La portada de mañana
Acceder
Las comunidades se lanzan a eliminar restricciones
Las Tablas de Daimiel solo sobreviven por las transfusiones de agua
Opinión - Ayuso, un torpedo trumpista a La Moncloa, por Rosa María Artal

València crea un sistema pionero para medir el impacto del turismo en las reservas de agua dulce

El objetivo del estudio es poder equilibrar el consumo del agua que produce el turismo.

La ciudad de València será una de las primeras ciudades en auditar la huella hídrica de su actividad turística. Se trata de un indicador ambiental que permite medir el impacto directo e indirecto de la actividad humana generada por el turismo sobre las reservas de agua dulce. El concejal de Turismo, Emiliano García, explica que esta medición "será de gran utilidad para cuantificar los recursos que se deben destinar para compensar este gasto, y crear un turismo sostenible, eficiente y saludable"; así apunta que esta medida de la huella hídrica se une a la que ya se hizo el año pasado de la huella de carbono, por lo que "nuestra ciudad es ya un referente mundial y ejemplo para otros destinos que emprendan estrategias de sostenibilidad”, ha afirmado el edil.

El Ayuntamiento de València está desplegando acciones para combatir el impacto del cambio climático y convertirse en un destino turístico sostenible, que tenga una huella neutra tanto en carbono como en agua. Para ello se explica que "la ciudad debe ser capaz de regenerar la misma cantidad de carbono y de agua que consume". Este martes se ha presentado un innovador sistema para calcular y certificar la huella hídrica que genera el turismo, al igual que se hizo hace un año con el de carbono.

“La medición se realiza mediante un innovador sistema digital, que es capaz de medir el gasto de agua total y de cada uno de los componentes, una información imprescindible para definir e implementar acciones de reducción y compensación”, ha explicado Juan Luis Pozo, Director de sostenibilidad de Global Omnium, empresa que ha desarrollado el proyecto. Esta medición ha obtenido la certificación de Aenor, lo que le ofrece una gran consideración tanto a nivel nacional como internacional.

La huella hídrica anual del turismo en València es de 74,23 hm3. Este informe permite conocer que el consumo directo de agua por los turistas supone el 16% del total, el otro 84% es un consumo indirecto, asociado a la producción de bienes y servicios. Los servicios públicos de agua representan un 0,53% de la huella hídrica “lo que demuestra la gran eficiencia hídrica de la ciudad, la mayor de Europa con un 87% de eficiencia real gracias, entre otras cosas, a esta exhaustiva medición”, ha indicado García

Esta medición es la primera de una serie de medidas que va llevar a cabo la ciudad para gestionar de manera eficiente un recurso esencial, el agua. Tal y como ha explicado el concejal de Turismo, “la publicación de este informe y la verificación de la huella hídrica convierten a València en referente mundial a la hora de acometer este necesario camino de transformación de nuestra relación con el entorno, también desde la perspectiva turística” además este informe “reafirma el compromiso del consistorio en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y Agenda 2030 de la ONU”.

"Esta medida es la primera piedra para convertir la ciudad de València en una ciudad sostenible y servirá, en un futuro, para conocer el impacto ambiental de muchos productos y servicios, lo que permitirá a los consumidores tomar decisiones de consumo asociada al impacto ecológico" concluyen desde el Ayuntamiento de València.

Etiquetas
Publicado el
28 de julio de 2021 - 09:16 h

Descubre nuestras apps