Interior estudia reabrir el CIE de Fuerteventura, cerrado por incumplir la ley tras gastar millones de euros pese a estar vacío

CIE del Matorral (Fuerteventura)

Fue una de las primeras órdenes ejecutadas por Fernando Grande-Marlaska al frente del Ministerio del Interior. "Ya se ha estudiado y acordado el cierre no solo administrativo, sino operativo del CIE de Fuerteventura" anunciaba el ministro en 2018 tras ser preguntado por el despilfarro ligado al llamado centro "fantasma". Durante seis años, ningún migrante fue encerrado en su interior, pero el Gobierno de Rajoy pagó al menos cuatro millones de euros a cargo de servicios de alimentación, atención médica, manutención o limpieza. Sus condiciones, según reconoció el Ejecutivo socialista, tampoco se adecuaban a la normativa vigente.

El Gobierno paga 525.000 euros por el servicio de comida de un CIE vacío desde 2012

El Gobierno paga 525.000 euros por el servicio de comida de un CIE vacío desde 2012

Un año y medio después de ordenar su cierre, el Ministerio del Interior está estudiando la posibilidad de reabrir el Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) del Matorral, según han confirmado a eldiario.es fuentes de su departamento. El presidente canario, Ángel Víctor Torres (PSOE),ha solicitado al Gobierno central la recuperación de las antiguas instalaciones militares para retener a quienes llegan en patera, tras el incremento de entradas irregulares registrado el año pasado en las islas.

Con este fin, el Gobierno regional y el Ministerio del Interior han barajado el próximo 8 de enero como posible fecha de una primera reunión para abordar la posible reapertura y acondicionamiento del CIE del Matorral, según adelantó Canarias 7 y han confirmado a este medio desde la institución estatal. No obstante, la fijación del pleno de investidura de Pedro Sánchez para los próximos días 4, 5 y 7 dificulta la concreción del momento del encuentro, aún sin determinar.

En junio de 2018, cuando el Gobierno publicó en el Boletín Oficial del Estado la orden de la "supresión definitiva" del CIE de Fuerteventura, el Ministerio del Interior no solo justificó su decisión ante las bajas cifras de llegadas de migrantes detectadas en las Islas Canarias. La orden de Grande-Marlaska publicada en el BOE resaltaba la irregularidad de las condiciones en las que se encuentra el edificio. "Dada su antigüedad y pese a las continuas obras de reparación, adaptación y mejora que se han ido realizando, presenta unas instalaciones que no se adecuan a la vigente normativa", reza el pliego.

A finales de diciembre, apelando al aumento de llegadas de pateras a las islas, el Gobierno canario ha defendido la reapertura del CIE del Matorral con unas "condiciones adecuadas". Desde Interior matizan que, en caso de reactivar la actividad del centro, serían necesarias una serie de adaptaciones, aunque insisten en que la decisión aún no está tomada.

Las condiciones irregulares del CIE de Fuerteventura

El CIE de Fuerteventura se creó en 2002 en un antiguo cuartel de la Legión. Según han explicado fuentes del Ministerio de Defensa, la zona edificada del campo de maniobras y tiro de 'El Matorral' fue cedida a Interior para uso como CIE en 2002.

Antes de su cierre, las características del CIE del Matorral no cumplían con los estándares exigidos por los juzgados de control. Según un estudio realizado por los departamentos jurídicos de cuatro universidades españolas, durante la época de mayores llegadas de pateras a las Islas Canarias, el centro funcionaba en dos zonas: "Por un lado, dos grandes naves con una capacidad para 350 personas cada una, dotadas de un baño y alguna ducha. Por otro lado, pequeñísimas celdas, pero dotadas de veinte literas cada una".

"Las celdas son tipo cárcel, no hay iluminación nocturna. Hay rejas tanto en ventanas como en las puertas. Las primeras semanas de internamiento suelen pasarse dentro de la propia celda, saliendo únicamente para el rezo o la cena", indicaba el documento publicado en 2015. El baño es común y exterior y "su insalubridad era alarmante".

Gasto público en comida o limpieza para un CIE vacío

Pese a estar desierto, el CIE de Fuerteventura no había dejado de tramitar gastos a las arcas públicas, como reveló una investigación conjunta de eldiario.es, la Fundación porCausa y El Confidencial.El ministro del Interior gastó al menos 4,1 millones de euros entre 2013 y 2016 para comida, médicos o mantenimiento del centro de Fuerteventura. Según los documentos de la Dirección General de Policía a los que tuvo acceso este medio, el gasto público destinado al CIE del Matorral desde su cierre se mantuvo durante ese tiempo e incluso aumentó en algunos de los ejercicios.

En 2010, cuando el centro aún se encontraba en funcionamiento, el Gobierno pagó 789.464,31 euros en el CIE del Matorral, en base a esta información oficial. Tres años después, el centro, ya vacío, supuso un gasto a las arcas públicas de 1.154.690,26 euros, indican los datos remitidos por la Policía.

Aunque estaba vacío, el de Fuerteventuraseguía siendoel tercer centro de internamiento que más coste genera a la Administración desde 2013, solo por detrás de los de Madrid y Algeciras. El Ejecutivoregistró en el periodo 2013-2016 un total de 874.740,98 euros destinados a alimentación en unlugar donde nohabíanadie.

Tras el cambio de Gobierno, el ministerio reconoció queel anterior Ejecutivo imputó durante años, "con cargo" al contrato de abastecimiento del CIE,"la alimentación de las personas detenidas en la Comisaría" de la Policía Nacional de Puerto del Rosario (Fuerteventura). Esta posibilidad no quedaba reflejada en las bases iniciales del concurso para suministrar las comidas a los ocho Centros de Internamiento de Extranjeros que había en el país en el año 2013, cuando se licitó el servicio.

En 2017, cuando se reveló el despilfarro ligado al CIE de Fuerteventura, el Ministerio del Interior, dirigido entonces por Juan Ignacio Zoido, justificó el pago de gastos fijos mensuales relacionados con los servicios de este centro "por si acaso" era necesario volver a internar a migrantes ante un hipotético incremento futuro de las llegadas.

Del 1 de enero al 15 de diciembre de 2019, 2.162 personas accedieron a suelo canario de manera irregular, un 70,8% más que en el mismo periodo del año anterior, según los datos de Interior. Las cifras, sin embargo, se encuentran lejos del pico migratorio experimentado en el archipiélago en 2006, cuando 31.600 migrantes transitaron esta ruta. Por su parte, el año pasado, las llegadas clandestinas al conjunto de España descendieron un 49%, quedándose en 31.513 entradas (a 15 de diciembre).

En la actualidad, en Canarias cuentan con dos CIE, uno en Tenerife y otro en Gran Canaria. Este último, ha estado cerrado de manera temporal hasta noviembre de 2019, para ser sometido a unas obras debido a las malas condiciones en las que se encontraba. Sin embargo, la Plataforma Canarias Libre de CIE ha denunciado que en dichas dependencias "se siguen vulnerando derechos a pesar de la remodelación".

Las organizaciones que la componen identifican "carencias en la asistencia jurídica y en el derecho efectivo a la salud, en la calidad de comida y con expulsiones con escaso margen de tiempo o presencia de menores de edad en espera de realización de pruebas".

En esta línea, la Plataforma se ha mostrado en contra de la reapertura del CIE de Fuerteventura. "Apostamos por una solución alternativa al internamiento, opciones de régimen abierto de acogida de las personas migrantes", ha indicado a eldiario.es Iriome Rodríguez, técnico de Médicos del Mundo, que forma parte de Canarias Libre de CIE. "Estamos en contra de privar la libertad por una falta administrativa, pero, además, en la realidad insular es aún más absurdo tener a la gente encerrada, si no va a poder salir de la isla", ha añadido Rodríguez.

Etiquetas
Publicado el
3 de enero de 2020 - 22:29 h

Descubre nuestras apps

stats