siguiente e impedir la celebración del evento. La Fira de Barcelona asegura que el paro no afectará al festival y garantiza que "se celebrará con normalidad".

Los llamados 'riggers', como se conoce a estos trabajadores, mantienen un conflicto con la Fira de Barcelona por la nueva licitación de su servicio, que se adjudicará a una nueva empresa a partir del próximo octubre. Los 'riggers' consideran que la nueva licitación no garantiza la continuidad de los trabajadores y pone en entredicho las mejoras de las condiciones laborales que han conseguido durante los últimos años. Los montadores de la Fira de Barcelona son los únicos que están sindicados en todo el país.

La Fira, por su parte, señala que sería ilegal que en el nuevo concurso se obligara a la próxima adjudicataria a mantener a los actuales trabajadores. "Podría plantear un problema legal con las empresas que puedan presentarse al concurso", explica en un comunicado. La Fira ha anunciado que contratará a otras empresas "para asegurar el montaje" del Sónar, una posibilidad que, según este organismo, está ya prevista en el contrato con el proveedor actual. La defensa de los trabajadores considera que esto implicaría vulnerar el derecho a la huelga.

El festival Sónar, que en la edición del año pasado reunió a 126.000 personas, se celebra el próximo 18, 19 y 20 de julio y se ha visto afectado de pleno por el conflicto entre los 'riggers' y la Fira. En un comunicado emitido el jueves por la tarde, el festival afirma que se acogerá a las soluciones que le ofrezca la Fira de Barcelona. "Cualquier otra opción que implicara una alteración en el calendario de montaje del festival hubiera representado un gravísimo perjuicio para los más de 2.000 trabajadores y colaboradores involucrados en el proyecto y los más de 120.000 asistentes nacionales e internacionales", afirma el mensaje. En el mismo comunicado, Sónar emplaza a la Fira a seguir las negociaciones con los trabajadores.

5 horas de reunión

Los representantes de los trabajadores se han reunido durante más de cinco horas sin desbloquear la situación. Al encuentro han acudido los representantes de los trabajadores y la actual adjudicataria, UTE Rigging. También ha acudido el Departament de Treball, que ejercía labores de mediación, y la Fira de Barcelona, aunque el organismo no ha querido participar en la reunión ya que considera que no es parte del conflicto y no tiene ninguna relación directa con los trabajadores, cuyo salario está alrededor de los 14 euros por hora.

Ante la situación de bloqueo, los 'riggers' han anunciado una huelga que puede durar hasta el sábado que viene. "Creemos que el nuevo concurso es un ataque al convenio y a todos los derechos que hemos conseguido hasta la fecha", señalaba en conversación telefónica Isaac Flix, uno de los portavoces de los 'riggers'. "La huelga se mantiene", remachaba.

Fuentes del departamento de producción del Sónar sostenían este jueves que el festival se celebraría de todas maneras, aunque no precisaban cómo se sortearía la huelga de los montadores. "A la dirección ni se le pasa por la cabeza cancelar", explicaban estas fuentes. "Suspenderlo cuesta millones de euros". 

Durante estos días, los montadores han estado trabajando a pleno rendimiento y el trabajo está avanzado, pero si se paralizara el trabajo demasiado tiempo el montaje correría peligro, señalan desde el departamento de producción.

El conflicto entre los 'riggers' y la Fira de Barcelona se suma al principal impedimento al que se ha tenido que enfrentar el festival este año: un cambio de fechas por primera vez en sus 26 años de historia. Debido a un evento que la Fira de L'Hospitalet (donde se celebra la edición de noche) tenía contratado, el Sónar ha tenido que abandonar sus tradicionales fechas -a mediados de junio- y pasarlas excepcionalmente a julio para la edición de 2019.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha