El Gobierno valenciano pedirá por segunda vez el aval de la justicia para aplicar el toque de queda sin estado de alarma

Una patrulla de la Policía Local en Valencia.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, avanzó este lunes que se levantará el cierre perimetral de la Comunitat Valenciana a partir del próximo 9 de mayo, cuando se prevé que decaiga el estado de alarma, pero que espera que se pueda mantener el toque de queda, quizás con un horario más permisivo que el actual (ahora está fijado de 22.00 a 6.00).

Ante las dudas legales surgidas sobre el mantenimiento de estas y otras restricciones sin la cobertura del estado de alarma, como la posibilidad de confinar localidades puntuales que experimenten un aumento significativo de incidencia acumulada, fuentes de presidencia de la Generalitat Valenciana se muestran confiadas.

En este sentido, recuerdan que antes de declararse el segundo estado de alarma el pasado 25 de octubre, el Gobierno valenciano ya aprobó el toque de queda entre la media noche y las 06.00 horas, una medida que contó con el aval del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) cuatro días después de su aplicación.

El TSJ consideró que las normas aprobadas eran constitucionalmente proporcionales y sus magistrados expresaron que el toque de queda en el mencionado horario "no solo ofrece las ventajas para el interés general (...), sino que, por la franja horaria que involucra y las muy importantes excepciones que incluye, minimiza su afectación a la actividad económica".

Por este motivo, ahora "el Gobierno valenciano quiere mantener una colaboración estrecha con los tribunales para que las medidas tengan amparo legal y permanecer en contacto con el TSJCV para obtener las máximas garantías".

Para ello, indican que se van a plantear informes técnicos "ajustados a la realidad epidemiológica" para sustentar la argumentación de la Generalitat. Así, trabajarán con la "máxima rigurosidad posible" para ver "qué restricciones son necesarias".

Todos los detalles sobre las medidas que se mantendrán tras el 9 de mayo se definirán a finales de la presente semana en una reunión de la mesa interdepartamental, aunque no se esperan muchas novedades más allá del mencionado levantamiento del cierre perimetral autonómico, y quizás un ajuste del horario del toque de queda, lo que podría ir acompañado de una ampliación de los horarios de la hostelería.

Puig insistió en pedir "prudencia" pese a que la Comunitat Valenciana sea la autonomía con "menos riesgo" de contagio en estos momentos, y defendió el "trabajo" realizado en las últimas siete semanas. Además, incidió en que la desescalada no puede ser "disruptiva".

Etiquetas
Publicado el
3 de mayo de 2021 - 22:15 h

Descubre nuestras apps

stats