Cómo afecta la contaminación a tu piel y cuáles son los secretos para protegerla

Una mujer se aplica crema en el rostro.

E. García

La relación entre la contaminación ambiental y el envejecimiento de la piel es un hecho. Según la Asociación Española de Dermatología y Venereología, “a más exposición a partículas pequeñas, niveles de dióxido de nitrógeno y niveles altos de ozono mayor número de manchas en la piel y formación de arrugas”. Algo que corrobora Lorea Bagazgoitia, dermatóloga, doctora cum laude en Medicina y autora del libro Lo que dice la ciencia sobre el cuidado de la piel: “diferentes componentes de la contaminación inducen estrés oxidativo en la piel, pudiendo causar arrugas y manchas”. 

La misma asociación también detectó que “entre el 10 y el 20% de la población en los países industrializados padece eczemas o dermatitis”. Y los principales agentes causantes, según ambas fuentes, son la contaminación ambiental, las emisiones de los vehículos de motor, las emisiones de las centrales eléctricas, la industria, el tabaquismo activo y el estilo de vida occidental.

Ante lo cual, entre otras recomendaciones que podrás leer más adelante, aconsejan instaurar medidas preventivas a nivel individual como la utilización de productos cosméticos y de uso personal hipoalergénicos y libre de fragancias u otras sustancias irritantes. El Gedet, o Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica de la Academia Española de Dermatología, considera que, uno de los factores que influyen “de forma positiva es el uso de ciertos cosméticos que pueden servir de barrera frente algunas agresiones externas”. 

Qué investigaciones hay al respecto

La misma preocupación de los dermatólogos la tiene Clarins desde 1991, año en el que empezó a  investigar los efectos de la contaminación sobre la piel para desarrollar tratamientos protectores. En un reciente estudio, sus científicos analizaban el nivel de impacto de los principales contaminantes (la contaminación atmosférica e interior, el polen, la luz azul y la fotocontaminación —una combinación de rayos UV y contaminación— sobre la juventud y la belleza de la piel a nivel celular. 

Los resultados concluyen que cuatro de ellos dañan las células a causa del estrés oxidativo que sufren, mientras que el polen provoca una inflamación que también conduce al estrés oxidativo. Esto conlleva envejecimiento prematuro, inflamación, tono irregular, aspecto apagado y deshidratación.

Los remedios, a tu alcance

Pues bien, se ha descubierto que la proteína Nrf2 es el regulador esencial de la piel. Esta proteína está presente en las células de la piel en estado inactivo. Una vez activada, migra hacia el núcleo de la célula y estimula la producción de los antioxidantes que defienden la piel contra los cinco principales tipos de contaminación. La activación de la Nrf2 desencadena los sistemas naturales de autodefensa de la piel.

El extracto de hoja de mango se ha revelado como el ingrediente maestro de la autodefensa dado que segrega unas moléculas antioxidantes que actúan a modo de escudo natural contra los rayos UV y ayudan al árbol a sobrevivir en un medioambiente hostil. Su extracto genera un aumento demostrado del 11,3% de Nrf2 en las células, activando los sistemas de defensa antioxidante de la piel.

En ese sentido, decía en este artículo la Doctora María José Alonso, dermatóloga del SAS (Servicio Andaluz de Salud) y del Hospital Torrecárdenas de Almería, que “los tratamientos cosméticos deben contener antioxidantes, como la Vitamina C, E, o ácido ferúlico y retinoides durante la noche”. 

Existen, además, otros tres extractos de plantas altamente eficaces para combatir la contaminación y el envejecimiento prematuro, a saber: el extracto de furcellaria, que ayuda a proteger la dermis contra la deshidratación que causa la contaminación; el extracto de lámpsana, una planta que ayuda a estimular las defensas naturales de la piel contra las agresiones medioambientales y el extracto de marrubio blanco bio, que protege la piel contra la contaminación atmosférica e interior. 

Todos estos componentes ayudan a que la piel se pueda proteger mejor del estrés oxidativo provocado por la contaminación y prevenir los futuros daños cutáneos debidos a la fotocontaminación, al polen y a la luz azul. Y todos ellos conforman la composición de la 8ª Generación Del Complejo Anti-contaminación Clarins.

Protección total ante la radiación solar

Entre los factores medioambientales que estropean la piel, la Dra. Alonso, junto con Cristina Serrano, dermatóloga de Granada, ambas miembros de la AEDV, destacan que, “a pesar del efecto beneficioso del sol en dosis controladas, su exceso causa la mayoría de los signos cutáneos de envejecimiento”. Por ello recomiendan que “hay que moderar la exposición sobre todo al medio día, utilizar fotoprotectores de amplio espectro adecuados a nuestra piel y tipo de actividad y escoger las prendas de vestir precisas”.

Desde luego, el factor 50 nunca sobra, que es justo lo que tiene el nuevo UV Plus[5p] , la primera pantalla contra UV y contaminación que protege de los cinco agentes contaminantes de la vida diaria. Se trata de una nueva tecnología de defensa [5P], formulada con un 74% de ingredientes de tratamiento que hidrata y mejora el poder de autodefensa de la piel en un 64%.

Y qué mejor que poderlo utilizar como base de maquillaje en gel-crema, con una textura más ligera que las cremas solares habituales, refrescante y de rápida absorción, con extracto de kalanchoe officinalis bio, que proporciona a la piel ocho horas seguidas de hidratación. 

Puedes probar las 52 combinaciones de 18 filtros que demuestran ser una fórmula óptima de filtros UV organominerales y resistente a la transpiración. Las tienes en dos tonos, ingeniosamente creados para adaptarse a todos los tipos de piel: TRANSLUCENT, un acabado perfectamente invisible que no deja residuos blancos; y ROSE, acabado segunda piel y resplandor rosado instantáneo.

Este compuesto mágico está certificado como comercio justo y el frasco ha sido concebido para generar un mínimo impacto medioambiental, fabricado con un 36% de plástico reciclado y con un embalaje externo realizado con cartón procedente de bosques gestionados de manera sostenible. 

Otras medidas para combatir el envejecimiento cutáneo prematuro

Desde la AEDV, las citadas dermatólogas añaden otras medidas preventivas como tomar frutas y verduras, es decir, llevar una alimentación equilibrada rica en proteínas, antioxidantes y pobre en un exceso de carbohidratos para evitar el sobrepeso y limitar el alcohol y el tabaco. 

Para las mujeres que ya adolecen de los efectos de la menopausia, la dermatóloga Mª José Alonso considera que “el tratamiento hormonal sustitutivo puede mejorar algunas de las propiedades mecánicas de la piel y puede ralentizar el proceso de envejecimiento intrínseco”, aunque advierte que “no tiene influencia sobre las otras formas de envejecimiento, como el provocado por el sol o el medioambiente (contaminación, tabaco, etc)”. 

Otros gestos que mejorarán la apariencia de la epidermis serían dormir las horas necesarias y una correcta higiene: “la primera debe hacerse con jabones líquidos no irritantes que mantengan el pH alcalino (entre 4 y 6), para no alterar la barrera hidrolipídica, y secar sin fricción”. 

Y, finalmente, aconsejan hidratarse por dentro bebiendo agua y por fuera con cremas hidratantes: “los preparados que incrementan la hidratación de rostro y cuerpo poseen una composición de lípidos y agua que deja una película oclusiva sobre la superficie”, algo que es muy beneficioso para la piel, puesto que retrasa la pérdida de agua.

Etiquetas
Publicado el
7 de abril de 2021 - 05:00 h

Descubre nuestras apps

stats