Las cúpulas de empresas en ERTE invierten 110 millones en bolsa durante la crisis del coronavirus

Exterior de la Bolsa de Madrid.

Consejeros y directivos de empresas que han presentado expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por el cerrojazo a la actividad económica ante la crisis del coronavirus han invertido cerca de 110 millones de euros en acciones de compañías cotizadas desde que en marzo explotó la pandemia en España.

El 'crash' bursátil del coronavirus multiplica por 44 la inversión en acciones de consejeros y directivos

El 'crash' bursátil del coronavirus multiplica por 44 la inversión en acciones de consejeros y directivos

Las compras se han llevado a cabo coincidiendo con el desplome de las bolsas provocado por la rápida expansión de esta crisis sin precedentes. Un tsunami que ha disparado las compras de autocartera de las compañías para intentar sostener su cotización, en paralelo a un inusual acopio de títulos por parte de muchos administradores, directivos y personas vinculadas a ellos.

Más de la mitad de esa inversión, unos 54,5 millones, corresponde a operaciones de la familia Riberas, dueños de la acerera Gonvarri y del fabricante de componentes para la automoción Gestamp.

Según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los Riberas han destinado desde el 9 de marzo y hasta abril 33,8 millones a la compra de títulos de Gestamp a través de su sociedad Acek Desarrollo y Gestión Industrial SL. Esta operación se suma a los 20,68 millones que el presidente del grupo, Francisco Riberas, invirtió el 11 y 12 de marzo en títulos de Telefónica, de la que es consejero independiente, a través de su sociedad Halekulani.

Gestamp empezó a aplicar a finales de marzo a la práctica totalidad de sus 6.000 empleados en España la figura de los ERTE, impulsada por el Gobierno para intentar frenar la destrucción de empleo por esta crisis. La multinacional, con 22 plantas en el país, está ya reanudando paulatinamente su actividad en España tras un parón que ha obligado a los fabricantes de componentes a reducir un 85% de su producción por el colapso de la demanda global.

Según dijo Riberas en un debate por videoconferencia el jueves, esta crisis va a obligar a "reestructurar" el sector si la demanda no se recupera rápidamente. Ante las caídas de la producción mundial de vehículos que se prevén este año, de entre el 20% y el 40%, el ejecutivo, también presidente del Instituto de Empresa Familiar (IEF), advirtió de que esta crisis puede alimentar deslocalizaciones de algunos de los fabricantes presentes en España y pidió a la Administración una señal de apoyo "urgente" a un sector que, recordó, ayudó a capear el colapso financiero de 2008.

Los Riberas son la sexta fortuna de España según el último ranking de ricos de El Mundo y los primeros accionistas (15%) de otro de los grupos cotizados del sector que (confirman fuentes sindicales) ha aplicado ERTE a su plantilla, CIE Automotive. En este caso no constan operaciones de los dueños de Gestamp desde marzo, pero sí de otro de sus accionistas destacados (10%), los Egaña, otra de las grandes fortunas vascas. A finales de marzo invirtieron 6,7 millones en títulos del fabricante de componentes de automoción a través de su sociedad Elidoza Promoción de Empresas SL. El viernes, esa inversión acumulaba unas plusvalías latentes del 7,1%.

En CIE también tiene un 10% la Corporación Financiera Alba, también primer accionista (19%) de Acerinox, grupo industrial del Ibex que ha aplicado ERTEs en algunas de sus plantas en España, y socios de referencia de Parques Reunidos, el gigante español de los parques temáticos), que también se ha visto obligado a aplicar ERTE tras el cierre forzoso de sus instalaciones.

Los dueños de Alba son otra de las grandes fortunas españolas, los March, que han comunicado desde el 13 de marzo hasta el 20 de mayo compras de títulos de su hólding de participaciones por importe de unos 14,1 millones, de los que más de la mitad (7,3 millones) corresponde a su presidente, Carlos March.

En GAM, otra de las empresas de los Riberas (tienen el 59%) que también ha tenido que recurrir a ERTE, destaca la compra, el 16 de marzo, de un paquete del 5% por parte de su presidente, Pedro Luis Fernández, que se convirtió en su segundo accionista tras pagar 3,65 millones a los Riberas, que además le prestaron los fondos necesarios para ello.

Plusvalías del dueño de Mayoral

GAM está en la cartera de inversiones de otra de las grandes fortunas españolas, Rafael Domínguez de Gor, dueño de la enseña de moda infantil Mayoral, que también ha recurrido a los ERTE para afrontar el cierre temporal de sus tiendas, confirman fuentes sindicales. El malagueño es otro de los multimillonarios que ha aprovechado el desplome bursátil para comprar títulos. Entre finales de marzo y principios de abril invirtió a través de su sociedad Global Portfolio Investment unos 3 millones en Masmóvil. El viernes, esa inversión acumulaba plusvalías latentes del 23,8%.

Domínguez tiene un 8% del operador de telecomunicaciones, que junto a Duro Felguera (donde controla el 9,5%) y Laboratorios Rovi (5%), son los que mejor está soportando el tsunami del coronavirus de entre su amplia cartera de participaciones significativas en bolsa.

Esta incluye otras grandes empresas que también están aplicando ERTE como Adolfo Domínguez (8,5%) o Miquel y Costas (8,122%). Accionistas y consejeros de esta última también se están mostrando muy activos en las últimas semanas, con compras de títulos por importe de más de 2,1 millones desde marzo.

Numerosas operaciones de consejeros y directivos de grandes empresas en ERTE acumulan todavía importantes minusvalías latentes. Es el caso de otra de las grandes fortunas españolas, los Revoredo, dueños de Prosegur, que desde marzo hasta principios de este mes han invertido unos 10,8 millones en títulos del grupo de seguridad privada.

Aún menos rentables son las operaciones realizadas en marzo por directivos y consejeros de dos empresas que se han visto abocadas al ERTE por el cierre de su actividad en España, Amrest (La Tagliatella) e IAG, por importe, respectivamente, de 3,6 millones y 4,8 millones. En el grupo de aerolíneas, destacan los 3,2 millones que invitió el 11 de marzo (a tres días de decretarse el estado de alarma) el presidente de Vueling y futuro presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, en títulos que hoy valen menos de la mitad que entonces, ante las sombrías perspectivas de este sector.

Otras operaciones reseñables de compra de consejeros y directivos de empresas que han realizado ERTE en algunas divisiones son las registradas desde marzo hasta ahora en Ferrovial (por importe de 1,2 millones), ACS (1,1 millones), Tubacex (unos 900.000 euros), Fluidra (unos 700.000 euros) o Applus (670.000 euros).

Etiquetas
Publicado el
24 de mayo de 2020 - 21:47 h

Descubre nuestras apps

stats