La portada de mañana
Acceder
Las leyes trans, 'mordaza' y de vivienda ponen a prueba el pacto de legislatura
¿Puede permitirse China abandonar de golpe la política de Covid Cero?
OPINIÓN | "¡Arriba las manos!, esto es un banco", por Esther Palomera

Euskadi retrasa dos meses la aprobación definitiva de la nueva ley educativa

El consejero del ramo, Jokin Bildarratz, con la ministra Pilar Alegría

El consejero de Educación, Jokin Bildarratz, ha confirmado este martes a preguntas de los periodistas que la presentación de la reforma de la ley vasca del ramo se retrasará al menos dos meses, de octubre a “finales de diciembre”. Después, el texto tendrá que ser tramitado por el Parlamento Vasco, que no tiene plazos máximos aunque la legislatura se agota en la primavera de 2024. Así, el titular de Educación no ha podido precisar en qué curso académico entraría en vigor. Como publicó este periódico, además, los primeros borradores manejan un plazo de hasta dos años para la implementación de algunos cambios.

El 90% del Parlamento Vasco refrenda las bases para la reforma educativa y el Gobierno promete la ley para octubre

El 90% del Parlamento Vasco refrenda las bases para la reforma educativa y el Gobierno promete la ley para octubre

Bildarratz ha querido presentar la botella medio llena, ya que inicialmente esta reforma estaba prevista para finales de 2023. Con todo, cuando la Cámara aprobó en abril las bases para el nuevo modelo educativo -apoyadas por los partidos de Gobierno, PNV y PSE-EE, y por las dos principales fuerzas de la oposición, EH BIldu y Elkarrekin Podemos-IU- el propio consejero prometió tener el proyecto de ley “en octubre”.

El retraso se debe a que el proceso de alegaciones abierto para agentes sociales, sindicatos o particulares no terminará hasta el 20 de octubre. Después, el Ejecutivo analizará esas aportaciones y redactará un nuevo articulado de la ley educativa, que será lo que se envíe a finales de 2022 a la Cámara después de los preceptivos informes jurídicos internos. “Pensábamos que iba a aprobarse en octubre. Pero hemos puesto plazos al proceso de escucha y ahora nos hemos marcado diciembre”, ha explicado Bildarratz.

“Si el primer borrador lo he conseguido a mediados de septiembre, malamente voy a llegar a octubre. Pero no es tanto un mes arriba y abajo. Lo que a mí me preocupa es ser leal al mandato del Parlamento. El 90% de los parlamentarios mandataron al Gobierno una línea de trabajo para los próximos 12 años. Y tengo que escuchar también lo que me dice la ciudadanía”, ha abundado Bildarratz, hablando en primera persona de la iniciativa legislativa.

El titular de Educación, en todo caso, ha querido matizar que “la ley no es un antes y un después”, ya que “hay otras 43 medidas que ya se están poniendo en marcha” sin necesidad de tener cambiada la ley y fruto también del pacto entre PNV, PSE-EE, EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU. Ha prometido que “en la matrícula del año que viene”, por el curso 2023/2024, “ya se adoptarán determinadas medidas”, entre las que ha citado políticas “contra la segregración” de alumnado de menor nivel socioeconómico o para la “gratuidad de los concertados”, si bien el cobro de cuotas en colegios privados financiados con dinero público lleva ya décadas prohibida. Ha mencionado, igualmente, un nuevo decreto para regular la elección y funciones de las direcciones de los centros. “La educación no es algo que se haga en dos semanas. La calidad se logra con trabajo de años”, ha señalado en euskera.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats