El uso de la bici y el patinete aumenta entre las mujeres en València en plena pandemia, especialmente en los carriles bici protegidos

Una familia en bici en la plaza del Ayuntamiento de València.

La ejecución de carriles bici protegidos del resto del tráfico ha supuesto un aliciente para fomentar el uso tanto de bicicletas como de patinetes, especialmente entre mujeres de entre 25 y 55 años, uno de los pocos perfiles que ha aumentado el uso de ambos medios de transporte en plena pandemia.

Así se desprende del segundo estudio anual realizado por Esther Anaya Boig, consultora e investigadora de movilidad ciclista del Imperial College London, para la Agencia de la Bici, adscrita al servicio de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de València.

El estudio, realizado entre octubre y noviembre del pasado año con el objetivo de realizar un seguimiento y conocer mejor el perfil de las personas usuarias de la infraestructura ciclista diferenciando género, edad y tipo de vehículo, se ha realizado de nuevo mediante un conteo a pie de carril bici.

En este segundo análisis, cinco han sido los puntos en los que se han realizado los conteos manuales, tres más que en 2019, al incorporarse la intersección de la avenida Peris i Valero con Regne de València, la plaza de l’Ajuntament (en la confluencia con calle de Sant Vicent Màrtir y avenida Maria Cristina) y la avenida Primat Reig (entre las calles Alemanya y Villa de Muro), además de los habituales puntos de la calle Alacant y el Pont de Fusta. En este sentido cabe destacar que el conteo de la Plaça de l’Ajuntament se realiza en calzada de un entorno pacificado, pero no en carril bici.

En cada uno de estos puntos se ha aforado la cantidad de ciclistas, tanto en bicicleta propia como en Valenbisi, personas en vehículos de movilidad personal (VMP) como patinetes eléctricos y otros vehículos que comparten infraestructura; y dentro de la categoría de ciclistas con bicicleta propia, se ha anotado una categoría adicional para las bicicletas con remolque y sillita y los vehículos de mensajería. Los conteos se realizaron en varios días laborables de octubre y noviembre de 2020 (de similares características a los del anterior informe).

Según los datos recopilados, en la segunda quincena de octubre de 2020, período que coincide con la mayoría de los aforos en este estudio, el tráfico motorizado en los accesos y vías principales de la ciudad de València estaba más de un 8% por debajo de los niveles registrados en las mismas fechas del año anterior, mientras que la disminución en el tráfico en las vías ciclistas era solo de un 2%.

Agregando la información recabada en los cinco puntos aforados en 2020, el reparto modal que se obtiene es uno en el que predomina la bicicleta con un 71% de observaciones, siendo los VMP un 28% (comparado con los 74% y 25% respectivamente obtenidos el año pasado).

Respecto al uso de la bici en particular, los datos también señalan cómo la pandemia ha afectado al uso de Valenbisi (que pasa del 14% al 10%), mientras la bicicleta privada prácticamente se mantiene (pasa del 60% al 59%). Además, aunque la movilidad ciclista no ha escapado a los efectos de la pandemia y el informe refleja una tímida disminución del número de personas ciclistas con respecto a 2019, destaca que no sucede así en la franja de mujeres de 25 a 55 años en la que la movilidad en bicicleta ha seguido incrementando al pasar de un 62% en 2019 a un 73% en 2020.

Desplazamientos en bicicleta

En la agregación para el total de los desplazamientos en bicicleta, se puede observar un patrón claro que vincula la movilidad de las mujeres con momentos clave a lo largo del día: las mujeres se mueven más en las horas de realizar cuidados. El pico más acentuado es por la mañana, momento en que los porcentajes se asimilan más a la paridad. También se observa otro pico al mediodía, relacionado con la hora de la comida.

En la agregación ciclista se destaca una única franja horaria con paridad, la de 8h a 9h, una franja que está relacionada con la entrada a los centros de estudio y trabajo. La agregación de modos ciclistas muestra la mayor diferencia en el reparto de la franja de edad mayor de 55 años, con solo un 8% de mujeres y un 13% de hombres.

Desplazamientos en patinetes

En los VMP, el pico tarde-noche no es tan apreciable, quizás debido a que la falta de luz aumenta la sensación de inseguridad en estos vehículos. Es destacable que, en el pico de la mañana, hay más mujeres que hombres en números absolutos y relativos.

Aparte del pico de la mañana, solamente se acercan a la paridad en las franjas de 14h a 15h y de 20h a 21h. La fracción de personas mayores de 55 años es muy escasa, casi inexistente en mujeres. Sin embargo, la fracción de menores de 25 años es mayor en mujeres que en hombres, con un 35%.

Reparto por género y edad

Curiosamente, el reparto por edades de hombres y mujeres es muy similar en Peris y Valero y en Plaza del Ayuntamiento, pero la brecha de género es más grande en Plaza del Ayuntamiento debido a la tipología de infraestructura (acera bici vs. calzada compartida). En Primado Reig, la fracción de jóvenes es mayor, quizás debido a la dirección no radial y probablemente de conexión entre centros residenciales y de educación.

Las mujeres ciclistas representan un 38,3% de los usuarios en Peris Y Valero, un 31,1% en la Plaza del Ayuntamiento y un 41% en Primado Reig. Con Valenbisi, las mujeres representan un 41,5% de los usuarios en Peris Y Valero, un 33% en la Plaza del Ayuntamiento y un 46,5% en Primado Reig. Con VMP, las mujeres representan un 42,3% de los usuarios en Peris Y Valero, un 40,1% en la Plaza del Ayuntamiento y un 42,2% en Primado Reig.

Valenbisi nota más la crisis, salvo entre las mujeres

Según el estudio, se ha reducido notablemente el uso de Valenbisi en el periodo analizado en 2020. Es posible que al sistema le hayan afectado las restricciones por la COVID-19 (estuvo cerrado hasta junio y se obliga a utilizar guantes y mascarilla, lo que puede generar cierta sensación de inseguridad). El sistema también se encuentra en un momento en que su tecnología no ha cambiado en 10 años, con unas bicicletas que se consideran pesadas en comparación con las bicicletas propias. Esto puede estar generando desventajas a la hora de competir con nuevas formas de movilidad más ligeras, como son los patinetes.

Pese a todo, el porcentaje de mujeres en Valenbisi aumenta a pesar de que su uso en general disminuye. Datos de Valenbisi confirman que en diciembre de 2020 el 62% de personas inscritas eran mujeres, en comparación con el 54% en enero de 2020.

"Los efectos de la pandemia hacen del de este año un informe atípico", apunta el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, porque "la movilidad, tampoco la ciclista, es ajena a los efectos económicos y laborales de la nueva normalidad y el funcionamiento variable de la vida en las ciudades en general y en València en particular".

Una de las novedades del estudio de este año es la introducción de la variable de contaje en un punto de paso de bicicletas y VMP compartido con vehículos motorizados pero pacificado (la realizada en el vértice de la calle Sant Vicent Màrtir con Maria Cristina), y el resultado muestra que, en comparación con los realizados en carriles bici, el porcentaje de uso de la bicicleta se incrementa mientras desciende el de los VMP. Del mismo modo, el uso de la bici entre las mujeres en este punto cae al 31% frente a los hombres.

"Por ahora se trata de un único punto, pero no es casual que los datos confirmen la teoría de la importancia de las infraestructuras ciclables para incorporar a personas usuarias que no tienen la misma percepción de seguridad, como pueden ser muchas mujeres en relación con los hombres, o las personas en VMP respecto a las que circulan en bici", apunta el concejal Grezzi. "De ahí la importancia de seguir fomentando la implantación de carriles bici en toda la ciudad", afirma.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats