La portada de mañana
Acceder
Varias comunidades tendrán que bajar las tasas universitarias
El fiasco de la Sareb suma 35.000 millones a un rescate que no costaría “un euro”
Opinión - 'La importancia del consenso en la reforma laboral', por Ignacio Escolar

CV Opinión cintillo

La sociedad valenciana contra la corrupción: cinco años después

1

Esta semana se cumplen 5 años de una Ley de la que nos sentimos especialmente orgullosas en Unides Podem, porque fue precisamente nuestro grupo parlamentario en la anterior legislatura el que la impulsó: hablo de la Proposición de Ley de creación de la Agencia Valenciana de Prevención y Lucha contra el Fraude y la Corrupción de la Comunidad Valenciana, presentada por el Grupo Parlamentario Podemos-Podem en noviembre de 2015, a raíz del primer Acuerdo del Botánic, y como cauce de solución a las preocupaciones de la ciudadania ante un problema tan grave como la corrupción.

Recuerden ustedes el momento, 2015, un año en el que hablar en la Comunidad Valenciana de la lucha contra el fraude y la corrupción era una cuestión prioritaria para las valencianes. La corrupción se estaba llevando por delante la salud y la calidad de vida de mucha gente en nuestra comunidad, se convirtió en un problema estructural, generando un impacto social, un impacto económico y un impacto en el descrédito de las instituciones y de la misma democracia. 

Nosotros entendimos que era absolutamente necesario intervenir en este campo. Fue uno de nuestros compromisos electorales, uno de nuestros compromisos programáticos y uno de los compromisos del Botànic.

Pero además, como siempre hacemos en todas nuestras iniciativas legislativas -como estamos haciendo ahora con la Proposición de Ley de Salud Mental- la forma mejor de hacer una agencia de lucha contra el fraude y la corrupción era oyendo a los expertos y a la sociedad civil. Y por eso elaboramos la ley tras consultar con asociaciones de todo tipo, asociaciones de la sociedad civil, síndic de comptes, secretarios, interventores y tesoreros de la administración local, acción cívica, el observatorio ciudadano contra la corrupción, la federación por la justicia, los fiscales, jueces, policías y profesionales variados. Pero además es fruto del diálogo entre las fuerzas políticas, del que dan cuenta las 103 enmiendas y las 29 transacciones y aproximaciones alcanzadas entre enmiendas y el texto de Podemos.

Podemos tuvo la valentía de proponer una ley en el momento oportuno, sin esperar a ninguna acción de ningún gobierno ni de ninguna otra institución, incluso en contra de alguna, porque era urgente crear mecanismos de prevención del fraude y la corrupción, establecer mecanismos para que los funcionarios públicos y la sociedad civil pudieran activar las alertas para que no se produjera la corrupción y el fraude. Para ello era necesario establecer una acción preventiva y crear un instrumento que no estuviese al servicio de ningún gobierno; estamos hablando de un instrumento al servicio de la ciudadanía.

No solo impulsamos la ley, conseguimos que el PSPV y Compromís entendieran que la agencia no podía depender del poder político. Quiero destacar en el ámbito de actuación de la agencia, el control que la misma ejerce, porque es amplísimo. Puede controlar a La Generalitat, al sector público, a los órganos estatutarios, a les Corts, a las universidades públicas, a los partidos políticos, a los sindicatos, a las organizaciones empresariales y a cualquier entidad, pública o privada, que esté financiadas mayoritariamente por la administración pública.

Por fin, y después del enorme trabajo del Grupo Parlamentario Podem, les Corts Valencianes aprobaron en noviembre de 2016, con los votos a favor de todos los grupos parlamentarios excepto el PP, que votó en contra, la ley de creación de la Agencia de Prevención y Lucha contra el Fraude y la Corrupción de la Comunitat Valenciana.

La agencia valenciana fue pionera en toda España en solicitar el plan nacional contra la corrupción y su ley, en implantar un canal de denuncias y en su ley de protección a denunciantes.

Cuanto más invirtamos en esta institución, más ahorraremos. Invertir en transparencia y lucha contra la corrupción supone evitar el saqueo que hemos vivido en nuestra comunidad. ¿Cuántos millones de euros de los valencianos y valencianas han acabado en los bolsillos erróneos? ¿En bolsillos de corruptos, en lugar de en políticas públicas?

El trabajo de investigación de la Agencia es fundamental en la prevención y lucha contra una lacra que no hace mucho ha dañado gravemente a la Comunidad Valenciana, y en la que intereses de, precisamente, grupos que han conocido de cerca esa corrupción, como el del Partido Popular, hacen cuestionar y ponen en duda el trabajo de investigación. Cuestionar e impedir la confidencialidad de las investigaciones que se están llevando a cabo, y que probablemente pasen al ámbito judicial, es impedir igualmente la investigación no ya solo de la Agencia, sino también de los propios juzgados a donde el expediente pueda derivarse. El hecho de dar publicidad y no respetar la confidencialidad ataca de lleno el trabajo de la Agencia.

La propia Ley considera que son irregularidades obstaculizar un procedimiento de investigación; incumplir las medidas de protección del denunciante; no comunicar los hechos que sean susceptibles de corrupción, fraude o ilegalidad; filtrar información y realizar una denuncia falsa. Podemos luchó enormemente por la independencia de la Agencia y por respetar la confidencialidad para poder investigar, solo así podemos cortar la corrupción, porque sabíamos que iban a existir peligros y sabotajes al trabajo de la Agencia, lo sabíamos desde el mismo momento que propusimos la Agencia, y por eso defendimos en la ley esa independencia y confidencialidad.

Quiero citar una frase que precisamente la entonces diputada de Podemos, Fabiola Meco, citó en su debate de defensa de la ley en sede parlamentaria, una frase de Bertolt Brecht: «Qué tiempos serán los que vivimos que hay que defender lo obvio».

Seguimos luchando contra los obstáculos al procedimiento de investigación que estamos viviendo estos días, justo ahora en el 5º aniversario de la Agencia, obstáculos creados por un grupo parlamentario que ha vivido de cerca la corrupción en sus carnes, un partido precisamente condenado por corrupción, es el que quiere que la Agencia no investigue. Seguimos en el punto de 2015, seguimos teniendo que defender día a día que la corrupción no siga y sobre todo no vuelva, y en eso Unides Podem pondrá todas sus fuerzas.

Mi más sincero agradecimiento a Fabiola Meco y Antonio Montiel por el impulso que le dieron para la creación de la Agencia Valenciana Antifraude.

*Pilar Lima, síndica del grupo parlamentario Unides Podem en Les Corts Valencianes

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats