Vuelta al cole, vuelta al gasto: consejos para sobrevivir a la compra de material escolar

Vuelta al colegio en Ayamonte.

Marta Chavarrías


3

Acabamos de decir adiós a las vacaciones para dar entrada al inicio de un nuevo curso escolar. Un año que, aunque se despide de casi todas las limitaciones implantadas en los dos últimos dos años provocadas por la pandemia, significa para las familias un importante gasto económico. 

Un curso especialmente complicado

Porque son muchas las que tienen que afrontar económicamente los altos costes de la vuelta al cole. Sobre todo este año, marcado por ser un curso, el de 2022-2023, especialmente complicado porque no escapa al encarecimiento de todo el material, desde el más básico a los libros (que son los que más se han encarecido) y aparatos tecnológicos. 

Según un estudio realizado por Banqmi para el curso 2022-2023, las familias pagarán por alumno más de 400 euros de media, lo que supone un incremento de un 4,7% respecto a lo que gastaron el curso pasado y uno de los aumentos más importantes de los últimos cinco años.

Los datos de julio del Instituto Nacional de Estadística, que pueden variar ahora en septiembre, nos dicen que: sube:

  • un 23,1% todo lo que lleve papel, como cuadernos y folios
  • un 4,9% artículos de papelería como lápices o bolígrafos
  • un 2,4% la ropa infantil
  • un 9,4% el calzado
  • un 1,7% los precios de los comedores escolares
  • un 1,5% los libros de texto

Estrategias de ahorro para la vuelta al cole

Los primeros desembolsos se centran sobre todo libros de texto y material escolar, a los que se suman otros gastos mensuales como el comedor escolar, actividades extraescolares y transporte. La suma de todos ellos se convierte en un verdadero desafío para muchas economías familiares. 

Con una factura tan alta, es normal que muchas familias busquen fórmulas para ahorrar. Y, aunque no es fácil hacerlo, sí se pueden evitar algunos gastos, sobre todo los que se refieren a ropa, material escolar (mochilas, estuches, etc.) y libros de texto que son, en este orden, las tres áreas en las que más se intenta recortar gastos.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) cifra el gasto por familia de 2.186 euros por hijo, una cifra más elevada que la de otros años debido a la inflación. Para hacer frente a este desafío económico de muchas familias, también da algunos consejos destinados a reducir un poco los costes:

  • Planificar o dejarlo para el final: o adelantarse mucho o esperar a última hora. Las dos opciones nos ayudarán a ahorrar más. En las semanas anteriores al inicio del curso suele haber numerosas promociones y nos facilitará regresar de las vacaciones con los deberes hechos, aunque es importante revisar bien lo que compramos para no quedarnos con cosas que, en realidad, no necesitamos, aunque haya una buena oferta. También podemos esperar, aunque en este caso es posible que no encontremos ciertos descuentos o nos quedemos sin existencias.
  • Hacer una lista de lo que necesitamos: igual que hacemos cuando hacemos la compra del súper, es aconsejable ir con la lista de todo el material que necesitaremos. De esta forma evitaremos comprar más de la cuenta y cosas innecesarias.
  • Comprobar lo que ya tenemos en casa: mochilas, estuches, calculadoras, etc. es material que podemos aprovechar de un año para otro si están en buen estado. No es necesario renovarlo cada año si está en buen estado. 
  • Ir a comprar sin los niños: muchas veces se encapricharán con objetos y ropa que no necesitan. Por tanto, es mejor ir a comprar solos.
  • Comprar la ropa y calzado de forma escalonada: a menos que necesite uniforme (otro de los grandes reembolsos de la vuelta al cole), no es necesario comprar toda la ropa de golpe sino que podemos hacerlo poco a poco, a medida que vaya necesitándolo.
  • Aprovechar los descuentos directos: algunos colegios hacen descuentos de libros de texto si los compramos de forma anticipada y si los pagamos al contado. 
  • Reciclar e intercambiar libros: el intercambio de libros y otro material escolar es importante para reducir la factura. Recuperar los libros usados del curso anterior, algo que suele gestionar el propio centro educativo o las asociaciones de padres, es una opción más económica a la compra de libros nuevos.
  • Comparar precios de tabletas y otros dispositivos digitales: si el colegio de nuestro hijo trabajan con tabletas en lugar de libros físicos, es importante consultar con un comparador para ahorrar algunos euros. 
  • Desgravar en la declaración de la renta: otra estrategia de ahorro es, si es posible, deducir la compra de libros de texto, material escolar y uniformes. Las comunidades autónomas donde se puede aplicar esta deducción son Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, Madrid o Murcia. La desgravación varía en función de la zona y se aplican en la compra de material escolar y libros de niños de segundo ciclo de educación infantil, educación primaria y educación secundaria obligatoria.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats