El PSOE no concreta su apoyo a que la subida anual de las pensiones sea como mínimo del IPC

Los pensionistas vuelven a cortar el tráfico en el Congreso para pedir un IPC "real"

Nuevo curso político y nueva cita sin acuerdo en la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, que trabaja en las recomendaciones para el futuro del sistema público de pensiones. Aunque este miércoles varios grupos políticos veían posible cerrar el texto de la recomendación número 2, sobre la revalorización anual de las pensiones, la comisión ha concluido sin pacto y con un movimiento del PSOE. Si hasta ahora el grupo socialista había defendido la subida de las pensiones según los precios, este miércoles ha apostado por "mantener el poder adquisitivo", pero no ha concretado si apoya que en el texto de la recomendación figure ese incremento "como mínimo", como exigen Unidos Podemos y ERC.

El PP pide retrasar el acuerdo sobre la revalorización de las pensiones hasta que tenga nuevo presidente del partido

El PP pide retrasar el acuerdo sobre la revalorización de las pensiones hasta que tenga nuevo presidente del partido

Con los pensionistas en la calle a unos metros, manifestándose a las puertas del Congreso de los Diputados, los portavoces no han logrado unir posturas sobre el papel que debe tener el IPC en la redacción del texto.

Según han explicado los grupos parlamentarios al término de la reunión, Unidos Podemos y ERC exigen que en el texto de la recomendación quede claro que el IPC debe ser el "suelo mínimo" para la subida anual de las pensiones. Más allá de ese indicador, siempre como garantía mínima, los grupos están abiertos a incluir otros indicadores como el PIB o la subida de salarios para que también se tengan en cuenta en la revalorización anual en las épocas con mejores resultados económicos. 

El PSOE, que ha defendido hasta ahora las subidas anuales con el IPC, este miércoles no se ha sumado expresamente, ante las preguntas de los periodistas, a que los precios queden contemplados en el texto como un "mínimo", algo que no cuenta con el apoyo de otras formaciones políticas y dificulta llegar a un consenso.

La diputada socialista Mercè Perea ha argumentado que su grupo defiende "el mantenimiento del poder adquisitivo" de los pensionistas y una "redacción clara", pero ha subrayado la dificultad de acercar posturas entre todos los partidos. Perea ha puesto en valor el Pacto de Toledo y la intención de que se logre llegar a una redacción que genere "consenso".

IPC como elemento "troncal"

El resto de formaciones políticas se sienten cómodas con una redacción del texto que contemple el IPC como "elemento troncal" o "medular" y que puedan entrar en juego más indicadores, como el PIB y la subida salarial. El diputado del PP Gerardo Camps ha afirmado que hay "mayoría" en que el IPC figure como "indicador estructural", y que la comisión está trabajando para ver si es posible "alcanzar la unanimidad".

Además, Gerardo Camps ha recordado que el Pacto de Toledo pretende recoger la idea de una participación "más intensa" del diálogo social, en el que están presentes el Gobierno, los sindicatos y los empresarios, sobre el acuerdo de revalorización anual.

Desde Ciudadanos, el diputado Sergio del Campo se ha sumado a la necesidad de llegar a un "texto abierto" en el que se sientan cómodas todas las formaciones políticas, y que los gobiernos que lleguen al poder puedan verse reflejados en el Pacto de Toledo. En su opinión, una redacción amplia daría margen para que un Ejecutivo subiera las pensiones con el IPC o por encima, o que decidiera subir las mínimas con el IPC y las más altas por debajo si la economía se encontrara en recesión.

Estas posibilidades –que se suban las pensiones por debajo del IPC en algunas épocas o que se creen diferentes tramos de subida (que incrementen más las bajas que el resto)– son algunos de los temores de Unidos Podemos, que llevan al grupo al exigir que la subida de precios sea el mínimo para la revalorización.

Los pensionistas mantienen la presión

"Caña, caña, caña y lucha y lucha", gritaban los jubilados en el exterior de las Cortes este miércoles, en la primera movilización de septiembre del calendario de protestas convocado por la Coordinadora Estatal por la defensa del Sistema Público de Pensiones. El grupo de jubilados mandan un mensaje al Ejecutivo de Pedro Sánchez con el lema que "gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden".

Por el momento, los miércoles de las dos semanas próximas los pensionistas están llamados a manifestarse a las 12 de la mañana ante el Congreso de los Diputados para demandar la subida anual de las pensiones "con el IPC real" y la derogación del factor de sostenibilidad, entre otras cuestiones. El colectivo de pensionistas también ha convocado una manifestación en Madrid el 22 de septiembre, a las 19 horas.

En Bilbao, impulso de las protestas de jubilados en todo el país, los pensionistas siguen manifestándose cada lunes: "Lograr pensiones dignas requiere una lucha firme y prolongada", afirmaba uno de sus portavoces el pasado agosto.

Etiquetas
Publicado el
12 de septiembre de 2018 - 15:39 h

Descubre nuestras apps

stats