La portada de mañana
Acceder
Los contagios entre vacunados dejan en el aire las cenas de empresa
Preguntas y respuestas sobre la vacunación de los niños pequeños
OPINIÓN | Imaginen la peor de sus pesadillas, por Rosa María Artal

Consuelo Císcar: "Me siento orgullosa de haber contribuido a unos de los periodos más brillantes del IVAM"

Consuelo Císcar, exdirectora del IVAM, en primer término a la derecha, conversa co su abogado.

Consuelo Císcar, exdirectora del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM), ha defendido su gestión al frente del museo durante el turno de última palabra en el juicio por la adquisición de las obras póstumas del escultor Gerardo Rueda. Císcar, muy emocionada, ha pedido "reparación" por el "sufrimiento e incomprensión" que dice haber padecido. "Las obras son auténticas, legales y válidas", ha dicho la exdirectora del museo, quien ha asegurado que el balance de su gestión ha sido "espléndido". "Me siento orgullosa de haber contribuido a unos de los periodos más brillantes del IVAM", ha declarado Císcar, quien también ha denunciado un "linchamiento mediático".

Juicio del 'caso IVAM': la catastrófica era de Consuelo Císcar, en el banquillo

Juicio del 'caso IVAM': la catastrófica era de Consuelo Císcar, en el banquillo

El letrado de la exdirectora del museo ha reconocido que durante el jucio han aflorado ciertas irregularidades. "Aunque faltan algunos elementos como el contrato o el informe de la reunión de la comisión de adquisiciones, cualquiera de estos elementos en ningún caso supondría un delito de prevaricación, sería en todo caso una irregularidad administrativa", ha dicho el abogado Juan Molpeceres, quien ha recalcado que "las personas más relevantes del personal del museo dijeron que sabían que eran obras póstumas".

Paco de Antonio, el letrado de Juan Carlos Lledó, ha distinguido entre las normas deontológicas y el Código Penal, en referencia a las normas internas que suelen regir la gestión de los museos públicos ("un código deontológico que inventaron los franceses", ha dicho el abogado del exdirector económico y financiero). Santiago Milans del Bosch, defensor del heredero de Gerardo Rueda, ha sido el más contundente en su informe de conclusiones. Milans ha dicho que la causa contra Císcar se debe a la "represión por el cambio político" que hubo en 2015, cuando el PP perdió el Gobierno autonómico, "cuya víctima primera" sería Consuelo Císcar.

El "tonto necesario"

El letrado ha acusado al Ministerio Fiscal de filtrar información de un "caso mediático" alrededor del "hijo gordo", según ha dicho en referencia a su cliente, de quien ha recordado que fue jugador de fútbol. "Era el tonto necesario", ha agregado. Milans del Bosch se ha permitido incluso imitar la voz de la fiscal anticorrupción y de la letrada de la acusación popular, que ejerce la entidad Acción Cívica Contra la Corrupción.

También ha arremetido contra el representante de la Abogacía de la Generalitat Valenciana, que ejerce la acusación particular, del que ha recordado que formó parte de la Agencia Valenciana Antifraude, cuyo director declaró como testigo. El letrado de José Luis Rueda también ha cargado contra la Udef de la Policía Nacional y ha advertido de que si el tribunal dicta una sentencia condenatoria, "se cargan todo el sistema museístico internacional".

El heredero del artista ha insistido en una suerte de conspiración ejecutada cuando entró a gobernar el Pacte del Botànic. "Hubo un cambio político y como había que ir a por esta señora [en referencia a Císcar] me meten a mi", ha dicho en su turno de última palabra. "Yo no he necesitado al IVAM en mi vida porque mi padre ha hecho 600 exposiciones en el mundo", ha apostillado.

"Han centrifugado la responsabilidad hacia terceros"

La acusación popular ha recalcado que Consuelo Císcar "actuaba sin criterio técnico", anulando además al departamento artístico. "A ninguno de los conservadores que han testificado en este juicio se les ha pedido asesoramiento alguno para la adquisición de las obras de Gerardo Rueda", ha recordado la letrada de la entidad Acción Cívica Contra la Corrupción, quien ha recordado que Consuelo Císcar era un alto cargo "político" designada por el Ejecutivo autonómico del PP. "¿Y si Císcar hubiese decidido comprar obra de Rablaci [hijo de la exdirectora del IVAM] por 1.000 millones de euros?", se ha preguntado la letrada.

El letrado de la Abogacía de la Generalitat Valenciana ha remarcado que las defensas han intentado durante todo el juicio confundir las adquisiciones de obras por parte de un fondo de inversión con las de un museo público. "Han centrifugado la responsabilidad hacia terceros, intentando responsabilizar a todo el museo", ha asegurado. El abogado de la acusación particular ha reprochado a la dirección del museo encabezada por Consuelo Císcar "sufragar con fondos públicos" la exposición de la colección privada de José Luis Rueda.

En sus conclusiones, el representante de la Generalitat Valenciana ha recordado que nunca se ha puesto en duda el aspecto jurídico de la autorización de Gerardo Rueda a su hijo adoptivo para reproducir obra póstuma. "Discutimos si esas obras valían lo que se pagó o no lo valían", ha concluido.

Etiquetas
Publicado el
23 de noviembre de 2021 - 22:46 h

Descubre nuestras apps

stats