La Generalitat promete seguir desplegando su red de embajadas pese al recurso de Borrell

Maragall dice que el Gobierno catalán seguirá abriendo delegaciones por "legítima defensa" con un despliegue sistemático

La Generalitat tiene previsto seguir adelante con el despliegue de su red de oficinas de acción exterior, conocidas como "embajadas". El conseller Ernest Maragall ha reafirmado ese compromiso este viernes, un día después de que el Ministerio de Exteriores anunciara un recurso contencioso-administrativo contra 6 de las sedes exteriores al considerar que se habían reabierto saltándose la ley.

El Gobierno recurre la reapertura de las 'embajadas' de la Generalitat de Catalunya en 7 países

El Gobierno recurre la reapertura de las 'embajadas' de la Generalitat de Catalunya en 7 países

La apertura de delegaciones continuará de forma "sistemática y sin parar", ha asegurado el conseller, que llegó al cargo prometiendo no solo restituir la red que el Govern había dejado antes de la aplicación del artículo 155 sino llevarla aún más lejos. Según ha indicado, se trata de un acto de "legítima defensa", después de que el Gobierno de Rajoy cerrase las oficinas sin razón jurídica cuando tomó el control de la Generalitat.

El pasado 26 de junio Maragall firmó el decreto que reabría las seis oficinas liquidadas por el 155, para el Reino Unido e Irlanda, Alemania, Italia, Suiza, Estados Unidos y Francia, nombrando inmediatamente un responsable al frente de cuatro de ellas y abriendo un proceso de selección para las dos últimas. Para cumplir con la ley de Acción y del Servicio Exterior del Estado, el departament además avisó previamente al ministerio de Exteriores de estas reaperturas.

La controversia desde el Ministerio viene precisamente de este aviso, ya que el Gobierno considera que la Generalitat no lo hizo con suficiente tiempo como para que pudieran elaborar un informe. En concreto, Exteriores asegura que la Generalitat les comunicó la creación de esas delegaciones con sólo 24 horas de antelación, impidiendo así que el Ministerio emitiera los informes correspondientes, y que por tanto infringió la ley.

Desde la Generalitat, en cambio, consideran que no ha habido tal violación por dos razones. La primera es que la ley habla del establecimiento de oficinas, cuando el decreto es sobre la reapertura de unas sedes ya establecidas con anterioridad. La segunda, que la ley solo establece como preceptivo el aviso previo, algo que ocurrió, pero no así esperar al informe del Ministerio.

La acción exterior catalana siempre ha sido uno de los principales puntos de fricción entre Barcelona y Madrid, hasta el punto que fue una de las áreas claves sobre las que el Gobierno más intervino durante los meses de 155. De la misma forma, para el anterior Govern el aparato internacional fue uno de los pilares sobre los que se intentó obtener el reconocimiento externo a las aspiraciones secesionistas. En paralelo a la estructura internacional de la Generalitat funciona el Diplocat, un patronato de diplomacia pública en la que están representadas diferentes instituciones catalanas, tanto públicas como privadas.

Publicado el
24 de agosto de 2018 - 12:51 h

Descubre nuestras apps

stats