Barcelona pide un referéndum sobre monarquía al Gobierno central

Concentració a Plaça Catalunya a favor de la república. /ENRIC CATALÀ

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado por mayoría la petición al Gobierno central de un referéndum para decidir entre monarquía y república. La propuesta, presentada por ICV-EUiA, ha contado con los votos favorables de PSC y UpB -que es esencialmente ERC-; CiU se ha abstenido y el PP ha votado en contra. Ahora el texto deberá pasar por el filtro del Estado que, como es fácil de prever, lo rechazará.

El debate no se ha celebrado en una fecha casual, sino en la víspera de la proclamación de Felipe VI como nuevo rey de España. Una coronación que, hasta ahora, había tenido varias enmiendas, pero ninguna como la de una institución como el consistorio. Un nuevo y oficial argumento que puede erosionar la burbuja de triunfalismo que mañana invadirá las cámaras del Estado, donde a pesar de la abstención de hoy, no faltará el alcalde Xavier Trias, en un momento en que otras formaciones de ámbito estatal, como el Grupo de la Izquierda Plural, ya han advertido que no irán.

La comisión de Presidencia celebrada esta mañana de miércoles ha servido también para empujar al PSC a dar un paso adelante en una cuestión que, como CiU, le es incómoda. Y es que la federación socialista de Barcelona se había desmarcado de la posición oficial, favorable a la corona, y había que comprobar hasta qué punto conectarían su esencia republicana con una política de hechos consumados. Su voto favorable ratifica esta puntual coherencia, homologable a la que ha mostrado CiU, que se abstuvo, al igual que lo hizo hace unas semanas en el Congreso de los diputados.

El presidente de ICV-EUiA en el consistorio, Ricard Gomà, ha asegurado que "la abdicación y el automatismo dinástico pueden ser constitucionales, pero quedan lejos de la lógica democrática y presentan graves déficits de legitimidad". El artífice de la proposición de hoy ha recordado que "nadie menor de 54 años pudo votar la Constitución", y ha considerado que la renuncia de Juan Carlos I "abre una ventana de oportunidad" para impulsar "una dinámica de proceso constituyente, de cambio constitucional inexcusable".

Por su parte, el concejal del grupo socialista, David Escudé, que hace unos días había participado en el acto republicano celebrado en Cotxeres de Sants, ha explicado que la sociedad ya es lo suficientemente madura como para abordar este debate. En las filas independentistas, no se ha dejado pasar la ocasión para poner sobre la mesa el proceso abierto en Cataluña. El concejal de UpB -donde se integra ERC-, Joan Laporta, ha apoyado la propuesta escosocialista recordando que "deseamos toda la salud democrática a los españoles, lo que ayudará en las relaciones internacionales del futuro Estado catalán".

Pese a las dudas que había en relación al sentido del voto de CiU, los convergentes, a diferencia de otras cuestiones que afectan directamente a la ciudad, han dejado solos a los populares. El teniente de alcalde, Jaume Ciurana, sin embargo, no ha entrado a valorar la forma de estado y se ha centrado en el proceso: "Todo pasa por nuestro derecho a decidir". En cambio, desde el PP, la concejala Ángeles Esteller ha tachado la propuesta ecosocialista de "oportunismo político".

Etiquetas
Publicado el
18 de junio de 2014 - 14:17 h

Descubre nuestras apps

stats