Nuestros 17 chiringuitos favoritos de las costas españolas para olvidarte de que el mundo existe

Momentos de descanso

Es un atrevimiento ponerse a buscar los mejores chiringuitos de España en un territorio tan amplio y plagado de estos establecimientos situados a tiro de piedra del agua, por lo general, a pie de playa, pero ojo que incluso hemos detectado algunos a pie de río, que, en zonas de interior, también se agradecen. 

Diez cosas en las que fijarte al escoger un chiringuito para comer o cenar

Diez cosas en las que fijarte al escoger un chiringuito para comer o cenar

Ni mucho menos están todos, pero sí que sabemos que los que son están muy bien, por eso os los recomendamos para que os paséis allí el día a la bartola, disfrutando del mundanal sonido de la música ambiente, del dolce fare niente que propicia el verano, de los cócteles, de sus especialidades culinarias y de sus tumbonas para echar la siesta. 

Esta selección es garantía de que vais a volver como nuevos de vacaciones, pero además os rogamos encarecidamente que compartáis vuestros favoritos en los comentarios para nutrir a los demás lectores. 

La costa atlántica, la más chiringuitera

En Cádiz capital, Nahu Beach es nuestro chiringo-restaurante favorito, en la inmensa playa de Cortadura que, para ser urbana, no tiene nada que envidiarle a las del resto de la provincia. Se come de maravilla, aprovecha para darle a sus originales recetas con atún de almadraba (aunque en agosto evidentemente será congelado) y luego tírate en sus tumbonas o siéntate en sus mesitas en la arena para disfrutar de sus conciertos o sesiones de djs, ¡hasta de yoga!

En Chiclana, en concreto, en el Novo Sancti Petri, conocemos dos opciones que hacen un gran combo: al borde del acantilado está el Cuartel del Mar, reconocido como el mejor chiringuito de España por la Guía Repsol a pesar de no ser un chiringuito sino un antiguo cuartel, donde se está de maravilla. La decoración es impresionante y, desde lo alto de su terraza, se ve el atardecer como en ningún sitio. La carta de comida pinta bien, pero la ejecución necesita mejorar para lo que te cobran. 

El que sí es un chiringuito a pie de playa, justo abajo, es el Coconovo, donde programan música en directo, con todo tipo de artistas y estilos, y se montan unas fiestas divertídisimas. 

En El Palmar, que es la playa que concentra más chiringuitos por metro cuadrado de la Costa de la luz, destaca por su decoración El Dorado, donde te puedes sentar en sus mesas bajas, tirarte en sus colchonetas, tomarte unos cócteles mientras escuchas música en directo e incluso picar algo de su nueva carta. 

En Zahora, el más famoso por su buen rollo, sus conciertos y coctelería es el Sajorami Beach en esta preciosa playa kilométrica, menos hippy que Caños de Meca, donde has de ir a La Jaima Meccarola a disfrutar de sus cachimbas y cócteles mientras ves el atardecer más violeta de la zona con el Faro de Trafalgar apuntando al cielo.

En Huelva, curiosamente, en un extremo del Centro comercial El Faro, está el Panorámico El Rompido, desde donde puedes hacer una preciosa foto del atardecer con el Río Piedras y sus verdes orillas de fondo. Si quieres arena y mar, nos encanta el Fashion Beach Club Amor Amar, en la Playa de la Bota de El Rompil.

En Málaga también tienen nivel

En Marbella, La Milla es un chiringuito de lujo con muy alta gastronomía de las costas andaluzas y un servicio tan cuidado que tienen hasta carta de puros, de cócteles y de camas, para que te puedas echar la siesta después del banquete. 

En Vélez-Málaga, para comer, destaca El saladero Caleta por sus brasas, porque te hacen cualquier pescado fresco al espeto, incluso una langosta si se te antoja. Pero para comer, beber y tirarte en una cama balinesa y dejarte agasajar, Chiringuito Marina Playa no tiene parangón en El Rincón de la Victoria.

A ambos lados del Mediterráneo

En Valencia capital no te puedes perder el complejo Marina Beach Club, con diferentes espacios y niveles entre los que se encuentran dos restaurantes y una terraza fantástica con piscina, club, programación de dj's, tardeo... al borde de la playa pero sin ensuciarte de arena. 

Fandango Formentera es la última novedad de Formentera, con un "interiorismo" que respeta sus colores para integrarse plenamente entre la arena y las aguas turquesas, de donde proceden sus pescados frescos. Te puedes pasar el día bañándote en la playa de Es Pujols y disfrutando de sus diferentes rincones con su amplia carta de vinos y cócteles, especialmente durante su mágico tardeo musical. 

Pikes Ibiza: sito en el Hotel Pikes, en la zona ibicenca de San Antonio, este lugar es famoso porque van muchos no huéspedes de fuera, atraídos por su ambiente bohemio chic, su brunch, la comida de su restaurante Pamelas o su piscina. Pero su gran reclamo al atardecer, con conciertos e incluso un festival literario, son sus cócteles históricos con los nombres de muchos famosos que se alojaron en él, desde Freddy Mercury o Mick Jagger, pasando por Carl Barat, Irvin Welsh o Ray Loriga, hasta Kate Mosh y Julio Iglesias (no juntos). Un lugar glam rock con mucha leyenda. 

En Sant Pere Pescador, del mediodía a la noche, se vive un gran ambiente en el chiringo Tropic Beach, con una comida catalana de calidad a precios contenidos, una rareza en la Costa Brava que se debe a la filosofía de los propietarios, que no aceptan tarjetas, para que te hagas a la idea. Maravilloso el servicio familiar. 

En Canet de Mar nos podemos pasar horas aprovechando la buena atmósfera del Kai Beach Club, siempre con su música chill out, un personal encantador, una carta que te facilita mucho la vida, pues siempre hay algo rico para todos los gustos (arroces incluidos), no faltan los vinos y el cava, y tiene las tumbonas y sombrillas al lado para alquilar durante todo el día. 

En Galicia, navegando por la Ribeira Sacra

Quinta Sacra: no siempre los chiringuitos están en el mar. A veces basta con que haya agua, y eso es lo que han aprovechado en un pantalán del Miño de la Ribera Sacra para montar el Porto Sacro, un magnífico espacio con mesitas y tumbonas para tirarse a descansar, celebrar la vida y brindar con los vinos de su bodeguita, Na Taranxela, maridando la rica gastronomía gallega o incluso una merienda. ¿No te estás visualizando en la hamaca a la sombra de un árbol? ¡Pues cuando despiertes del ensoñamiento, puedes hacer una travesía fluvial en barca!

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats