One Direction: solo puede quedar uno

Los cinco de One Direction

Pánico, desmayos: One Direction anuncia su separación. Lo que pasa es que se separan como se separaban las parejas cuando tienen ganas de acostarse con otras personas pero no se atreven a romper del todo por si el mariposeo no les sale bien. El quinteto vive momentos difíciles, precisamente porque les va demasiado bien. Su último disco, Four, salió en noviembre del año pasado y se colocó directamente en lo alto de todas las listas, vendiendo casi 400.000 copias en la primera semana, el segundo de la temporada después del 1989 de Taylor Swift.

Pero era el cuarto LP en tres años, con un intenso programa de giras capaz de desgastar a la familia mejor avenida. Además, los chicos tienen 20 años, una edad en la que empieza a ser difícil compartir la gloria del escenario. En una banda tradicional, está establecido que la atención recaerá sobre el cantante solista o un guitarrista carismático que domina al resto de la banda. Los grupos como One Direction están diseñados para repartirse el escenario de manera equitativa, ofreciendo variaciones de la misma idea a sus fans adolescentes. Después de cuatro años y cuatro discos, es natural que cada uno de ellos sienta que ha llegado su momento Robbie Williams. Esto es, el momento de volar del grupo y darle sopas con onda a todos los demás.

Los cuatro aspiran a eso, pero no todos van a conseguirlo. Sólo tres de los miembros originales de Take That han vuelto al grupo y ninguno de ellos es Robbie Williams, igual que las Spice Girls han vuelto sin contar con Victoria Beckham. 'N Sync anunció una "pausa temporal" en la primavera de 2002 y sólo volverían si lo quisiera Justin Timberlake, que no quiere ni querrá. ¿Cuál de los cinco 1D sobrevivirá a su carrera en solitario?

El carismático y el malote

Ahora mismo Harry Styles- Hazza- es la estrella del grupo. La prueba es que produce huracanes mediáticos hasta cuando se tropieza. No es el más guapo pero sí el más carismático y su historial romántico es pulcro y ordenado; salió con Taylor Swift y con Kendall Jenner, que es la Posh Spice de las Kardashians. Se mantiene interesante sin caer en lo guarro, un poco lo que era Justin Bieber justo antes de convertirse en Britney Spears. Lleva el pelo largo y usa sombrero pero no le han pillado fumando porros ni emborrachándose como a algunos de sus compañeros.

Es el que más seguidores tiene en Twitter y,como no es el primero en grabar temas en solitario, está a salvo del síndrome Yoko Ono. Si su estrella no se quema de sobre exposición mediática, será el próximo superventas. Ahora solo falta que Taylor Swift deje a Calvin Harris para volver con el.

Zayn Malik

Técnicamente, es el que más se parece a Robbie Williams. Es el chico malo en una banda de chicos buenos; no solo le pillan fumando porros sino que, cuando le preguntan al grupo quién es el más susceptible de desaparecer durante cuatro días sin previo aviso ni explicaciones, todos le miran a él. Pero también es el que mejor canta, como demuestra ladinamente cada vez que puede.

Por otra parte, es el primero que decide dejar el grupo (recordemos, Yoko Ono) y encima acaba de romper con Perrie Edwards, con la que estaba prometido, perdiendo el halo de chico-malo-pero-bueno, un factor fundamental para un público que ha crecido sentimentalmente viendo Diarios de vampiros y Crepúsculo. Ahora se hace fotos con un perrito para subir de karma.

El bueno, el malo y el otro

Liam Payne y Louis Tomlinson son los dos miembros de 1D que más letras han firmado. Y juntos, lo que es peculiar porque no podrían ser más diferentes. Payne es casi demasiado buenazo para ser una estrella y, en los últimos meses, se ha desmarcado del grupo haciendo pinitos en el mundo de la produción, con remezclas de singles como Steal My Girl. En uno de sus últimos tuits cuenta entusiasmado que han grabado un vídeo en la NASA. ¿No podría seguir los pasos de Lance Bass de N'Sync y convertirse en cosmonauta?

En cualquier caso, las letras no son la característica más notable de la banda y lo que le falta a uno le sobra al otro. Tomlinson es el más guapo pero también el más duro de la banda, como una versión endurecida de Malik que no tiene pinta de llamar a su madre cada semana. Demasiado grunge para una banda de muchachos, podría funcionar en solitario en un formato más indie. Hay quien le augura un futuro en el cine.

Finalmente, Niall Horan es el único que toca un instrumento. Y esa es la única característica específica del pobre muchacho, al que probablemente nadie para por la calle para pedir autógrafos, aunque sea el quinto miembro de la banda juvenil más famosa del mundo occidental.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats