eldiario.es

Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

Comprar criptomonedas: ¿han tocado fondo?

Tras alcanzar sus máximos históricos en 2017, el precio de la mayor parte de las divisas digitales ha caído en picado. ¿Será 2018 el año de la recuperación?

- PUBLICIDAD -
¿Se revalorizarán las criptomonedas en 2018?

¿Se revalorizarán las criptomonedas en 2018? Gtres

El primer trimestre de este año ha sido un período de tregua para el mercado de las criptomonedas. Después de un 2017 que superó todas las expectativas, los precios de la mayoría de las divisas digitales se han desplomado. ¿Pero cuándo se terminará la mala racha? Aunque es difícil determinarlo, hay algunos indicios que podrían señalar el fin de la temporada bajista. Otros analistas opinan que la caída libre aún no ha terminado. De cualquier modo, evaluamos cuáles son las mejores alternativas para invertir en criptomonedas aprovechando sus vaivenes volátiles.

Opciones para comprar criptomonedas

Para obtener información más precisa sobre los métodos descritos a continuación, visita esta guía fácil sobre cómo comprar criptomonedas. Aquí encontrarás una variedad de artículos informativos para ampliar tus conocimientos sobre esta materia.

Hay dos modalidades principales para invertir en criptomonedas: de forma directa o a través de contratos por diferencia. La modalidad tradicional consiste en obtenerlas usando plataformas de intercambio. Aquí, cada usuario obtiene un monedero digital con direcciones únicas que le identifican dentro de la red. Al tener esta información, es posible gestionar los fondos a conveniencia. Después de todo, las criptodivisas representan el «dinero digital» de hoy.

Otra opción interesante es invertir usando contratos por diferencia (CFD). Esta es una modalidad ofrecida por brókeres en línea. En este caso, los usuarios invierten en la posibilidad de que el precio del activo digital aumente o disminuya. El bróker se encarga de pagar el diferencial entre los precios de apertura y cierre. De esta forma, es posible invertir sin involucrarse demasiado en la parte técnica. Muchos han logrado beneficiarse de las caídas abriendo posiciones cortas, apostando al sentimiento bajista y obteniendo ganancias cuando las cotizaciones bajan.

Caída libre: en busca del soporte

Gran parte de las criptomonedas alcanzaron su máximo histórico entre diciembre del 2017 y enero del 2018. Este rally alcista también se vio reflejado en la capitalización total del mercado, que  superó los 800 mil millones de dólares estadounidenses a principios de enero. ¿Por qué la estrepitosa caída? Esta corrección de mercado era inminente, aunque no se preveía que fuera de tal intensidad. Otros factores también contribuyeron a este declive: una serie de acciones regulatorias en China, la forma en que algunos medios abordaron el tema y el sentimiento bajista que se apoderó de los inversores.

Tomando el bitcóin como ejemplo, es posible observar cómo se comienza a desarrollar una zona de soporte en torno a los 6600 USD (65 % por debajo de su máximo histórico). Después de caer reiteradamente, esta franja muestra un soporte significativo para la criptomoneda líder. Este punto es crucial y se puede corresponder con el fondo que muchos estaban esperando. Asimismo, algunos indicadores como el índice de fuerza relativo señalan que el bitcóin está sobre la zona de sobreventa, abriendo la posibilidad a escenarios más alcistas. Este comportamiento aparece replicado en la mayoría de las criptodivisas populares como el Ethereum o el Litecoin.

¿Por qué comprar criptomonedas?

La volatilidad de las divisas digitales es ideal para invertir y obtener ganancias de forma rápida. La mayoría de los mercados financieros tienen movimientos lentos debido a su consolidación a lo largo de los años. El mercado de las criptomonedas tiene menos de 10 y apenas comienza a popularizarse.

Las criptomonedas son una invención tecnológica que continúa revolucionando el statu quo. Presentan la estructura de la cadena de bloques o blockchain: un libro contable descentralizado y gestionado por participantes individuales, eliminando toda autoridad central. Esto ha dado lugar a la aparición de nuevos modelos de negocio, como los contratos inteligentes de Ethereum, la gestión de contenidos digitales de TRON o el bitcóin como dinero digital.

Por lo tanto, muchas personas consideran que algunas criptomonedas representan soluciones tecnológicas realmente útiles a futuro. Así, invierten a largo plazo, con la expectativa de que estos proyectos se masifiquen o alcancen un crecimiento importante. Otros aprovechan la volatilidad, abriendo y cerrando operaciones con frecuencia para recoger beneficios en cada subida y bajada. 

- PUBLICIDAD -