La portada de mañana
Acceder
El choque del PSOE con sus socios por los desalojos amenaza la ley de vivienda
Por qué el BCE es prisionero de su objetivo del 2% de inflación
OPINIÓN | 'Sadoeconomía', por Antón Losada

El presidente de Puertos del Estado contradice al del Puerto de València sobre la evaluación ambiental: “Si hace falta, habrá que hacerla y punto”

El presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo.

“Si hace falta, habrá que hacerla y punto. Evidentemente comportaría tiempo y puede ser que la empresa seleccionada desista o no. Los futuribles no se pueden predecir. Pensar que una nueva DIA condenaría al Puerto a no tener la expansión no es así”. Francisco Toledo, presidente de Puertos del Estado, entidad dependiente del Ministerio de Transportes, se muestra contundente en una entrevista que publica la revista Plaza en relación a si la tramitación de una nueva declaración de impacto ambiental (DIA) pondría en riesgo el proyecto de la polémica ampliación norte del Puerto de Valencia.

Toledo contradice así de forma clara el argumentario que hasta ahora había sostenido el presidente de la Autoridad Porturia de Valencia (APV), Aurelio Martínez, quien en repetidas ocasiones ha manifestado que los tres años que como mínimo tardaría en ejecutarse una nueva DIA, pondrían en peligro la inversión de 800 millones de euros de inversión de la compañía TIL, filial de MSC, en la construcción de la futura terminal de contenedores.

En la entrevista, Toledo recalca en repetidas ocasiones que Puertos del Estado no se ha pronunciado aún sobre si la ampliación portuaria necesita una nueva DIA que evalúe los cambios realizados sobre el proyecto original porque la APV aún no les ha remitido el anteproyecto.

Además, afirma que la decisión sobre la necesidad de una nueva DIA se tomará con arreglo a criterios técnicos y legales y que si no es necesario hacerla legalmente no se llevará a cabo de oficio.

Con todo, el responsable de los puertos españoles afirma en la entrevista de la revista Plaza, que edita el diario digital Valencia Plaza, que la ampliación del Puerto de València es necesaria por una cuestión de saturación de las actuales instalaciones y porque existe un inversor privado dispuesto a cofinanciarla y niega que la construcción de los muelles en el interior de las aguas abrigadas vaya a tener efectos negativos en las playas del sur.

En cuanto al acceso norte, Toledo apuesta por una solución “ferroviaria fija” en lugar de viaria y cuestiona que la única alternativa sea un túnel submarino tal y como también venía defendiendo la APV: “El Puerto de Valencia tiene que apostar por una ferroviaria fija y, de hecho, en la ampliación que se plantea hay una terminal ferroviaria porque precisamente la empresa preseleccionada es una de las que más apuesta por el ferrocarril. Es el transporte que a medio plazo va a ser el que más se tiene que utilizar. Que el Puerto de Valencia tenga un único acceso es una debilidad. ¿Pero por qué tiene que ser ese acceso norte del túnel submarino y no otros?”.

No es la primera vez que desde organismos dependientes del Gobierno se muestran discrepancias con la gestión de la APV. Como informó eldiario.es, Puertos del Estado frenó la adjudicación de la nueva terminal a TIL hasta determinar si la ampliación requiere de una nueva DIA y recientemente la Entidad Pública Empresarial de Suelo (SEPES), dependiente del Ministerio de Transportes, no avaló la adjudicación de cuatro parcelas de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del Puerto de Valencia condicionada a la recepción por parte del Ayuntamiento de unas obras que promueve el propio SEPES.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats