Los trabajadores de Pilkington en Sagunt temen que el cierre de la línea de laminado arrastre a toda la planta

Imagen de la reunión del Comité de Empresa de Pilkington con los partidos políticos de Sagunt.

Los trabajadores de la planta de Pilkington en Sagunt temen que el cierre de la línea de laminado a través de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) anunciado por la empresa esta semana, arrastre "al conjunto de la factoría a un cierre".

Así lo explica el Coomité de Empresa de la planta en un comunicado alertando sobre esta reestructuración, por lo cual se han movilizado entrevistándose este jueves con las autoridades municipales y también realizando asambleas de trabajadores durante la mañana y la tarde. En principio ahora el Comité de Empresa junto a los sindicatos van a establecer reuniones de coordinación para evitar la situación sobrevenida, estableciendo las estrategias necesarias para parar este cierre.

En la reunión mantenida con la corporación municipal de Sagunt se consiguió consensuar el apoyo unitario de todas las formaciones políticas, consenso que se reflejará en una moción que se presentara al próximo pleno municipal. El alcalde de Sagunt, Darío Moreno, también se ha ofrecido para dirigirse a la empresa "con la mano tendida" para que "recapacite, eche marcha atrás en esta decisión de cierre y podamos hablar del futuro de la planta".

Por otro lado también se ha pedido que se traslade la lucha de la planta de Sagunt a los partidos con representación autonómica. Por ultimo se ha instado al alcalde Moreno que solicite a través de la dirección de la planta, una reunión con la dirección europea del grupo a fin de revertir esta situación y buscar alternativas que garanticen la continuidad de la planta de Sagunt.

El Comité de Empresa señala que "es urgente que los poderes públicos tomen las medidas necesarias para evitar que se produzcan deslocalizaciones o cierres de empresas y por ello es inaplazable una revisión de los instrumentos de defensa industrial de nuestro tejido productivo para evitar los riesgos de deslocalización de empresas a países con una legislación laboral menos justa. Y, en cualquier caso, en aquellas circunstancias en las que una reestructuración sea necesaria, ésta debería llevarse a cabo siempre de forma responsable y con diálogo con los sindicatos".

Por otro lado también se advierte que "esta propuesta de desinversión en la factoría de nuestra ciudad produciría un fuerte impacto negativo sobre el empleo, no solamente en personal propio y subcontratas, sino también en el empleo de empresas localizadas en la comarca del Camp de Morvedre cuya actividad esta relacionada con la producción de dicha planta vinculada al sector automóvil, y el efecto que la perdida de empleo tendría en otros sectores".

Etiquetas
Publicado el
10 de septiembre de 2021 - 08:47 h

Descubre nuestras apps