La dirección de Domus Vi asegura que en la residencia de mayores de Llíria "no hay ni ha habido situaciones de maltrato"

Vista general de la residencia Domus VI de Lliria (Valencia). EFE/ Biel Aliño

"En la residencia Jardines de Llíria no hay ni ha habido situaciones de maltrato", así de contundentes se muestran desde Domus Vi después de que haya finalizado la investigación interna abierta en el centro a raiz del vídeo que se hizo público en el que se podían ver supuestos maltratos a los mayores por parte del personal de la residencia. La Fiscalía trasladó al juzgado en octubre estos hechos al detectar indicios de delito.

Las conclusiones de su investigación interna reflejan que "no ha habido ningún tipo de maltrato", e insisten en que "todas las imágenes difundidas cuentan con una explicación, y están documentadas como se refleja en los informes asistenciales de cada una de las personas que aparecen en las imágenes".

Así mismo, sentencian que el centro "ha cumplido en todo momento con la normativa estatal 'Guía de prevención y control frente al COVID-19 en residencias de mayores y otros centros de servicios sociales de carácter residencial', en su versión de 24 de marzo de 2020, que afirmaba que debían restringirse las salidas fuera de la habitación al mínimo imprescindible. Añadiendo que era preferible el aislamiento vertical o por plantas como criterio de agrupación, directrices que el centro cumplió al confinar a los residentes en sus habitaciones y al asignar siempre a los mismos profesionales del equipo técnico los residentes de una planta en concreto para evitar el posible contagio de residentes de diferentes plantas a través del personal

El equipo de atención directa "dispone de la formación académica y profesional necesaria para atender correctamente las necesidades de los residentes" y que el equipo de supervisión "fiscalizó el correcto desempeño de las actividades a realizar por el equipo de atención directa: vigilancia del cumplimiento de los planes de cuidados de los residentes, vigilancia física aleatoria, etc.".

También indica que el equipo de atención directa "desarrolló la totalidad de sus actividades de forma organizada y coordinada: existencia de rutas diarias, planes de cuidado individualizados por residente, planes de alteración conductual cuando es necesario, etc.".

Domus Vi, que gestiona más de 25.800 plazas en 202 centros residenciales y de atención diurna en España, condena "rotundamente" las imágenes emitidas el pasado mes de septiembre y "lamenta profundamente el dolor que dichas imágenes y los hechos que reflejan, fuera de contexto, hayan podido causar tanto a los familiares de los residentes como a los trabajadores que con profesionalidad y dedicación desempeñan sus labores en esta residencia".

José Luis Roselló, director de Operaciones de Domus Vi, explica en un comunicado que pese a que en el centro de Llíria no ha habido casos positivos en COVID-19 "ni durante la primera oleada, ni ahora", la situación de crisis sanitaria "también afectó a la organización que solemos tener en el centro y al proceso habitual de comunicación con las familias en momentos puntuales".

Mejoras en la residencia

La empresa, sostienen, ha revisado todos los protocolos asistenciales y ha llevado a cabo ·numerosas medidas de mejora en la residencia, ente ellas la contratación de más personal, realización de una auditoría de calidad interna, así como ha facilitado formación asistencial adicional a todos los empleados del centro". El centro ya fue sancionado con 174.000 euros por la Conselleria de Igualdad a tras abrírsele un expediente sancionador al detectarse diversas irregularidades.

Domus Vi apunta que desde que se hizo cargo de la residencia, en noviembre de 2018, "no ha cejado en su empeño de mejorar la calidad asistencial, reacondicionar sus instalaciones, así como de reforzar la formación continua de sus trabajadores". "Tanto es así que -insisten-, en la última encuesta de satisfacción a familias (octubre de 2020), la residencia obtuvo un resultado medio de 7,4 sobre 10, siendo la ausencia de casos positivos de COVID el elemento mejor valorado, seguido de los protocolos de seguridad, los cuidados, la disponibilidad y escucha del personal así como los canales de comunicación con las familias.

Además, reseñan que en estos últimos meses "ha llevado a cabo en la Residencia Jardines de Llíria las siguientes acciones: una auditoría interna de calidad; la revisión de todos los procedimientos asistenciales; la contratación de un profesional médico adicional; la creación de un equipo asistencial de intervención para la zona; la la realización de plan de formación específica sobre procesos claves y coaching a la dirección del centro; un plan global de remodelación y acondicionamiento del centro; o la instalación de cámaras de seguridad en zonas comunes".

"Recientemente, Bureau Veritas, líder mundial en inspección, certificación y ensayos, ha realizado la auditoría de verificación de los protocolos de seguridad en el centro residencial DomusVi Jardines de Llíria que ha sido superada de forma satisfactoria", concluyen.

Etiquetas
Publicado el
10 de noviembre de 2020 - 13:15 h

Descubre nuestras apps

stats