El BCE constata que la recuperación está siendo "incierta y desigual" y no prevé que sea completa hasta finales de 2022

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde.

Va para largo. La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, ha comparecido este lunes ante la comisión de Economía del Parlamento Europeo para afirmar que "la recuperación está siendo incompleta, desigual e incierta", en tanto que los efectos de la pandemia siguen afectando en toda la zona euro a "empresas y trabajadores, que pierden el empleo y tienen un futuro lleno de incertidumbres".

El Banco Central Europeo mejoró sus previsiones para 2020, cifrando la caída de la zona euro en el 8,0% en 2020. Sin embargo, el crecimiento del 5% en 2021 y del 3,2% en 2022 suponen que "sólo se espera que el PIB real de la zona del euro se recupere a los niveles anteriores a la crisis a finales de 2022".

Pero nada es seguro: "La fuerza de la recuperación sigue dependiendo en gran medida de la evolución de la pandemia y del éxito de las políticas de contención. La crisis de salud pública seguirá afectando la actividad económica y presenta riesgos a la baja para las perspectivas económicas".

Lagarde ha explicado que mientras "la actividad económica de la zona del euro se recupera en el tercer trimestre, esta recuperación sigue siendo incompleta, incierta y desigual. El gasto de los consumidores se ha reanudado significativamente, pero siguen siendo cautelosos por la tensión relacionada con sus perspectivas laborales y de ingresos. De manera similar, la inversión empresarial se ha estado recuperando, pero la menor demanda y la elevada incertidumbre siguen pesando sobre los planes de inversión de las empresas".

En este contexto, Largarde ha defendido que "los planes de retención de puestos de trabajo [como los ERTE en España] y las garantías nacionales sobre préstamos bancarios siguen siendo factores de importancia crítica para reducir la incertidumbre y suavizar el impacto de la pandemia".

La presidenta del Banco Central Europeo también ha urgido a la puesta en marcha del fondo anticrisis: "Es importante garantizar que los fondos se utilicen no solo de manera correcta, sino de manera que mejore el crecimiento a largo plazo y apoye los objetivos comunes de la UE. Si lo hacemos bien, el fondo de recuperación de la UE podría ser el punto de inflexión que Europa necesita, en términos de modernización, resiliencia y prosperidad".

El portavoz socialista en la comisión parlamentaria, Jonás Fernández, ha invitado a Lagarde a tomar decisiones relacionadas con la caída de la inflación en la UE. El mandato de Lagarde es que mantener la inflación próxima al 2%, pero por debajo del 2%. La propia Lagarde ha reconocido que "la fuerte caída de la actividad económica a principios de este año ha debilitado las presiones sobre los precios. La inflación general anual en la zona del euro se situó en el -0,2% en agosto y se espera que siga siendo negativa en los próximos meses, reflejando los efectos de caídas anteriores de los precios de la energía, un euro más fuerte y una reducción temporal de la tasa del IVA en Alemania. El BCE prevé que la inflación anual aumente gradualmente, de una media del 0,3% en 2020 a una media del 1,0% en 2021 y del 1,3% en 2022".

Etiquetas
Publicado el
28 de septiembre de 2020 - 17:54 h

Descubre nuestras apps

stats