eldiario.es

9
Menú

Los pueblos de Cuenca vuelven a la calle para pedir el 'San Martín' de la industria porcina

Coincidiendo con la festividad del 11 de noviembre, la Plataforma Pueblos Vivos Cuenca ha convocado una manifestación en la capital conquense

Está previsto que arranque a las 12 del mediodía para concluir con un manifiesto dirigido a responsables políticos municipales, provinciales y regionales

- PUBLICIDAD -
Otra de las pancartas en la concentración

Una de las pancartas de la reciente concentración en Toledo Foto: eldiarioclm.es

La Plataforma Pueblos Vivos Cuenca ha convocado una manifestación para el domingo 11 de noviembre que saldrá de la plaza de España de la capital conquense para recorrer varias calles de la capital y terminar en el punto de partida donde se leerá un manifiesto. La salida de la marcha en la que se espera que participen más de 200 personas está prevista para las 12 del mediodía, coincidiendo con la festividad de San Martín.  Ya el año pasado algunas plataformas en España se movilizaron bajo el lema ‘A la industria porcina le llega su San Martín’.

Los convocantes harán un llamamiento a todas las personas de Castilla-La Mancha que quieran sumarse a su iniciativa para “mostrar su desacuerdo con las políticas llevadas a cabo por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha”, porque dicen no querer “que las macrogranjas entorpezcan nuestra vida y llenen de malestar y enfrentamientos la vida de nuestros pueblos”.

“Es estupendo que los agricultores y ganaderos inviertan, pero que lo hagan apostando por una ganadería sostenible”, aseguran, porque “nuestro dinero no puede utilizarse en beneficio de unas pocas empresas cárnicas para destruir nuestro entorno y poner en peligro un poco más la despoblación de nuestros pueblos”.

Reclamarán a los políticos tanto del ámbito provincial como regional que apoyen la industria agroalimentaria “dentro de una economía sostenible y ecológica, que apoye a los jóvenes y mujeres y que apuesten por el turismo rural” y que reflexionen “sobre el modelo de explotación intensiva que defienden” porque en su opinión la ganadería extensiva “es mucho más compatible con nuestro modelo de economía, y que favorece la calidad del producto, y del empleo”

Cartel de la convocatoria

Cartel de la convocatoria

Otra de las peticiones que harán pública es que  los estudios ambientales relacionados con las macrogranjas “se ajusten a la realidad de cada localidad”, teniendo en cuenta su su orografía, su entorno socioeconómico y cultural o su población.

Habrá también demandas para los ayuntamientos, de cara a que pongan en marcha “las ordenanzas precisas para evitar la instalación de explotaciones ganaderas intensivas en la localidad, delimitando las distancias necesarias”. Unas ordenanzas que también regulen “el tránsito continuado de camiones de gran tonelaje por las carreteras, así como del tránsito de los purines por el casco urbano”.

Petición a la Asociación de Promoción y Desarrollo de la Serranía conquense

En particular se dirigirán a los ayuntamientos que forman parte de PRODESE, la Asociación Promoción y Desarrollo Serrano de la Serranía de Cuenca para que “se replanteen la estrategia de desarrollo local aprobada en 2014, que reconocía que la actividad tractora de la zona iba a ser el turismo de naturaleza, actividad apoyada por el principio de sostenibilidad ambiental, económica y social, y el crecimiento sostenible”. Algo que, sostienen, “es incompatible con la instalación de macrogranjas”.

El manifiesto estará cargado de reivindicaciones que pasan no solo por la vigilancia del estado de agua (acuíferos, fuentes y ríos) ante el temor de que los  purines esparcidos - sobre los que piden un control exhaustivo- por las tierras de cultivo “lleguen  a los acuíferos y contaminen el agua con nitratos y antibióticos, dejando de ser potable y siendo sumamente perjudicial para la salud”.

Para las explotaciones ya existentes, reclaman alternativas “más saludables y menos molestas para el tratamiento de los purines” y proponen que sean retirados  por un gestor de residuos así como la cubrición de las balsas donde se guardan “para evitar en lo posible el problema de la proliferación de moscas y otros insectos”.

A eso se une la petición de “un uso racional de los antibióticos, rechazamos su abuso en la ganadería intensiva. Queremos una alimentación saludable, alimentos sin transgénicos, que es lo que comen los animales de la ganadería industrial”.

Y mientras, la integradora de Incarlopsa lanza un mensaje de “formación y empleo”

Y mientras, ICPOR Soria la empresa integradora vinculada a Incarlopsa  que promueve la mayoría de las macrogranjas en la provincia de Cuenca anunciaba esta semana  la firma de un convenio de colaboración con el Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP) Aguas Nuevas (Albacete) para promover la formación y el empleo joven en Castilla-La Mancha.

Sigue lanzando el mensaje de que el sector porcino genera empleo con este acuerdo que tiene una vigencia de cuatro años prorrogable hasta en otros cuatro para potenciar la formación teórica y la experiencia práctica en todos los aspectos relacionados con la porcinocultura. Los alumnos recibirán 420 horas de formación impartida por profesionales de ICPOR de áreas especializadas como veterinaria o ingeniería agronómica, que se completará con la aplicación práctica en granjas promovidas por la compañía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha