Bruselas quiere más control sobre los productos chinos y atajar los 'lavados ecológicos' y la obsolescencia programada

Fábrica de productos tecnológicos.

La Comisión Europea ha lanzado este viernes una nueva Agenda del Consumidor, que persigue "dar más poder a los consumidores europeos para que desempeñen un papel activo en las transiciones verde y digital", afirma Bruselas: "La agenda también aborda cómo aumentar la protección y la resiliencia del consumidor durante y después de la pandemia de COVID-19, que está afectando la vida diaria de los consumidores".

En este sentido, Bruselas "presenta prioridades para los próximos cinco años a escala europea y nacional, entre ellas una nueva propuesta legal con el objetivo de brindar una mejor información sobre sostenibilidad a los consumidores, adaptando la legislación existente a la transformación digital, así como un plan de acción sobre seguridad de productos con China".

La Comisión Europea reconoce que "ya sea por estafas online o viajes cancelados, la pandemia de la COVID-19 está afectando mucho a los consumidores". Así, el Ejecutivo comunitario "seguirá abordando las estafas a los consumidores, y seguirá garantizando la protección de los viajeros y los derechos de los pasajeros de la UE en caso de cancelaciones".

Más protección para los consumidores

La nueva Agenda del Consumidor de la Comisión Europea abarca una serie de iniciativas de la UE de 2020 a 2025 centradas en varias áreas.

Transición verde. La Comisión Europea "tiene como objetivo garantizar que los consumidores dispongan de productos sostenibles y mejor información para poder tomar una decisión informada a la hora de comprar". Así, en 2021 Bruselas presentará una propuesta para dotar a los consumidores de "mejor información sobre la sostenibilidad de los productos para luchar contra prácticas como el lavado verde o la obsolescencia temprana".

El Ejecutivo comunitario también dice que promoverá "las reparaciones y fomentará productos más sostenibles y circulares".

"La transición verde no puede suceder sin empresas", dice la Comisión Europea, "decidida a trabajar con los operadores económicos para fomentar sus compromisos en apoyo del consumo sostenible, más allá de lo que exige la ley".

Transformación digital. La Comisión Europea dice querer atajar "las prácticas comerciales online que ningunean el derecho de los consumidores a tomar una decisión informada, abusan de sus sesgos de comportamiento o distorsionan sus procesos de toma de decisiones, como la publicidad encubierta".

Así, la Comisión Europea "revisará la directiva europea relacionada con la seguridad de los productos: es necesario reforzar la protección del consumidor con respecto a la digitalización de los servicios financieros minoristas, por lo que se revisarán las directivas sobre crédito al consumidor y marketing de servicios financieros".

Derechos de los consumidores. Si bien la aplicación de los derechos de los consumidores es responsabilidad de los Estados miembros, la Comisión Europea dice que "ayudará a los Estados miembros a aplicar y hacer cumplir la legislación del consumidor, incluso a través de la red de cooperación en materia de protección del consumidor, y apoyará a las autoridades nacionales, por ejemplo, mediante el despliegue de una caja de herramientas electrónicas para fortalecer la capacidad de las autoridades nacionales para hacer frente a las prácticas comerciales ilegales online e identificar productos inseguros".

Bruselas reconoce que determinados grupos de consumidores en determinadas situaciones pueden ser "especialmente vulnerables", por ejemplo, los niños, las personas mayores o las personas con discapacidad. Así, se compromete a estudiar "los requisitos para las normas de productos de puericultura"; y en relación con aquellos con vulnerabilidades financieras, agravadas por la crisis de la COVID-19, la Comisión Europea "aumentará la financiación para mejorar el asesoramiento sobre la deuda en los Estados miembros".

Cooperación internacional. La Comisión Europea anuncia que desarrollará "un plan de acción con China para mejorar la seguridad de los productos vendidos online". A partir de 2021, el Ejecutivo comunitario dice que dará "apoyo regulatorio, asistencia técnica y desarrollo de capacidades en regiones vecinas de la UE, como África".

Etiquetas
Publicado el
13 de noviembre de 2020 - 11:46 h

Descubre nuestras apps

stats