La portada de mañana
Acceder
La izquierda abertzale reniega de ETA y busca normalizar su papel político
El fantasma de la austeridad se asoma en la Unión Europea
Opinión - Diez años mejores, por Iñigo Urkullu

Euskadi insiste en que se acerca la "normalidad" aunque pide atención a los "incrementos leves" de algunos indicadores de la COVID-19

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha mostrado en el Parlamento Vasco su satisfacción por haber dejado de lado una de sus coletillas más habituales ("Vamos bien, pero no estamos bien") para decantarse por otra visión más optimista de la evolución de la pandemia ("Vamos bien y casi estamos bien"). "Tenía muchas ganas de decirlo", ha reconocido Sagardui, que ve cerca el objetivo de que la tasa de incidencia acumulada a 14 días por cada 100.000 habitantes llegue a 60 casos (ahora 89,10, el mínimo en catorce meses). Sería un escenario de "casi normalidad". "No diremos que hemos acabado con la pandemia pero sí que conviviremos con el virus con normalidad", ha subrayado, aunque sin poner todavía "plazos" concretos tanto a la flexibilización de restricciones como a un posible final de la emergencia sanitaria.

794 contagios y 122 ingresos dejan en Euskadi la mejor semana de la pandemia después de más de un año

794 contagios y 122 ingresos dejan en Euskadi la mejor semana de la pandemia después de más de un año

Ha hecho estas reflexiones en una jornada con solamente 75 casos positivos nuevos en 24 horas, un nuevo récord a la baja, 43 en Bizkaia, 18 en Gipuzkoa y 11 en Álava. No había tan pocos desde el 16 de julio de 2020. La tasa de positividad sigue por debajo del 2%.

En todo caso, todavía no ha querido orillar su otra expresión predilecta: "Prudencia". Por ello, ha pedido "atención" ante la evolución menos positiva e incluso negativa de dos indicadores. Se trata de la tasa de incidencia a 7 días, que ha tenido un pequeño repunte, y del R0. En cuanto al primero, de 36,10 ha saltado a 36,37. Y, en lo que respecto al segundo, cada infectado genera más positivos que semanas atrás pero todavía no se ha superado el 1, lo que indica que todavía no se está volviendo a expandir el Sars-Cov-2. El último dato sitúa este marcador en 0,86, aunque llega a 0,92 y 0,94 en Gipuzkoa y en Álava. "Sobre los incrementos leves en algunos indicadores, hay que esperar un poco para valorarlos. Saben bien que en ocasiones se dan pequeños picos y que, con datos bajos, una pequeña desviación tiene un mayor reflejo porcentual, como en el caso de Álava", ha apostillado. También ha crecido muy ligeramente la incidencia entre los mayores de 65 años.

En este contexto, ha mostrado su preocupación por algunas aglomeraciones que se han producido en los últimos días y su posible consecuencia en forma de brotes. "No son mayoría pero sí ponen en riesgo la salud de la mayoría. Este tipo de aglomeraciones no son nunca admisibles, pero en situación de pandemia pueden ser especialmente dañinas respecto a la salud comunitaria", ha enfatizado. En este sentido, ha alertado de que los más jóvenes no perciben el riesgo de la enfermedad y ha subrayado que "sólo hay un grupo por debajo del 80% en primera dosis, el de los 20-29 años".

No obstante, la titular de Salud sí ha destacado que la caída de la incidencia sí se nota ya en una menor presión asistencial. "En esta última quincena el descenso ya se ha trasladado de forma clara a los hospitales", ha enfatizado. Son 124 las personas hospitalizadas en este momento en la red de Osakidetza con COVID-19, 41 de ellas en la UCI en estado crítico. En planta, esta enfermedad supone el 2,66% de camas disponibles, cuando en otros momentos de la pandemia "se llegó al 14%, al 17% e incluso al 18%". La ocupación de la UCI es del 10%, cuando siempre se ha aludido al 35% como el umbral crítico. La edad media de los pacientes críticos en la última ola es algo menor que en otras (53,8 años) y su estancia media llega a 17,56 días. La mortalidad entre ellos es del 14,76%. "Estamos en el escenario 1 de los 5 que se definieron. La actividad quirúrgica es la habitual", ha sintetizado Sagardui.

Donostia, primera capital con semáforo verde

La escenificación de que la pandemia se contrae es que por vez primera desde que se crearon los semáforos de colores para alertas hay una capital en verde, esto es, en situación epidemiológica asumible. Donostia tiene una tasa de incidencia por debajo de 60, en concreto de 52. Bilbao está en 78 y Vitoria en 83. En todos los casos son sus niveles más bajos en catorce meses. Lekeitio sigue siendo el único municipio de más de 5.000 habitantes en alerta roja, aunque su caída de casos ya se aprecia. Tiene 581, aunque rozó la tasa de 1.000 hace pocas fechas. También solamente hay una localidad en alerta naranja, Ondarroa.

En cuanto a la campaña de vacunación, son 1.738.059 las personas con pauta completa, ya sea con una, con dos o con tres dosis. Son el 79,80% de la población y el 87,8% de los vacunables (mayores de 12 años sin contraindicaciones). Sagardui ha confiado en llegar al 90% esta semana. Son 345.280 las dosis disponibles en la semana en que se espera el cierre de los grandes vacunódromos para completar el proceso en otros espacios más reducidos.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
27 de septiembre de 2021 - 12:51 h

Descubre nuestras apps

stats