Mas, tras los registros y detenciones por el 3%: "Convergència y yo somos objeto de caza mayor"

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, a la salida del TSJC el pasado jueves tras declarar por el 9-N

El president de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ha relacionado las detenciones y los registros en la sede de Convergència Democràtica fruto de la investigación sobre el 3% con el proceso soberanista catalán: "Convergència y yo somos objeto de caza mayor", ha afirmado Mas, que ha mostrado "confianza plena" en los responsables de su partido.

Detenidos el tesorero y dos trabajadores de CDC y el director de obra pública catalana por el 3%

Detenidos el tesorero de CDC y el director de la empresa de obra pública catalana por el 3%

En una comparecencia informativa en la galería gótica del Palau de la Generalitat tras firmar el decreto de constitución del Parlament surgido de las elecciones del 27-S, Mas ha cargado contra la "sobreactuación" y la "exageración" de la Guardia Civil, que, a su juicio, han marcado los registros y las detenciones.

La Guardia Civil ha detenido este miércoles al tesorero de CDC, Andreu Viloca, y al director de la empresa de obra pública de la Generalitat, Josep Antoni Rosell, así como a media docena de consejeros de constructoras por el presunto cobro de comisiones irregulares.

"No me escondo nunca, siempre doy la cara", ha añadido Mas, que ha defendido el sistema de adjudicaciones de obra pública de la Generalitat y se ha ofrecido para comparecer en el Parlament esta misma semana para demostrar que el sistema de adjudicación de obra pública de la Generalitat es "súper garantista y súper transparente". El president en funciones ha remarcado que "todos" los expedientes de adjudicación de obra pública "son impecables y más exigentes que los de cualquier otra Administración del Estado español"

Mas ha defendido que, como máximo dirigente de CDC, siempre ha tomado las decisiones "proporcionadas" una vez se han demostrado actuaciones irregulares. Sin embargo, Mas no ha contestado a las preguntas de los periodistas sobre el momento preciso en el que prevé tomar dichas decisiones en el caso del 3%.

Mas ha aplazado su actuación para cuando las investigaciones dejen de ser "puramente sospechas y rumores" y se conviertan "en algo más que requiera actuar de forma más proporcionada". "Siempre que ha salido algún caso he hecho preguntas, y se me ha dicho que no había irregularidades. Cuando personas de confianza te dicen que no ha habido irregularidades, yo me lo creo", ha aseverado Mas.

El president ha recordado que, cuando tuvo "la evidencia" de que la fundación de Convergència, la Catdem, había recibido dinero del Palau de la Música que dirigía el saqueador confeso Fèlix Millet -"de manera legal", ha matizado Mas-, requirió al partido que devolviera "hasta el última céntimo que había recibido del Palau".

También ha puesto el ejemplo de las "decisiones muy dolorosas" que tomó cuando el expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, confesó su fortuna oculta en Andorra. En aquella ocasión, Mas compareció ante la prensa para anunciar que Pujol había renunciado a todos los cargos honoríficos en Convergència y la coalición CiU, así como a todos los privilegios derivados de su condición como expresidente, incluido el trato protocolario de molt honorable (muy honorable).

Mas ha descartado coger más responsabilidades dentro del partido fruto de los escándalos de corrupción que acechan a CDCD: "Mis responsabilidades institucionales como president lo abarcan casi todo. Puedo destinar muy poco tiempo al partido", ha explicado Mas, que también ha querido destacar su "confianza" en los cargos de CDC. "Si yo os digo que la gente que lleva y ha llevado el partido es de plena confianza, ya está todo dicho", ha zanjado Mas.

Etiquetas
Publicado el
21 de octubre de 2015 - 13:13 h

Descubre nuestras apps

stats