València se convierte por una semana en la capital mundial del transporte del futuro, el Hyperloop

Uno de los equipos participantes con su prototipo de hyperloop.

La Universitat Politècnica de València (UPV) acoge esta semana la primera edición de la European Hyperloop Week (EHW), un evento internacional dedicado al transporte del futuro, el Hyperloop, que permitirá trasladar pasajeros y mercancías a velocidades de más de 1.200 km/h de una manera totalmente sostenible.

Hasta el próximo viernes, la sede central es el pabellón de deportes de la UPV, transformado estos días en un taller en el que los equipos participantes trabajan en la puesta a punto de sus pods (nombre con el que se conoce a las cápsulas o vehículos). En total, en la EHW participan once equipos de manera presencial -con más de 400 estudiantes- otros trece equipos de forma on line y siete empresas especializadas del sector, en un evento que hasta ahora solo se había celebrado en EE.UU.

“Esto es el futuro y que los estudiantes de Hyperloop UPV hayan conseguido que la primera vez que este evento se celebra fuera de EE.UU. lo haga en València es todo un reto y todo un éxito. Estos días, nuestra ciudad y la Universitat Politècnica de València, en particular, se convierten en la capital mundial del Hyperloop, en un punto de encuentro internacional que nos acerca a la próxima revolución del transporte”, ha señalado esta mañana Esther Gómez, vicerrectora de estudiantes y emprendimiento de la UPV.

Gómez ha destacado además que este evento supone un hito para el programa de Generación Espontánea de la UPV –en el que se encuadra el equipo Hyperloop UPV- “un punto de inflexión en el recorrido de este proyecto institucional de la Universitat Politècnica de València, que fomenta la realización de actividades extracurriculares, contribuyendo al desarrollo formativo y la adquisición de competencias transversales del estudiante”.

Hasta el próximo viernes, todos los equipos participan en sus respectivos boxes en una competición en la que se valoran aspectos como la escalabilidad, el impacto en la sociedad, la eficiencia y la innovación de los prototipos. Y en paralelo a la competición, se celebran charlas, conferencias y mesas redondas para generar un intercambio de ideas que potencie la relación empresarial y estudiantil.

Junto a la UPV, participan también, entre otros equipos, el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), la Escuela Politécnica Federal de Zurich (ETH Zurich), la Universidad Técnica de Delft (TU Delft) y la Universidad de Edimburgo. Solo entre ellos ya suman 1 oro, 3 platas y 20 fases finalistas en las Hyperloop Pod Competition de SpaceX.

El sábado 24 de julio la competición se trasladará hasta el circuit Ricardo Tormo de Cheste, donde correrán los equipos que, durante la semana, hayan demostrado ser seguros y fiables en opinión del jurado técnico, formado por ingenieros, profesores y especialistas de diversas entidades colaboradoras. Cada uno de estos equipos pondrá en funcionamiento su pod en un raíl de pruebas de 168 m instalado en el corazón del Circuit.

Y ya el domingo, el tinglado n.2 del Puerto de València acogerá las dos últimas grandes citas de la European Hyperloop Week (EHW). Por la mañana, abrirá al público en general la exposición de todos los prototipos, con la presencia también de los equipos participantes en la competición y muchas de las empresas que activamente trabajan en el desarrollo de hyperloop. Y ya por la tarde se celebrará el acto oficial de clausura, con la entrega de premios a los ganadores de esta primera edición de la EHW.

IGNIS, la apuesta del Hyperloop UPV

El equipo de la Universitat Politècnica de València participa en la EHW con IGNIS, un revolucionario prototipo por su motor de inducción electromagnética. “Es un motor único, que creemos que es el futuro, y con el que estamos obteniendo ya unos resultados realmente espectaculares”, ha destacado Ferran de Andrés, director del equipo Hyperloop UPV.

IGNIS se compone de una estructura enteramente realizada en fibra de carbono, con un chasis geométricamente optimizado junto a un carenado modular muy aerodinámico, y un sistema de propulsión consistente en dos motores lineales de inducción (LIM) alimentados por dos cajas de baterías capaces de proporcionar hasta 141 kW de potencia eléctrica. Incorpora también 30 placas de control que monitorizan el estado de todos los componentes para garantizar la seguridad del pod

Etiquetas
Publicado el
21 de julio de 2021 - 09:51 h

Descubre nuestras apps