La portada de mañana
Acceder
Europa redobla la presión para poner fin a los cuatro años de bloqueo del CGPJ
Brokers fantasma y dinero desaparecido: el relato de las víctimas de un ‘criptofraude’
OPINIÓN | "Feijóo y el increíble hombre menguante", por Esther Palomera

Comparto mi cuenta de Netflix con amigos y familiares: ¿me van a subir la cuota mensual?

Netlfix

Jordi Sabaté


1

El compartir cuenta de Netflix con amigos, novios, novias, padres, madres o hijos que viven fuera de casa se va a acabar desde ya, o al menos así lo anunció hace poco la plataforma. Se avecinan cambios importantes por tanto.

Y es que desde que Netflix comunicara hace cosa de un mes que quería acabar con las cuentas compartidas fuera del hogar, se han disparado las especulaciones sobre cómo sería el modelo alternativo que propondría la cadena para atajar esta costumbre y obligar a los compartidores foráneos a pagar por las películas que ven.

El objetivo de Netflix es monetizar todas aquellas comparticiones que se producen fuera del hogar del propietario de la cuenta principal, el que paga la suscripción. Para ello, la plataforma ha anunciado que determinará en cada caso si el uso de la cuenta se hace desde el hogar vinculado a la misma o no.

En su página de preguntas frecuentes, Netflix explica que para determinar si estamos en el hogar vinculado o no “usamos información como las direcciones IP, los identificadores de los dispositivos y la actividad de la cuenta de los dispositivos conectados a la cuenta de Netflix”.

Lo que deja claro es, que si hasta ahora hemos estado compartiendo y lo detecta, no tendremos que pagar más automáticamente: “Netflix no te cobrará automáticamente si compartes tu cuenta con alguien que no vive contigo”, puede leerse en la página citada en el párrafo superior. Ahora bien, los “compartidores” tendrán que buscarse la vida fuera de tu cuenta.

¿Puedo usar mi cuenta de Netflix fuera del hogar vinculado a la cuenta?

Sí, si lo hacemos como titulares de la misma. A pesar de las muchas especulaciones que circulan por las páginas especializadas, por el momento lo que Netflix ha especificado es que si detecta que estamos visionando contenidos fuera del hogar vinculado a la cuenta “es posible que ocasionalmente se te pida que verifiques el dispositivo que estás usando”.

La plataforma explica que “esto lo hacemos para confirmar que el dispositivo que usa la cuenta tiene autorización para hacerlo”. En realidad se trata de verificar que somos nosotros los que estamos, como titulares, usando esa cuenta.

Al verificar, vincularemos el nuevo dispositivo a nuestros datos. Aunque Netflix aclara que es posible que de vez en cuando se nos pida “verificar de nuevo el dispositivo”.

Esto es importante, porque afecta a aquellas de nosotras y nosotros que usamos la cuenta de Netflix en ordenadores, tabletas y televisores cuando estamos de viaje, en el gimnasio, en segundas residencias, etc.

Para verificar, el proceso es el usual con los servicios digitales:

  1. Netflix envía un enlace a la dirección de correo electrónico o al número de teléfono asociado al titular de la cuenta principal.
  2. El enlace abre una página con un código de verificación de cuatro dígitos.
  3. El código deberá introducirse en el dispositivo que lo ha solicitado en un plazo de quince minutos.
  4. Si el código expira, deberemos solicitar un nuevo código de verificación desde el dispositivo.
  5. Si la operación es correcta, el dispositivo puede usarse para ver Netflix.

¿Y si no soy el titular de la cuenta ni vivo en el hogar?

Obviamente, si no somos el titular, no podremos verificar el dispositivo y no se nos permitirá usar Netflix. No obstante, la plataforma nos dará la opción de conservar nuestro perfil dentro de ella, con las películas y series vistas y guardadas, a cambio de transferirlo a una nueva cuenta propia, que lógicamente deberemos pagar nosotros.

Para ello deberemos:

  1. Acceder a la página Cuenta de Netflix desde un ordenador.
  2. En la sección “Perfil y control parental” elegir el perfil que queramos transferir y desplegar las opciones.
  3. Haremos clic en la opción “Transferir este perfil”.
  4. Introduciremos el correo electrónico y la contraseña que deseemos usar en la nueva cuenta y seguiremos los pasos en pantalla. 

Pero no nos bastará con haber transferido la cuenta para poder usar Netflix. Deberemos dar de alta una cuenta corriente en la que domiciliar los pagos mensuales de la cuota.

Para facilitar la transición al pago a personas que van justas de recursos, Netflix ha creado un nuevo plan básico con anuncios que costará 5,49 euros al mes (frente a los 7,99 euros mes del plan básico) y mostrará cuatro minutos de anuncios por hora, salvo en los perfiles infantiles.

De todos modos, este plan no ofrece contenidos en 4K (solo HD), excluye algunas series y películas y no permite la descarga de contenidos para ver offline.

¿Hay alguna alternativa para seguir compartiendo?

Por el momento, aquellas personas que deseen seguir compartiendo no podrán hacerlo, si bien en otros países, como Chile, Costa Rica y Perú, ya es posible añadir un miembro extra si tenemos un plan Estándar y hasta dos miembros extra si nuestro plan es Premium.

Según informa la OCU, el coste por miembro extra depende del país: “en Perú equivale a un 32% de la tarifa del plan Básico, en Costa Rica es un 33% y en Chile, un 40%”.

Netflix anunció este verano que extendía este modelo a partir de otoño a Argentina, El Salvador, Guatemala, Honduras y República Dominicana, pero finalmente lo hará a partir de 2023. De todos modos, no se tiene noticia por el momento de que esta opción vaya a estar disponible en España.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats