La portada de mañana
Acceder
El PP intenta enterrar la investigación judicial de las primarias de Mañueco
Los cuatro nuevos debates que plantea ómicron frente a la pandemia
OPINIÓN | ¡Paguen más!, por Esther Palomera

Delegación del Gobierno no ve infracción del Arzobispado de València por la concentración del Día de la Virgen

Momento en el que sale la celebración con la imagen de la Virgen de los Desamparados ante la expectación de decenas de personas.

El Arzobispado de València no será sancionado por los hechos que se produjeron el pasado 10 de mayo, día que en el que estaba prevista la celebración del Día de la Virgen de los Desamparados, a las puertas de la Basílica.

En pleno confinamiento y con la ciudad de València aún en la fase cero de desescalada, los responsables del templo decidieron sacar la imagen de la Mare de Déu a las puertas del templo, lo que genero un efecto llamada y una concentración de personas sin que en muchos casos se guardaran las obligadas distancias de seguridad.

Tanto es así, que varios agentes de la Policía Local solicitaron a los asistentes mediante megáfonos que guardaran las distancias (ver vídeo).

Tras los hechos, el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, remitió un informe de los hechos a la Delegación del Gobierno al considerar que se pudo infringir el estado de alarma, puesto que el hecho de sacar la imagen de la Virgen a las puertas de la Basílica generó una concentración de personas prohibido expresamente.

Sin embargo, desde la Delegación del Gobierno han confirmado a eldiario.es que tras analizar el informe policial no se observan argumentos legales que justifiquen una sanción.

Fuentes cercanas a la investigación han explicado que el hecho de no sacar la imagen de la Mare de Déu fuera de los límites de la Basílica impiden que se considere un acto público oficial no previsto por el estado de alarma. Así, han añadido que con la ley en la mano el los responsables del recinto se limitaron a abrir las puertas, algo permitido junto con un aforo de un tercio del total en el interior.

Las mismas fuentes han comentado que quizás se pudo sancionar a los asistentes por no guardar las distancias de seguridad, pero no hubo identificaciones de los agentes para evitar un riesgo de alteración del orden público.

La actuación del Arzobispado provocó las críticas del concejal Cano, quien consideró que "la Iglesia debería predicar con el ejemplo" porque además "es donde miles de personas se miran en el espejo" y lamentó que "deben comportarse  con responsabilidad y hoy no lo han hecho".

El cardenal y obispo de València, Antonio Cañizares, cargó contra el edil en su respuesta al compararlo con el emperador romano Nerón por "acusar a los cristianos" de crímenes y hechos que no habían realizado.

Etiquetas
Publicado el
10 de junio de 2020 - 22:32 h

Descubre nuestras apps

stats