La portada de mañana
Acceder
La hora de Casado: el discurso de Abascal allana el camino al 'no' del PP
El estado de alarma, principal escollo en la negociación de Sanidad con las Comunidades
Opinión - Fact-check para Trapero, por Elisa Beni

Por qué no es una buena idea hacernos nuestro propio gel desinfectante casero

Foto: Pixabay

Javier, lector y socio de el diario.es, nos escribe un correo electrónico en el que nos explica que ha visto en internet un método casero para fabricar gel de hidroalcohol como el que se vende en farmacias. En el artículo en cuestión, aseguraban que el método está recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

Además Javier explica que ha hecho cálculos y asegura que sale mucho más barato comprar los componentes por separado -alcohol, agua destilada, glicerina y agua oxigenada- y hacerlo en casa que adquirir los geles comerciales, que además están cargados con sobreprecios especulativos, debido a la actual subida de la demanda.

Todo lo que dice Javier es cierto: la OMS recomienda un método y además sin duda sale más barato hacerlo en casa que comprar el gel en la farmacia. El método en cuestión es además súper simple.

  • Ponemos en un cazo un cuarto de litro de alcohol 96% en volumen.
  • Le añadimos media cucharada sopera (7 ml si lo hacemos con una jeringuilla) de agua oxigenada.
  • Seguidamente vertemos dos cucharadas soperas (30 ml si lo hacemos con una jeringuilla) de agua destilada.
  • Finalmente añadimos media cucharada de glicerina y removemos la mezcla.
  • La vertemos en un frasco atomizados; podemos reciclar uno de gel que se haya gastado.

Así de simple es fabricar un gel en casa. Sin embargo, existen una serie de razones que no lo hacen recomendable, todas ellas de salud.

Cuatro razones para no fabricarte tu gel casero

  1. No siempre lo sabemos hacer: a pesar de que la formulación es muy sencilla, no todo el mundo mide bien las proporciones y corremos el peligro de que al final quede un porcentaja bajo de alcohol, que es el verdadero desinfectante. Según la Academia Española de Dermatología, dicho porcentaje no debe ser menor al 60% en volumen. Hay que tener en cuenta que la OMS difundió la fórmula para personal sanitario de países en desarrollo, no para el primer mundo.
  2. Desabastecemos de alcohol las farmacias: no es una exageración, hemos recorrido cinco farmacias del centro de Barcelona en busca de todos los componentes citados en la guía de la OMS y nos ha sido imposible encontrar ni alcohol y glicerina. El alcohol es básico para desinfectar heridas graves, por lo que en caso de emergencia una persona puede verse expuesta a infeccione al no poder adquirir alcohol.
  3. Olvidamos que la mejor alternativa es el agua y el jabón: el gel hidroalcoholico está bien como solución de emergencia cuando no se dispone de agua y jabón, pero conviene no olvidar que la mejor forma de desactivar el virus es el jabón con agua, ya que los coronavirus tienen una capa de lípidos, es decir grasas, que se destruyen con el jabón. En cambio si tenemos las manos sucias de grasas, estas pueden hacer de muralla protectora para el virus. Y el alcohol no elimina las grasas como sí lo hace el jabón.
  4. Corremos el peligro de caer en formulaciones extravagantes e inútiles: el doctor Antonio Clemente Ruíz de Almirón, dermatólogo y portavoz de la Academia Española de Dermatología, declaraba hace unos días a la BBC que "nos estamos fiando de internet y, con la alarma social que hay, están surgiendo muchos bulos, recetas caseras y cosas que no tienen eficacia demostrada". Es cierto que circulan fórmulas de gel con aloe vera o árbol del té que se alejan de la formulación propuesta por la OMS y que es la única homologada.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
20 de marzo de 2020 - 22:21 h

Descubre nuestras apps

stats