La historia 'blanca' de los Oscar: por qué los premios flojean en diversidad racial

En los años 2015 y 2016 no hubo ni un actor ni actriz que no fuera blanco entre los nominados a los Oscar. Ni afroamericanos, ni hispanos, ni asiáticos. Y si echamos la vista atrás, no es la primera vez que sucede. Ha pasado en más de treinta ediciones desde 1929. Ocurrió entre 1977 y 1981, por ejemplo, cuando tampoco hubo ni un solo nominado de otros grupos raciales. Tuvieron que llegar los años 2000 para que afroamericanos, latinos y asiáticos fueran habituales.

Arantxa Sánchez Vicario se convierte en una inesperada antagonista de los Oscar

La inesperada antagonista de los Oscar en 'El método Williams'

Si repasamos algunos datos descubrimos que desde 1929 hasta 2022, solo el 8% de los actores y actrices nominados han sido de raza no blanca. Es decir, solo 141 de los casi 1.790 candidatos.

Echemos un poco la vista atrás. En los primeros veinte años de los Oscar, solamente Merle Oberon (de origen indio), Hattie McDaniel (afroamericana) y José Ferrer (hispano) fueron candidatos a mejor actuación. De los tres, solo McDaniel ganó el Oscar a mejor actriz de reparto en 1940.


La diversidad racial en los Oscar

Nominaciones a la mejor actuación en todas las ediciones de los Oscar según si la persona nominada era blanca o no blanca

Fuente: Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas (AMPAS), Notable Names Database (NNDB)


Si comparamos estos datos con los del censo de EEUU encontramos una importante brecha que sobrerrepresenta a los estadounidenses blancos. En los noventa, acumularon el 91% de las nominaciones aunque suponían el 76% de la población. Y en la primera década del siglo XXI, a pesar de haber disminuido al 69% del censo, seguían acaparando el 84% de las candidaturas.

Pero ¿por qué sucede esto? Una investigación de Los Angeles Times reveló que existe un perfil prototípico entre los académicos: hombre blanco de más de 50 años. De esta forma es más fácil que se premie a los actores y películas con las que se sienten más identificados.

De todas formas, tampoco podemos olvidar cómo está construido el sector del cine en Estados Unidos. Un estudio de la Universidad de California demostró que hay una brecha racial en las producciones de Hollywood. Es decir, los actores de minorías raciales cobran menos que sus compañeros blancos y tienen menos oportunidades para que sus películas sean financiadas.

En cualquier caso, y sin olvidar todas las desigualdades, gracias a la lucha y reivindicaciones antirracistas se ha ido poco a poco revirtiendo esta tendencia. Desde 2020 los nominados racializados han sido el 23%, y en el año 2021 nueve de las veinte nominaciones fueron para actores racializados.

Datos: Raúl Sánchez y Victòria Oliveres

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats