Euskadi ruega a quienes dan positivo en COVID-19 que no oculten sus contactos: "La identificación es clave. Es una cuestión de solidaridad"

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, con Beatriz Artolazabal y Bingen Zupiria

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha pedido "ayuda" este martes para concienciar a la sociedad de la importancia de no ocultar contactos a los rastreadores cuando se dirigen a las personas que han dado positivo en COVID-19. Sagardui ha transmitido su preocupación por una "sensación" generalizada en esa de red de seguimientos de casos, compuesta por unas 700 personas, de que los afectados no les facilitan la lista completa de personas con las que han estado, quizás porque "no se hayan cumplido estrictamente las normas" en todo momento. La consejera ha remarcado que los rastreadores no son policías y no "penalizan" esas circunstancias y que, por el contrario, necesitan todos los datos dado que "cada contacto que se quede fuera es un riesgo para el conjunto de la población" y más en un momento de riesgo claro de repunte como el actual.

Euskadi cancelará las citas cogidas 'online' para recibir AstraZeneca pero quienes llamaron por teléfono directamente no tienen que acudir

Euskadi cancelará las citas cogidas 'online' para recibir AstraZeneca pero quienes llamaron por teléfono directamente no tienen que acudir

Sagardui ha medido sus palabras y no ha hablado abiertamente de actuaciones deliberadas, pero sí de "cansancio" después de tantos meses de pandemia y de "una mayor prudencia a la hora de compartir información con los rastreadores". Ha puesto como ejemplo que de "seis u ocho" contactos de media se ha bajado a "cuatro". "Y luego resulta que había otros cuatro", ha lamentado. Es "de gran importancia" ofrecer toda la lista de personas implicadas aunque estén bien de salud y ello les suponga pruebas médicas y cuarentenas. "La identificación es clave. Es una cuestión de solidaridad", ha enfatizado la titular de Salud en un contexto en el que menos del 50% de los positivos totales se localizan mediante la trazabilidad de positivos anteriores, una barrera que se considera como un mínimo de eficacia de los equipos de rastreo. Este indicador ha ido cayendo décima a décima en los últimos días.

"No hay que perder el miedo al virus" ni tener la falsa sensación de que la situación epidemiológica es buena, ha remarcado Sagardui. De hecho, la de esta martes es la quinta jornada consecutiva con subida de la tasa de incidencia acumulada. Los ascensos son pequeños pero ya no excepcionales. Este indicador se halla en 203,25 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días -muy lejos del nivel 'óptimo', que sería 60- y cerca de lo que países como Italia consideran ya riesgo extremo y motivo de confinamiento, 250. A ello le acompaña un repunte claro en el R0 -que mide los casos derivados de cada infectado-, que sube a 1,13. Así, cada enfermo genera más de un caso de COVID-19, con lo que se está expandiendo de nuevo el Sars-Cov-2. Sagardui da por hecho que puede ser la antesala de un "cambio de tendencia", lo que supondría ya la quinta ola de la pandemia en Euskadi. En cuanto a la circulación de las nuevas variantes, por el contrario, la consejera ha dado a entender que la británica (técnicamente VUI/2020/12/01) ha bajado al entorno del 50-60% de los casos totales después de alcanzar el 65% el 7 de marzo y no hay datos de nuevos casos de las mutaciones originarias de Sudáfrica y Brasil.

Uno de los grandes problemas es que llegaría sin solventar la presión asistencial generada por la anterior escalada, la de después de Navidad. De hecho, la ocupación de la UCI no solamente no es menor sino que sigue al alza. Son 98 personas ingresadas con COVID-19, que ocupan el 31,21% de las camas totales disponibles en la red de Osakidetza. Sumados a los pacientes críticos por otras patologías, solamente quedarían libres el 23,25% de los puestos de intensivos. Son 322 los hospitalizados totales, 34 de ellos ingresados en las últimas 24 horas. Sagardui ha insistido en su mensaje de que la ciudadanía sea responsable y colaboradora en este momento crítico: "Cuantos menos contactos, menos transmisión, menos positivos, menos presión asistencial y menos fallecidos". Eso sí, no ha mencionado nada de aplicar nuevas restricciones una semana después de que se volviera a permitir la libre circulación dentro de Euskadi antes del toque de queda.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación.

Etiquetas
Publicado el
16 de marzo de 2021 - 13:31 h

Descubre nuestras apps

stats