La portada de mañana
Acceder
Cuenta atrás para Madrid: las medidas tienen que tomarse "en las próximas horas"
La división en el CGPJ permitirá nombramientos en el Supremo
Opinión - España, la nuestra, la suya y las cajas de cerillas, por Rosa María Artal
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Los primeros agraciados del Gordo llegan al centro El Cachirulo de Reus

Un grupo de personas celebran haber sido agraciados con el número 26590 el Gordo de Navidad, que ha sido vendido, entre otros lugares, en el Centro Aragonés Cachirulo de Reus (Tarragona) , que ha repartido 80 series del número 26.590.

EFE

Los primeros afortunados por la lluvia de 320 millones del Gordo de Navidad que ha repartido el Centro Aragonés 'El Cachirulo' de Reus (Tarragona) empiezan a congregarse a las puertas del local para celebrar su suerte.

Desde la mitad de la calle Ample se oyen los gritos de júbilo de uno de los socios, Pedro Martínez, botella de cava en ristre, que ha descorchado y ha regado a la gente que iba llegando, como marca la tradición, entonando el cántico "hoy es fiesta del Pilar, hoy es fiesta en Reus".

Premiados, curiosos y una nube de periodistas han acudido a 'El Cachirulo', que pronto cumplirá medio de siglo de vida, donde también ha llegado el socio Nicolás Gracia, de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), que ha explicado que ha regalado mucha lotería y que él solo se ha quedado con un décimo.

"A mi edad ya no sé qué hacer, pero da mucha alegría repartir dinero entre la familia", ha expresado Gracia, visiblemente emocionado.

Además de los que ha regalado, Gracia ha vendido 300 euros en participaciones de cinco euros, del número comprado en Salou: "Todos los socios lo hacemos, es una forma de financiar el centro y ahora que somos menos el Gordo nos dará un empujón".

Otra de las afortunadas, Mari Carmen Cabello, se ha unido a la improvisada celebración desplegada delante del local de El Cachirulo y ha atendido, temblando de alegría, a los medios de comunicación.

"Como nunca me ha tocado, no sé si me va a dar algo; yo iba a desayunar y entonces me he enterado", ha asegurado, conteniendo la euforia.

En el local de la calle Ample, donde se espera al presidente del centro, José Allueva, un histórico dirigente vecinal de Reus, resuenan entre los dichosos tres intenciones: "Tapar agujeros, repartir con la familia y darse algún capricho".

Etiquetas
Publicado el
22 de diciembre de 2019 - 12:32 h

Descubre nuestras apps

stats