La portada de mañana
Acceder
Denigrar a España para desgastar a Sánchez, por Esther Palomera
La sexta ola ha enredado los datos de la pandemia
OPINIÓN | La caspa del decano, por Elisa Beni

“Pedir ayuda no es de cobardes, sino de valientes”: el joven catalán y gambiano que inspira a niños en riesgo de exclusión

El joven Munic.

Candela Choclán

Muyang Darboe tiene 18 años y es el pequeño de tres hermanos nacidos en Sabadell, pero con raíces gambianas, criados en la precariedad, que consiguieron salir adelante gracias a su madre. El joven, al que todos conocen como Munic, tiene un recuerdo muy bonito de su infancia en la entidad Ludo Margarita Bedós. Una asociación que gestiona programas y proyectos, en diferentes áreas, que ofrecen herramientas a niños y jóvenes, con la intención de facilitar el proceso individual de desarrollo de competencias transversales de comunicación y relación con los demás. 

Así, todavía se acuerda cuando su hermano escuchaba batallas de gallos y él no entendía lo que decían. Un día se puso a escuchar e hizo un taller en la Ludo con un cantante de Sabadell. Al principio sacaba temas sobre cómo estaba emocionalmente, su situación. “Era una forma de salir de mis problemas”, cuenta Munic. 

El taller que hizo en la ludoteca le ayudó a saber que podía utilizar la música como vía de escape: “Pasar tiempo con mis amigos, hacer deberes juntos y actividades, son cosas que no hubiese tenido sin la Ludo, hubiera estado en mi casa o en el parque”, relata Munic que hace hincapié entodos los valores que le ha aportado . “Doy gracias también a haber estado con gente tan diferente, aprender convivir así ha hecho mucho en mi vida”, añade. 

Más tarde, probó suerte con el fútbol americano, un deporte totalmente diferente para él y con el que aprender de cero. Le dieron una ayuda para poder jugar. Sin embargo, el primer año no fue nada fácil, ya que nunca antes había realizado esa actividad. Entonces pensó que tenía que hacer algo para remediarlo y decidió que tocaba mejorar. “Cada vez que estaba en el campo o que pisaba el campo era para ponerme las pilas y ser mejor que ayer”, cuenta el jugador. 

Cuando pedir ayuda es de valientes

Por eso, Munic lanza un contundente mensaje al decir que “pedir ayuda no es de cobardes, sino de valientes, tener las agallas de decir que necesitas ayuda en esto y esto otro”. “Hay cosas que, si vas a necesitarte a ti para sacarlas adelante, pero hay un momento en el que tu solo no puedes, pedir ayuda es de valientes, trabajar en uno mismo, saber de dónde vienes, quién eres y hacia dónde vas es muy importante”, explica el chico. 

Ahora, colabora como voluntario ayudando a niños y niñas que se encuentran en riesgo de exclusión social. Cree que es una forma de devolver el favor y poder aportar su granito de arena, como las personas que le ayudaron a él. Por eso, ha hecho talleres de trap en algunos colegios.

Facilitar herramientas y recursos a entidades sociales

La de Munic no es la única historia de superación. Gracias a la entidad Ludo y la colaboración de Fundación “la Caixa” la hermana de Munic, Fatou Darboe, que tiene 21 años y es enfermera; su hermano Ismael Darboe, de 19 años, estudia para higienista bucodental y él, después de terminar sus estudios, se decide entre jugar al fútbol americano o dedicarse a la música. 

Como su familia, un 25% de la población a nivel nacional se encuentra en riesgo de exclusión social, así lo revela el último Informe anual sobre el estado de la pobreza y la exclusión social en España realizado por la EAPN. 

Según el mismo estudio, al inicio de la pandemia, 4,5 millones de personas en España ya vivían en situación de pobreza severa. Son el colectivo más afectado, pero no el único: más de doce millones de personas sobreviven en la cuerda floja de la pobreza y la exclusión social.

Para poder luchar contra uno de los principales problemas a los que se enfrentan estas familias existen ayudas y proyectos capaces de paliar en cierta medida estas situaciones.

Por eso, colaboraciones de organizaciones sociales como estas, facilitan herramientas y recursos que ofrecen oportunidades a las personas que más lo necesitan. La Fundación “la Caixa” coopera con cientos de entidades, para llevar a cabo un trabajo conjunto con el fin de luchar contra la pobreza y la exclusión.

Promover el desarrollo social y educativo de los jóvenes 

El crecimiento exponencial de la entidad Ludo en los últimos diez años ha generado un impacto en el territorio gracias al apoyo a más de 80 familias y 500 niños, adolescentes y jóvenes. 

Para lograrlo, la ludoteca se marcó como propósito promover el desarrollo social y educativo de los jóvenes en su contexto familiar, social y educativo. En concreto, la Ludojove nace en 2003, con el fin de ofrecer un espacio de ocio alternativo para los jóvenes del distrito seis de Sabadell. 

En este marco, la iniciativa es promotora de estas redes de relación dentro y fuera del territorio y genera programas y proyectos en la línea del desarrollo del individuo, el territorio y la sociedad. En este sentido la proximidad de la Ludojove, a las realidades del barrio y los ciudadanos, hace que la labor de apoyo a agentes sociales como la familia y la escuela quede patente. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats