González Pons pide menos críticas de Europa porque Ceuta y Melilla no merecen "mal nombre"

Los eurodiputados Carlos Iturgaiz y Esteban González Pons, durante su visita a Melilla / FOTO: PP Europa

Siete eurodiputados del Partido Popular han terminado este viernes la visita de dos días a Melilla para conocer de primera mano los problemas de la ciudad autónoma, especialmente los relacionadas con la inmigración. La delegación ha estado encabezada por su portavoz Esteban González Pons que ha sostenido que Ceuta y Melilla no se merecen "el mal nombre" que algunos eurodiputados españoles le están dispensando.

Así, González Pons ha señalado que es necesario "ennoblecer" y dar "buena fama" a las dos ciudades autónomas, algo en lo que, ha aseverado, no están participando, "lamentablemente", algunos europarlamentarios españoles de izquierdas, informa la agencia Efe. Tras visitar la frontera, la valla y el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), ha defendido el papel de los inmigrantes en el desarrollo de España, pero ha apostado por luchar "contra la inmigración clandestina" que lo que hace es perjudicar al inmigrante.

No obstante, ha apuntado que España tiene una capacidad "limitada" de acogida, lo que obliga a defender sus fronteras, que son también las de toda la UE, de la inmigración alentada por las mafias. Según González Pons, España tiene la obligación de proteger la frontera sur de Europa y de hacerlo con el máximo de garantías y respeto a la seguridad de quienes intentan "asaltar" dicha frontera.

En opinión del eurodiputado, nadie entendería que España no tratara de "impermeabilizar" sus fronteras y de que no lo hiciera, además, con el máximo de garantías posibles hacia las personas que quieren acceder a su territorio. Según ha dicho, eso es precisamente lo que se está haciendo, una labor "difícil" de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que ejercen en este aspecto uno de los trabajos "más complicados" que existen.

Para González Pons, es fácil criticar lo que se está haciendo en política de inmigración, pero ha insistido en que hay que ser realista, algo que, considera, no lo son aquellos que plantean como alternativa quitar la valla. Al mismo tiempo, ha alabado la labor de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en la línea fronteriza a quienes, dice, "debemos un eterno agradecimiento". También ha instado al nuevo comisario de Interior Dimitris Avramopoulos a que visite Melilla y Ceuta dado que tiene "obligación de hacerlo" al ser dos ciudades autónomas que constituyen la frontera sur de toda la Unión.

"Ceuta y Melilla son las únicas fronteras terrestres de Europa Occidental. Ceuta y Melilla son frontera de toda la Unión Europea. Melilla es frontera de Alemania, de Francia, de los países nórdicos. Aunque la responsabilidad de la gestión de la frontera corresponda a España, la responsabilidad de la política de inmigración que se deriva de la gestión de esa frontera debe de ser europea", ha dicho.

El dirigente ha aludido a la aprobación ayer en el Congreso de la ley de Seguridad Ciudadana -con los únicos votos a favor del PP- que incluye la enmienda que legaliza las devoluciones en caliente a los pies de las vallas de Ceuta y Melilla, defendiendo que lo que busca es garantizar la seguridad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de los propios inmigrantes, ya que el principal "enemigo" son las mafias. Además, ha lamentado la actitud del PSOE, "que hace una cosa cuando gobierna y defiende la contraria cuando está en la oposición".

Grupos tan diversos como las ONG, la ONU, la Iglesia, la Abogacia Española o la misma Unión Europea han avisado a España de que dar cobertura legal a las devoluciones en caliente es ilegal ya que contraviene la Constitución Española, la Ley de Extranjería -al impedir acceder al estatuto de asilo-, tratados europeos como la Carta de Derechos Humanos o auerdos internacionales como la Convención de Ginebra.

Etiquetas
Publicado el
12 de diciembre de 2014 - 19:33 h

Descubre nuestras apps

stats