Alemania ve "inevitable" un retraso en el fondo europeo anticrisis con "consecuencias para la recuperación económica"

El primer ministro, Mark Rutte; el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen; el primer ministro portugués, António Costa;.

Alemania llevaba días avisando de los problemas para terminar de cerrar el fondo anticrisis y los presupuestos plurianuales de la UE. Pero ahora ya dice que el bloqueo probablemente lleve a un "retraso inevitable" con "consecuencias sobre la recuperación de la UE". Así de tajante se ha mostrado este miércoles el embajador de Alemania, país al que le corresponde la presidencia de turno de la UE, ante las instituciones comunitarias. Este jueves y viernes se reúnen los líderes de la UE fundamentalmente para hablar de la agenda internacional, pero las fuentes diplomáticas confirman que el asunto estará presente en el "ambiente y las cabezas de los líderes".

Michael Clauss señala las dificultades para concretar entre los 27 y con el Parlamento y la Comisión Europea cómo aterrizar las condiconalidades del fondo en relación con el respeto del Estado de Derecho. La propuesta alemana, que ha recibido el apoyo de unos 18 Estados miembros, se limita a vincular la condicionalidad con el cumplimiento del Estado de Derecho en la gestión de los fondos. Es decir, que Hungría puede seguir persiguiendo a las ONG y Polonia a los jueces a los colectivos LGTBI mientras su gestión de los fondos sea irreprochable.

La propuesta alemana ha logrado la mayoría cualificada entre los embajadores de los Estados miembros y seguirá su curso, pero resulta insuficiente para países como Holanda, Austria, Dinarmarca, Suecia y Bélgica; y excesiva para los propios gobiernos de Polonia y Hungría.

"Los retrasos con consecuencias para la recuperación económica de Europa probablemente serán inevitables", ha dicho Michael Clauss sobre el estado de las negociaciones que amenazan 1,074 billones de presupuesto plurianual y 750.000 millones de fondo de recuperación.Y el problema es que para que ese monto se ponga en marcha hace falta que la aprobación unánime de todos los Estados miembros –requiere de trámites parlamentarios nacionales para ampliar el techo de gasto de la Comisión Europea para poner en marcha del fondo de recuperación– y una mayoría simple de eurodiputados, que en principio son los más ambiciosos con la condicionalidad del Estado de Derecho.

"Con el acalorado debate sobre el mecanismo del Estado de Derecho dentro de la UE y también en el Consejo, nos encontramos cada vez más con un bloqueo en las negociaciones presupuestarias generales", dijo Clauss: "El calendario se está retrasando".

Fuentes del Gobierno español han mostrado su apoyo a la propuesta alemana, precisamente por las prisas por que el 1 de enero puedan estar activados los presupuestos de la UE y el fondo de recuperación: "La negociación es clave entre el Parlamento Europeo y el Consejo por su lado con la Comisión. Es un equilibrio difícil. Apoyamos los esfuerzos de la presidencia alemana por intentar que esto se solucione y que no retrase más la aprobación. Ahora se trata de que esto se apruebe en el Parlamento Europeo, y que el tiempo que corre que no vaya en detrimento del buen resultado. Nosotros queremos que todo vaya rápido, lo más rápido posible".

Hace unos días, Michael Clauss ya intentaba meter prisa a la Eurocámara: "Necesitamos urgentemente un acuerdo sobre el marco financiero plurianual y el fondo de recuperación. Son política y técnicamente inseparables. Sin un acuerdo general rápido entre el Consejo y el Parlamento Europeo, corremos el riesgo de retrasar el Fondo de Reconstrucción. El tiempo apremia. Me preocupa mucho que las negociaciones avancen demasiado lentamente. Necesitamos aumentar significativamente el ritmo de las negociaciones".

Etiquetas
Publicado el
30 de septiembre de 2020 - 16:45 h

Descubre nuestras apps

stats